Iglesia de Santa Ana

 

«A once kilómetros de la mar y limitando con Benimeli, Beniarbeig y Benidoleig, se encuentra Sanet y Negrals, municipio formado por dos núcleos de población separados por el Barranquet y situados a los pies del monte Segaria, junto al río Verger. Posiblemente, el primer poblamiento que se pueda considerar como tal, lo encontramos en el siglo XV en Negrals. Aunque en realidad la primera constancia segura de su existencia es del siglo XVI. Se trataba de un caserío, propiedad de un señor feudal, que estaba habitado por un par de familias moriscas. El mote de sus habitantes, los Negros, se atribuiría el nombre de Negrals. Años después, a finales del siglo XVI o comienzos del XVII, y al otro lado del barranco que enfrentaba el caserío, se construyó un segundo grupo de viviendas para otra familia morisca. Dice la tradición que llegó a este caserío una joven morisca denominada Zeneta ... Zenete es el nombre que le da Escolano (1) en el siglo XVII, procedente, muy posiblemente, de la familia árabe de los Zenetes (como otros pueblos de la Comunidad Valenciana con el nombre de Adzeneta).


Según las fuentes consultadas, en algún momento Sanet y / o Negrals fueron propiedad de la corona de Aragón,
de los Sandoval y Rojas, los Fernández de Córdoba, de la orden de Santiago y de los Pascuales de Oliva. Pasaría a la corona de España en 1804. En realidad el territorio que con el tiempo sería Sanet y Negrals, formaba parte del marquesado de Dénia desde 1475, al tiempo del nombramiento de su primer marqués, Diego Gómez de Rojas y Sandoval.


En 1534 Ráfol de Almunia, anexo de la parroquia de Dénia, se convirtió en vicaría perpetua, mediante facultad del emperador Carlos I y bula del papa Clemente VII. Al mismo tiempo, Sanet y Negrals pasaron a ser anex
os de Ràfol. En 1574 las vicarías perpetuas del marquesado, anexas aún de Denia, se erigieron en curados independientes. Pero, en realidad, por lo que respecta a Sanet y Negrals, el anexo sería una pura ficción jurídica. Al tiempo de la expulsión de los moriscos -1609- Sanet contaba únicamente con 17 vecinos cristianos nuevos y Negrals con 12. Otras fuentes consultadas nos dan un total de 8 casas para las dos poblaciones. En todo caso, quedaron totalmente deshabitadas.

 

Tras la expulsión, los caseríos recibieron carta puebla junto con Orba. Negrals fue repoblada con familias de Pego y de la comarca; Sanet con castellanos. Durante el Trienio Liberal (1820-1823) ambos pueblos se unieron formando un único municipio con el nombre de Unión Legal. Se volverían a separar para reunificarse de nuevo y definitivamente en 1834, con el actual nombre de Sanet y Negrals. Alrededor del 1800 contaban los dos núcleos de población conjuntamente con 415 habitantes, 436 en 1910 y poco más de 600 en la actualidad.


No conocemos la existencia de ninguna ermita o lugar de culto hasta el siglo XVIII, cuando fue edificado el templo parroquial de Santa Ana, en Sanet. La ermita del Cristo
se erigiría en Negrals. Ambas poblaciones formaban una sola parroquia. Se dice que la celebración de procesiones parroquiales, por causa de rogativas o fiestas, la comitiva litúrgica salía de Santa Ana y, al llegar al Barranquet, límite de los dos pueblos, el alcalde de Sanet que marchaba en la procesión, entregaba el bastón de mando al alcalde de Negrals. Éste lo devolvía al de Sanet una vez la procesión cruzaba de nuevo el Barranquet para finalizar en el templo parroquial.

 

Las obras del templo comenzaron a mediados del siglo XVIII y su primera advocación fue la del Niño Jesús. La iglesia contaba, inicialmente, con dos capillas; después se construyó una tercera capilla, donde estaba la Inmaculada. Entonces recibió el templo el nombre de Nuestra Señora y San Lorenzo. A mediados del siglo XIX cambiaría la advocación por la actual de Santa Ana. Es en ese momento cuando se construyó el campanario y una cuarta capilla.


El templo estuvo cerrado durante la Guerra de 1936 y se quemaron algunas imágenes. En 1937 se derribaron dos campanas para fundirlas, pero no se llevó a cabo la operación; al finalizar la Guerra se encontraron las campanas en los muelles del puerto de Valencia y se repusieron en 1943. En 1954 se hicieron obras para dar una mayor altura al campanario y se cortó el retablo del altar mayor.» (2)

 

