Iglesia de la Natividad del Señor

 

«Orba. Así se llama una villa de 1518 habitantes, del arciprestazgo de Pego, con la categoría de curato de ascenso de segunda, cuya iglesia está dedicada a la Natividad del Señor, teniendo como anejo el caserío de Orbeta. A espaldas de la población se levanta un castillo, en el que se hicieron fuertes los moriscos, después de publicado el decreto de expulsión, cuyo castillo existía ya en tiempo de la dominación árabe, de cuya época se han encontrado, en excavaciones, interesantes objetos. La parroquia perteneció a Murla, de la que se separó en 1534 para erigirse en rectoría de moriscos, dándole como anejos Tormos e Ixber, cuyo nombre conserva todavía un valle. Después, por distar mucho Tormos, éste se anexionó a Sagra, dándole, en cambio, Benidoleig, que había sido de Ondara. Se llamó el primer párroco Esteban Ortolá. El señorió pertenecía al duque de Gandía. En tiempo del Beato Patriarca contaba 30 casas de cristianos nuevos. La actual iglesia se ha restaurado recientemente, adornándola con pinturas de Carlos Ruano. Es la Patrona Nuestra Señora de los Desamparados, en cuyo honor de celebran fiestas, lo mismo que a la Inmaculada, del 15 al 22 de octubre, con feria. [...]» (1)

 

«El topónimo Orba, proviene del árabe Ur-Obia cuyo significado es "lugar donde mana el agua desde la montaña". Aunque posiblemente su origen prehistórico bien pueda ser un asentamiento ibérico, UR-OBIA "lugar donde mana agua del fondo de la montaña", su historia enlaza, mucho tiempo después, con otro pueblo de origen berberisco, del grupo de los Masmuda -la tribu de AURABA, del norte de África- que se asentó en estas tierras tras la invasión árabe.

 

Durante los siglos de cultura islámica en los que se consolidó como un importante poblamiento de moriscos, se fue creando su economía basada en una meticulosa agricultura cuyas obras de infraestructura perduran todavía, así como en la transformación artesanal de sus productos.

 

A mediados del siglo XIII fue conquistada por Jaime I, rey de la corona de Aragón, quien la confió al caballero D. Alfonso Berenguer Mercey -año 1238- en gratitud por su ayuda en la reconquista. Las armas de su linaje figuran en el escudo heráldico de la villa.

 

Tras diversos traspasos y sucesiones, en el año 1476, fue vendida al Conde de Oliva, D. Francisco Gilabert de Centelles; y, a través de entronques familiares, a los Duque de Gandía, vinculados a la familia de los Borja, quienes por su parte enlazaron con otras familias castellanas.

 

En 1609, víspera de la expulsión morisca, que encontró en estas tierras su última resistencia, el valle de Orba contaba con 70 casas de cristianos. Ese mismo año, quedó completamente despoblada. Finalmente, después de repetidas instancias de la Corona insistiendo en la necesidad de repoblar, se va a proceder, el 9 de julio de 1611, a la firma de los capítulos de la Carta de Población, en la que se elaboró la distribución de los lotes y terrenos que cabría conceder a cada repoblador. La primera repoblación se hizo con vecinos de Pego y de Murla, la segunda con gentes mallorquinas.

 

A mediados del siglo XIX y tras largo pleito, fue desvinculada la Villa de Orba, del Señorío.» (2)

 

La iglesia es citada por Madoz: “...iglesia parroquial (El Nacimiento del Señor) de entrada servida por un cura de provision ordinaria”. (3)

 

«Edificada sobre el solar de la antigua mezquita, fue ligeramente reformada a mediados del siglo XIX. El aspecto que actualmente presenta se debe más bien a las obras de restauración y ampliación llevadas a cabo en 1917 en las que fue decorada por el insigne pintor de esta villa Carlos Ruano Llopis. Destaca el medio-punto que con el titulo de "La Profecía de Abraham" logró salvarse en 1936 y continúa presidiendo el frontispicio del Altar Mayor.

 

La Torre-campanario está datada de mediados del siglo XIX, es de base cuadrada y forma cuadrangular y combina la sillería caliza de las esquinas con la tosca amarillenta del último cuerpo. Aloja en el último cuerpo, tres campanas, que por orden de antigüedad son, "La grosa" llamada "Santo Tomás de Villanueva" que con 729 Kg de peso se colocó en 1917, "La menuda" con el nombre de "Natividad del Señor" colocada en 1941 y de 198 Kg., y "La mitjana" regalada a la Parroquia en 1978 por D. Ángel Martínez Doménech de 422 Kg.» (2)

 

«A la entrada del Valle de Laguar por la parte del mar, en el valle del río Girona, Orba era una alquería musulmana, un "lugar de donde brota el agua desde la montaña" (4), que, tras la conquista de Jaime I, fue concedida por el rey al caballero Alfonso Berenguer Mercey. después pasaría a manos de los condes de Oliva y de los duques de Gandía.

 

Su situación estratégica la convirtió en uno de los centros neurálgicos en la guerra de Mellini (5). Sus vecinos se rebelaron contra la expulsión y prácticamente todas las 30 casas (otras fuentes afirman que son 70) (6), quedaron deshabitadas después de 1609. Tenemos carta de población del 9 de julio de 1611 para vecinos de Pego y Murla. Posteriormente vendrían, también, repobladores de las Islas Baleares.


Eclesiásticamente pertenecía a Murla hasta 1535, año en que se erigió en rectoría de moriscos, con los anexos de Orbeta (actualmente un arrabal con centro de culto y muy populares fiestas al Santo Cristo en el mes de julio), Tormos y el desaparecido Isber. En algún momento perdería el anexo de Tormos, y en cambio ganaría el de Benidoleig. Otras fuentes indican que formó parte de la rectoría de Ràfol, pero dudamos de la exactitud de esta información.


La iglesia parroquial se edificó sobre el solar de la antigua mezquita, pero no conocemos la fecha precisa. Probablemente, el templo actual se construiría en el siglo XVIII. Sí sabemos que a mediados del siglo XIX, en el tiempo de la construcción del campanario, se llevó a cabo una reforma importante. En 1917, la iglesia se restauraría y ampliaría significativamente.» (7)

 

(1) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(2) Ayuntamiento de Orba.

(3) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849.

(4) Este sería, etimológicamente, el significado del término Ur-Obia, del cuual derivaría “Orba”. Pero creemos que esta etimología, que dan algunos autores, es más poética que real.

(5) Ahmed Sequien Al-Mellini, molinero de Guadalest, elegido como caudillo por los moriscos que se rebelaron contra el decreto de expulsión de 1609.

(6) Sin duda, como en otros casos, por la forma de contabilizar únicamente el núcleo de población o añadirle las casas aisladas.

(7) Monumenta archivorum Valentina, XI. Facultad de teología “San Vicente Ferrer”. Inventari dels arxius parroquials de la Marina Alta. Valencia 2010.

 

 

Manolo Serrano, 05/06/2011

 

Manolo Serrano, 05/06/2011

 

Manolo Serrano, 05/06/2011

 

Última actualización: 29/05/2017

 

Imagen Aleatoria

c10093m.jpg