Ermita de San Luis Beltrán (Els Massos de Capaimona)

 

En el término municipal de Tollos se encuentra un núcleo de población, actualmente deshabitado y, otrora, constituido por dos grandes masías. Conocido como Els Massos de Capaimona, el acceso al lugar conlleva algunas dificultades; partiendo de Tollos en dirección Beniaia, a unos dos kilómetros a la derecha sale una pista forestal; siguiendo este camino, pasados dos kilómetros, existe un desvío a la izquierda que, tras otros dos kilómetros, aproximadamente, nos conducen a un gran llano donde sobresalen las dos grandes masías.

 

Continuamos con la descripción del lugar, extraído de la web: http://www.auntirdepedra.com/ «Las masías son los restos de un antigua aldea y masía del término de Tollos (el Comtat), antiguo lugar de moriscos donde habitaban 13 familias en 1602, anexado en 1535 en Alcalá de la Jovada y adscrito a la parroquia de Benimassot, de los marqueses de Guadalest, y del que todavía hay ruinas y los restos de una posible mezquita. Nos encontramos ante dos masías con aljibe, molino y una capilla derruida bajo la advocación de San Luis Beltrán; unas construcciones situadas en medio de un pequeño y frondoso valle donde los colonos producían trigo, cebada, vino y lana. El último habitante de las masías fue el tío Sebastián, un hombre que según la leyenda atormentó a su familia hasta el punto de provocar la muerte de la mujer, la huida del hijo y el suicidio de éste, que se colgó de una viga de la casa».

 

Madoz (*) se refiere a este lugar:CAPAIMONA: pequeña aldea de la provincia de Alicante, partido judicial de Concentaina, término jurisdiccional de Tollos: SITUADA al N. de este pueblo á la distancia de 1 legua con 2 CASAS, á propósito para las labores del campo, y una ermita arruinada bajo la advocación de San Luis Beltran”. (*)

 

También lo cita Sanchis y Sivera: «Capaimona, Capaymona, era un poblado del valle de Ceta, con nueve casas de moriscos, que en 1535 se anexionó a Jovada, y que al erigirse la parroquia de Benimasot, en tiempo del Beato Juan de Ribera, se le asignó por anejo, ordenándose decir en él Misa los días festivos, para lo que debía construirse una iglesia. Tuvieron el señorío los marqueses de Guadalest. La ermita que había, y que fué, sin duda, edificada muy posteriormente, estaba dedicada a San Luis Beltrán. Hoy se cuenta como despoblado.» (**)

 

(*) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849.

(**) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

 

 

Manolo Serrano, 16/08/2012

 

Manolo Serrano, 16/08/2012

 

Manolo Serrano, 16/08/2012

 

Manolo Serrano, 16/08/2012

 

Manolo Serrano, 16/08/2012

 

Manolo Serrano, 16/08/2012

 

Manolo Serrano, 16/08/2012

 

Manolo Serrano, 16/08/2012

 

Manolo Serrano, 16/08/2012

 

Última actualización:17/06/2017

 

Imagen Aleatoria

c09831m.jpg