Según Sanchis y Sivera: «Sanet, Cenet, Cenete, Zenete, Zaneta. Así se llama un lugar de 495 habitantes, que es ayuda de primera de Ráfol de Almunia, y tiene por titular a Santa Ana. En tiempo del Beato Patriarca contaba con ocho casas de moriscos, que quedaron deshabitadas por la expulsión, volviendo a repoblarse en 1610. Fué también anejo de Sagra, y hoy tiene como tal a Negrales. Pertenecía a la Encomienda de Santiago. […] Negrals, Nagral, Negrán. Era en tiempo de los árabes un “rahal” (3) que D. Jaime dió a Raimundo de Villamarí, juntamente con varias tierras, el 16 de mayo de 1248: hallábase en el término de Sagaria, y es hoy anejo de Sanet. Pertenecía a Denia, y al erigirse Ráfol de Almunia en rectoría de moriscos, se le dió por anerjo, constando entonces de 18 casas de moriscos. Después de la expulsión quedó desierto el lugar, repoblándose por escritura que otorgó su señor D. Jaime Pascual, en 31 de agosto de 1611, con vecinos de Pego. Son muy curiosos los tratos con que se concede la repoblación. Cada uno de los nuevos pobladores tendría casa y ciento ochenta hanegadas de tierra, parte de ella de regadío. Por la casa pagarían un censo de treinta reales anuales, y de todas las cosechas el tercio de lo que quedase, pagados diezmos y primicias. El señor tenía interés en que prosperase la cosecha de la seda, y obligaba al colono a plantar una morera cada año, lo mismo que se hacía respecto a la almendra, pues exigía que cada año se criara una nueva planta: eran las dos mejores cosechas. Los nuevos habitantes y sus sucesores habían de tener en Negrals “son domicili y cap major”. Últimamente tuvo el señorío el marqués de Almunia. Los labradores que repoblaron el lugar, se llamaban: Miguel Sanchis, Miguel Peris, Miguel Puig, hijo de José; Juan Tamarit, Francisco Sastre, hijo de Francisco, y Jaime Domínguez.» (4)

 

«La sierra de Segaria, a la falda de la cual se encuentra el pueblo de Sanet, es rica en restos arqueológicos. Además del poblado íbero son importantes los restos de la Cueva Bolumini, los restos de las terrazas de los árabes y los restos de lo que fue la suntuosa casa del príncipe árabe Abd-El-Melichi Almuzafar, conocidos como "La Silla del Rey Moro" (La Cadireta del Rei Moro).

 

En época cristiana este castillo fue administrado desde 1257 por En Carroz, señor de Rebollet. Se consideró un bastión importante contra los insurrectos moriscos de la época del Al-Azrach, pues fue uno de los castillos que Jaime I ordenó que fuera avituallado convenientemente en previsión de un ataque moro.

 

Como curiosidad cabe destacar que el primer registro escrito de la utilización del término "lengua catalana" hace referencia a este municipio. Se trata de la cesión de los sitios de Sagra y Sanet a la Orden de Santiago, firmado por el notario Bernat Soler el 17 de septiembre de 1341 (Archivo Histórico Nacional, Órdenes Militares, Uclés, Sagra y Sanet, carpeta 307, núm. 6).

 

En 1570 fue adquirido el Lugar de Negrals por D. Lorenzo Merita, primer señor de Merita, durante el reinado de Felipe II.

 

La expulsión de los moriscos afectó enormemente al estatus de los que, por aquel entonces, eran pueblos independientes. Como consecuencia de la disposición de las Cortes de 1626 el pueblo de Negrals perdió su condición de pueblo. En esta disposición se establecía que los pueblos afectados por la expulsión de los moriscos que no consiguiesen atraer suficientes repobladores perderían su condición como tales. A raíz de estos acontecimientos, los señores Pascual, hidalgos de Oliva a los que pertenecía el pueblo desde antiguo, perdieron las competencias jurisdiccionales en favor del marqués de Denia. A diferencia de lo acontecido con el pueblo de Negrals, los pueblos de Sagra y Sanet sí consiguieron atraer suficientes repobladores y pudieron mantener su estatus. Los cristianos viejos que repoblaron estos lares provenían de pueblos cercanos, tales como Penáguila, Oliva y Pego, y de zonas más distantes como Cataluña y Mallorca.» (5)

 

La iglesia es citada por Madoz: “...la iglesia (El Nacimiento de la Virgen y San Lorenzo) aneja de Ráfol de Almunia, de cuya parr. son feligreses”. (6)

 

«Construida en tres etapas, las dos primeras entre la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX y la tercera entre los años 1859 y 1861, en la cual se añadió la primera nave actual del templo y se construyó la primera fase del campanario al que en el siglo XX se repara la torre y se añade una planta más. (7)

 

(1) Gaspar Juan Escolano, eclesiástico, historiador y arabista. Valencia 1560- Valencia 1619.

(2) Monumenta archivorum Valentina, VII. Facultad de teología “San Vicente Ferrer”. Inventari dels arxius parroquials de la Marina Alta. Valencia 2006.

(3) Rahal, rafal, raal o real (del árabe andalusí رحال raḥāl, y éste del árabe clásico رحل raḥl, "punto de acampada") designa, en el contexto histórico y geográfico de al-Ándalus, a las explotaciones agrícolas de carácter familiar de menor extensión que las alquerías.

(4) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(5) Wikipedia.

(5) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849.

(7) Ayuntamiento de Sanet y Negrals.

 

 

Manolo Serrano, 05/06/2011

 

Manolo Serrano, 05/06/2011                                                           

 

   

Manolo Serrano, 05/06/2011                                                                       Manolo Serrano, 05/06/2011

 

Última actualización: 11/01/2018

 

Imagen Aleatoria

c00205.jpg