Capilla del Balneario de Aguas

 

El Balneario se encuentra situado a un kilómetro aproximadamente de la localidad de Aguas de Busot. Su historia no es conocida con mucha precisión cronológica, si bien las propiedades de las aguas ya fueron descritas en crónicas romanas y musulmanas.

 

El documento más antiguo conocido es un privilegio firmado el 30 de noviembre de 1596, dando la propiedad de las aguas a la ciudad de Alicante, que ostentaría hasta 1816.

 

El edificio principal que actualmente se conserva, fue construido en 1838 por el ingeniero y arquitecto Pedro García Faria, mientras el Conde de Casa Rojas embellecía los terrenos adyacentes con pequeñas casas alejadas del balneario para quienes no quisieran estar cerca del bullicio.

 

Posteriormente, empezaría un conflicto entre el Ayuntamiento de Alicante, la familia del Marqués de Bosch y el Conde de Casa Rojas. Hasta el año 1865 no se resolvería el litigio, reconociendo el Juzgado de Jijona al Conde de Casa Rojas como legítimo propietario.

 

Junto a las casas que edifico su abuelo en 1844, el Conde de Casa Rojas, don José, levantó en 1865, dos edificios, uno para los clientes menos acomodados y otro (Hotel Miramar) para los clientes más pudientes.

 

En uno de los cuerpos del edificio del Hotel Miramar se hallaba el espléndido casino, con sus gabinetes de lectura, tresillos, billares. Además había un magnífico salón de fiestas capaz para 800 asistentes. Existían grandes comedores con vistas al mar, bodegas y cocinas renombradas, habitaciones de gran lujo, alumbrado por electricidad y demás accesorios propios de un establecimiento de primer orden. Su esplendor duró hasta mediados de la década de 1920, momento en que se inicio el declive que abocó al cierre en 1930.

 

Años después, en 1936, fue adquirido por el Estado, convirtiéndose en un Preventorio Nacional Infantil, destinado al tratamiento de niños afectados por la tuberculosis. Erradicada en España esta enfermedad, en los años 60, el edificio y sus instalaciones fueron abandonados. En los años siguientes, y hasta el momento presente, se han buscado multitud de utilidades; residencia militar, hospital, Hotel y nuevo Balneario, pero ninguna se ha llevado a cabo, encontrándose el conjunto en estado de total abandono y, evidentes síntomas de deterioro; han desaparecido gran número de edificaciones, entre las que hemos de citar la emblemática capilla.

 

El espacio situado frente a la entrada principal, conformaba una amplia plaza delimitada por edificaciones de diversos usos y, en el eje principal, centrando la plaza, la capilla de la que desconocemos su advocación (*). Actualmente, los únicos vestigios de lo que fuera la capilla, se reducen a una pequeña hornacina (incompleta) y, lo que pudieran ser restos del altar.

 

(*) Probablemente esta capilla o ermita podría tratarse de la denominada “Ermita del Nacimiento de Cristo Señor Nuestro”.

 

 

 

Manolo Serrano, 25/06/2012

 

 Manolo Serrano, 25/06/2012

 

 Manolo Serrano, 25/06/2012

 

Capilla del Balneario. Postal reproducida por Mateo Gamón. Memoria Gráfica de Alicante y comarca.

 

Capilla del Balneario. Archivo Información

 

Altar de la Capilla. Autor de la fotografía y fecha, desconocidos.

 

Portada de la Capilla. Autor de la fotografía y fecha, desconocidos.

 

Solar ocupado por la Capilla del Balneario. Manolo Serrano, 25/06/2012

 

 Lo que en su día fue el Altar mayor de la Capilla. Manolo Serrano, 25/06/2012

 

Última actualización: 13/04/2017

 

Imagen Aleatoria

c01595.jpg