Ermita de San Antonio Abad

 

Ermita situada en el barrio del mismo nombre, al sureste, en la cercanía del antiguo camino de Alicante.

 

Sobre sus orígenes tenemos la cita de Ibarra y Ruiz: “...y de algunas ermitas en el campo, como la de San Antonio que era, (la primitiva) del año 1438...”. (1)

 

«...En el Cabildo del 10 de octubre de 1560, el Consejo, en pleito con el obispado de Cartagena, proclama que la ermita fue fundada y construida por voto y orden de dicho Consell por lo que los Jurados del mismo pueden, como patronos de la ermita, elegir y poner persona que tenga cargo de la administración de ella. Fueron reconocidos los derechos y como la ermita estaba en mal estado se acordó repararla.

 

De 1565 a 1630, aparecen varios nombramientos de ermitaño, alternando con indicaciones, en 1590 y 1656, de que se reparase, lo que parece indicar que la ermita iba deteriorándose. Según Ramos Folque, no siendo suficientes las reparaciones, los vecinos de Elche se vieron obligados a derribarla y construir una nueva y mayor en 1605. A esta nueva ermita corresponde la descripción de Montesinos, para cuya construcción dio licencia el Ilmo. Señor Dn. Andrés Balaguer, Obispo de esta Diócesis.

 

Durante los siglos XVII y XVIII la ermita tuvo un importante florecimiento, por la gran devoción que tenía el pueblo a este santo. La ermita, tuvo mayordomos, ermitaño y rentas suficientes cuyos sobrantes se dedicaban al hospital. Cuando se lee la descripción completa de Montesinos, se aprecia que se trataba de un templo notable, con capillas entre contrafuertes, antecedente de las reformas del sínodo de 1631 del Arzobispo Aliaga. El Gremio de Cordeleros y Alpargateros eligieron a San Antón por su Patrono el 23 de mayo de 1684. Más tarde, el siglo XIX, no empezó tan halagüeño. En 1810 fue punto elegido para Hospital; en 1818, tenía destrozos por la Guerra de la Independencia, que en 1836 habían convertido en ruinas lo que quedaba de tal manera que en 1849 se acuerda demoler la portada.

 

Ya en la segunda mitad del siglo, en el Cabildo del 18 de junio de 1862, se acuerda su reedificación sobre los cimientos de la anterior, siendo costeada por vía de limosnas por los vecinos y labradores de la villa; en el Cabildo de 10 de diciembre de dicho año se provee de Altar, campana y otros objetos, y es bendecida el 17 de enero de 1863. La nueva ermita es, probablemente, la que existe en la actualidad. En 1936 fue saqueada y quemada, reparada posteriormente. La última reforma se ha realizado a partir de 1991 según Proyecto de Restauración de la arquitecto Margarita López Bru.

 

La ermita, rodeada de huertos de palmeras, es un edificio exento con muros y contrafuertes de mampostería y cubierta, probablemente sobre cerchas, a dos aguas, rematada con teja plana. La fachada, orientada a poniente, es pentagonal con el ángulo superior del hastial truncado por la espadaña; ésta, tiene perfil superior mixtilíneo, hueco en arco de medio punto, aloja campana y es rematada con pináculos y cruz de hierro. Puerta con vano en arco rebajado, hoja revestida con chapa claveteada y, sobre ella, ventana rectangular. Revestimiento de yeso blanco y zócalo gris.

 

La planta, de una sola nave, rectangular, mide 11 por 5,50 metros; tres pares de pilastras con capiteles simples, señalan cuatro tramos; una moldura separa la parte alta donde se abren las ventanas y se apoya el techo plano. El presbiterio presenta forma poligonal, tiene retablo con hornacina para San Antonio Abad...». (2)

 

«...En 1649, la ermita de San Antón dependía de la parroquia de Santa María...». (3)

 

(1) Pedro Ibarra y Ruiz. Historia de Elche. Alicante, 1895.

(2) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(3) Carmelo García del Valle. La Iglesia en Elche. Patronato Histórico Artístico Cultural D'Elig. Nuestra Tradiciones. Tomo VIII.

 

 

Google, 2013

 

Manolo Serrano, 30/11/2011

 

Manolo Serrano, 30/11/2011

 

Manolo Serrano, 30/11/2011

 

Manolo Serrano, 30/11/2011

 

Última actualización: 30/05/2020

 

Imagen Aleatoria

c13177m.jpg