Ermita de El Conjurador

 

Ermita desaparecida en la actualidad localizada en la ladera Oeste del Castell de Banyeres de Mariola, sobre el talud de la calle Reconquista en una de las esquinas, de la que sólo quedan unos restos que configuran el arranque de los muros de piedra de mampostería, sobre cimentación de las mismas características que, en su día, configuraron la construcción.

 

Concebida en origen para su advocación a Sant Jordi, se emplazaba, como se dice anteriormente, en la ladera e inmediaciones del Castillo de Banyeres de Mariola, en el lado occidental del núcleo histórico. Era, sin duda, la ermita más antigua de Banyeres, como se deduce por su situación, por lo que su construcción puede situarse entre finales del siglo XIII y el siglo XV.

 

Según testimonio fotográfico puede asegurarse que a finales del siglo XIX o a principios del siglo XX todavía estaba en pie.

 

Esta ermita se denomina también de “El Conjurador” por la facultad que tenía el Santo de conjurar tormentas y males ante los ruegos de la población congregada en torno a su imagen. Esta costumbre se ha conservado hasta hace poco tiempo en que, derruida ya la ermita, se traía de la iglesia parroquial la imagen de un San Jorge infante, llamado “El Vellet”, antiguo titular de la ermita, y se colocaba sobre las ruinas para hacer las rogativas. (*)

 

(*) Ayuntamiento de Bañeres y Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004

 

 

Imagen reproducida de un cartel informativo del Ayuntamiento de Bañeres.

 

Únicos vestigios de la ermita. Catálogo de bienes y espacios protegidos.  Ayuntamiento de Bañeres.

 

Última actualización: 27/04/2017

 

Imagen Aleatoria

c07014m.jpg