Ermita de la Divina Aurora

 

Refiriéndose a Benejama, Madoz nos hace la siguiente descripción de la primitiva ermita de San Juan Bautista, antecedente de la ermita de Nuestra Señora de la Aurora y del nuevo templo dedicado a San Juan Bautista: «Tiene iglesia que fundada en 1774 en clase de vicaria aneja á la de Biar, fue erigida en parroquia en 1777, la cual se halla en la actualidad servida por un cura de provisión ordinaria y un vicario. Son sus anejos en este orden los pueblos de Campo y Cañada, en los que se establecieron 2 vicarias en el año 1801. El templo que ha servido hasta hace pocos año de parroquia no era mas que una ermita dedicada á San Juan Bautista: pero el 9 de noviembre de 1841 se verificó la bendicion é inauguracion del nuevo templo, con la advocación que tenía la ermita, el cual por su capacidad, elegancia y solidez merece una particular mención. Tiene dos torres en su frontispicio, un atrio espacioso, prolongándose en tres cuerpos ó naves con un estenso crucero, dando cabida luego á un grande presbiterio, capilla de comunion, trasagrario, sacristía, rematando el edificio con una media naranja de hermosas proporciones. La ermita que antes sirviera de parroquia, tiene ahora por titular á Ntra. Sra. de la Aurora, de grande veneración en el pueblo, fuera del cual se encuentra un cementerio regular.» (1)

 

La devoción a la Divina Aurora comienza en el siglo XIX, según esta tradición: «Un 23 de junio de las primeras décadas del siglo XIX, regresaban a Benejama, desde Madrid, varios miembros de la familia Vera, vecinos de esta población de Benejama. Cuando atravesaban La Mancha el carruaje se vio sorprendido por una tormenta de lluvia y pedrisco, desbocándose los caballos. En esta situación tan angustiosa se aclamaron a la Virgen María, cesando la tormenta, mientras veían aparecer lo que los científicos conocen como aurora boreal, por cuya razón hicieron voto de venerarla con el título de Virgen de la Aurora, siendo entronizada en un oratorio particular hasta el año 1841 en que fue trasladada a la antigua ermita de San Juan». (2)

 

«La ermita debió ser reformada para este evento, y, posteriormente, a principios del siglo XX y después de la Guerra Civil, en 1945.

 

Edificio entre medianeras, la fachada, orientada a media día, forma una unidad con los edificios colindantes. La portada se configura por dos pilastras con basa y capital jónico, entablamento y tímpano partido; sobre ella se repite el mismo conjunto alrededor de una hornacina con imagen de la Divina Aurora y, finalmente, se repite el esquema en la espadaña con la variedad de que el tímpano no es partido, se apoya lateralmente en sendos estribos y corona con cruz de piedra. La planta de nave única rectangular, con pilastras adosadas. Entablamento en todo el perímetro, en cuya cornisa y arcos perpianos, se apoya la bóveda de cañón. Tiene un púlpito al que se accede por un hueco que orada el muro. El presbiterio, elevado un escalón, se cubre con cúpula sobre pechinas y aloja un templete redondo con zócalo de mármol y seis columnas que mantienen una cúpula. Este templete contiene la imagen de la Divina Aurora, cuya talla se debe al escultor valenciano José María Ponsoda. (La anterior, destruida en 1936, era, al parecer, de Antonio Esteve Romero, nieto de José Esteve Bonet, el célebre imaginero valenciano).» (3)

 

(1) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1846.

(2) Andrés de Sales Ferri Chulio. Imaginería Patronal destruida en la Comunidad Valenciana durante 1936. Sueca, 1999

(3) Ramón Candelas Orgilés. Las Ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

 

 

Manolo Serrano, 30/06/2012

 

Manolo Serrano, 30/06/2012

 

Manolo Serrano, 30/06/2012

 

Manolo Serrano, 30/06/2012

 

Manolo Serrano, 30/06/2012

 

Última actualización: 10/07/2015

 

Imagen Aleatoria

c10111m.jpg