Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

 

Benejúzar (en valenciano Benejússer) es un municipio situado en el sur de la provincia de Alicante, en la comarca de la Vega Baja del Segura.

 

De Benejúzar entresacamos algunas líneas de Madoz: “Antiguamente se hallaba SITUADA. en su huerta sobre la ribera izquierda del rio Segura; pero arruinado en 21 de marzo de 1829 por un fuerte terremoto, se fundó nuevamente en 1830 de orden del Gobierno en una llanura de su campo y al Sur de la márgen derecha de aquel rio, quedando todavia mas de 50 familias en su primitiva localidad...hay también una iglesia parroquial (Ntra. Sra. del Rosario), fundada en 1615, la cual está servida por un cura y un vicario, nombrado el primero por S.M. ó el diocesano, segun el mes de la vacante, y el segundo por el señor marqués de Algorfa, como sucesor de D. Juan Rosell y Roda que fundó la vicaria en 1756, pagándose de la heredad de Algorfa, que era una de las que formaban su pingüe mayorazgo, y en el centro de la plaza del nuevo pueblo se empezó otra iglesia de hermosa construcción, que todavía está por concluir». (*)

 

En la trama urbana planteada por J. A. Larramendi tras el terremoto de 1829, la iglesia ocupa un lugar dominante, situándose en una plaza elevada e independiente que se distingue de las alineaciones rectas de las calles circundantes. Se trata de un templo de ciertas dimensiones, con una planta rectangular cruciforme, nave única y presbiterio con remate recto. La factura constructiva apreciable en el exterior consiste en una fábrica de sillería en la que los elementos ornamentales se concentran en el pórtico de acceso. Aquí se plantea una composición adintelada de dos cuerpos significando la entrada. El alzado principal queda compuesto con dos torres que debieron ser simétricas, si bien el remate de una de ellas fue reconstruido a principios del siglo XX con la intención de diferenciarlo del primitivo, tanto en la forma como en los materiales. En el interior, la austeridad decorativa también lo es espacial, puesto que el conjunto se cubre con un techo plano decorado con pinturas. En los alzados interiores, austeros, apenas se señalan los capiteles de las pilastras que marcan el ritmo de los vanos. En el brazo del transepto está la capilla de la Comunión, donde se despliega una exuberancia formal especialmente visible en el altar. (**)

 

(*) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1846

(**) Guía de arquitectura de la provincia de Alicante.

 

 

Manolo Serrano, 21/02/2011

 

Manolo Serrano, 21/02/2011

 

Manolo Serrano, 21/02/2011

 

Manolo Serrano, 21/02/2011

 

Manolo Serrano, 21/02/2011

 

Manolo Serrano, 21/02/2011

 

Última actualización: 28/04/2017

 

Imagen Aleatoria

c00013m.jpg