Iglesia de San Juan Bautista

 

«[...] Habitados todos estos valles por moriscos, Beniardá, que constaba de 25 casas, fué erigida en rectoría en 1535, y desmembrada de Guadalest, a cuya parroquia pertenecía, con los lugares de Benifato, Adzaneta, Benihalet, Benichays, Maurar, Benimuça y Benicacin: su rector celebraba dos misas los días de fiesta y domingos, una en Beniardá y otra en Benifato, a la que acudían los fieles de los caseríos mencionados y además el de Morescas, que constaba de quince casas, formando la parroquia un total de 83 casas. Muchos de estos lugares han desaparecido, pero se conservan sus nombres en partidas y el llamado “dels fosars”, donde eran enterrados sus vecinos difuntos. Igualmente se conserva el nombre de una partida llamada “Mezquita”, sin duda por haber existido allí una en tiempo de la dominación mahometana.

 

Carecemos de noticias acerca del primer templo parroquial, pues la actual iglesia se construyó después de la expulsión de los moriscos, la que se inauguró en 1612, constando el nombre del que recogió las limosnas y del rector que celebró la primera misa, que era el del Castell y Marquesado. Desde 1613 existen los “Quinque Libri”, y al principio parece que los rectores de Alfabra o Confrides regentaban la parroquia. La iglesia tiene crucero, y posee algunas imágenes del siglo XVII, tales como la Virgen del Rosario, San Ramón, Nuestra Señora de los Dolores, restaurada en 1917, y algunas otras. El titular es San Juan Bautista [...]» (1)

 

Los orígenes de Beniardá se remontan al establecimiento de una alquería musulmana que, después de la ocupación de la zona por los cristianos, continuó manteniendo su población árabe, que en el momento de su expulsión en 1609 era de poco más de 200 habitantes. En 1612 obtuvo parroquia propia y en 1637 se independizó de Guadalest.

 

La iglesia de San Juan Bautista es citada por Madoz: «y una parroquial dedicada á San Juan Bautista, de la cual es aneja la de Benifato, y se halla servida por un cura de provisión del diocesano». (2)

 

Templo que data del siglo XVIII (3) de planta rectangular y nave única con capillas laterales entre contrafuertes. El transepto se produce mediante el vaciado de las capillas laterales, ofreciendo un espacio de pequeña profundidad frente a su gran anchura. La nave central y el altar se cubren con bóveda de cañón, el crucero con bóveda vaída y las capillas laterales con cúpulas de planta circular. El altar se compone mediante un motivo palladiano y a él se abre lateralmente la tribuna. La fachada está constituida por un paño blanco desornamentado en el que destaca el arco de medio punto del acceso, con sus dovelas y sillares recortados en el enlucido blanco; sobre él se sitúa un único cuerpo. En un lateral aparece la torre de planta cuadrada de dos cuerpos, rematada con un tercero de volumen cilíndrico que da paso a una pequeña cúpula coronada con una linterna. (4)

 

(1) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(2) Pascual Madoz. Diccionario geográfico, estadístico, histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1846.

(3) Otras fuentes lo sitúan en el siglo XVI.

(3) Guía de arquitectura de la provincia de Alicante.

 

 

    

Ajuntament Beniardà                                                                                        Manolo Serrano, 01/10/2012    

 

Manolo Serrano, 01/10/2012

 

Última actualización: 28/04/2017

 

Imagen Aleatoria

taking_notes.jpg