Ermita de la Virgen de los Desamparados

 

La primitiva ermita es citada por Madoz: “...2 ermitas bajo la invocación de la Virgen de los Desamparados y San Antonio Abad. (1)

 

Tambien la nombra Sanchis y Sivera, aunque se refiere a ella como “capilla: “Existen las capillas de San Antonio Abad, Santo Tomás de Villanueva, Nuestra Señora de los Desamparados, que es la Patrona, en cuyo honor se celebran fiestas el segundo domingo de mayo y días anterior y siguiente”. (2)

 

Según Solbes Calbo (3): “El 25 de febrero de 1763, Marina Alonso, residente en Játiva, donó al pueblo de Muro un pedazo de tierra de secano, en la partida Les Basetes del Graféll, para que se construyera un hospital o albergue para los pobres de la localidad y transeúntes. En 1769 ya estaba terminada la ermita y el 14 de mayo, festividad de la Virgen, fue bendecida solemnemente la imagen, por el cura párroco, José Casanova, en la vieja iglesia parroquial [...] Seguidamente se trasladó en procesión la primitiva imagen de Tomás Molins, a la ermita”.

 

«A los ocho años de construida la ermita, se procedió a iniciar las obras del templo actual. El 11 de mayo de 1777 se colocó la primera piedra en el terreno que donó Miguel Conejero y Alonso, hijo de la donante del solar donde se construyó la anterior ermita y albergue. Pero estando la iglesia de San Juan Bautista en construcción, el arzobispo de Valencia, D. Francisco Fabián y Fuero, prohibió, “bajo pena de excomunión”, que se continuara la obra del nuevo templo de la Virgen mientras no se construyera el de San Juan Bautista. Terminado éste, el 2 de abril de 1849, se levantó la pena de excomunión el día 5 de mayo de ese año y, a los pocos meses, el 5 de agosto, se reanudaron las obras del futuro templo que sería inaugurado solemnemente el 12 de mayo de 1860. La imagen de la Virgen se trasladó desde la parroquia a su nuevo templo.

 

Edificio de notables dimensiones. La fachada, orientada a mediodía, está realizada con sillares y es de estilo neoclásico herreriano. Puerta con dintel, óculo en el centro y frontón triangular con cruz de piedra sobre el vértice y, a cada lado, sendas espadañas con huecos en arco de medio punto.

 

Planta de cruz latina con capillas entre los contrafuertes y crucero. La nave mide 26,13 por 15 metros. A los pies tiene un pequeño atrio salva-fríos; tres pares de pilares cruciformes apoyan los arcos formeros y perpianos. Una cornisa rodea todo el templo y sirve de base a la bóveda. El crucero se cubre con cúpula ciega sobre pechinas.

 

La decoración es de estilo neoclásico, pintada en blanco, rosa y dorado, y zócalo de mármol rojo. Las bóvedas se adornan con pinturas representando: La Anunciación, La Visitación, El Nacimiento, Presentación de Jesús en el Templo y Jesús y los Doctores. La bóveda de la cabecera está cubierta con gallones. En cada brazo del crucero, un gran cuadro, uno representa “La Coronación de la Virgen”, y el otro, “Pentecostés”; ambos lienzos son debidos al pintor murero Juan Senabre González. El presbiterio está elevado sobre el resto de la nave por dos escalones de mármol blanco; tiene altar de estilo clásico, con hornacina para la imagen de la Virgen de los Desamparados, más arriba, un cuadro de San Juan Bautista.

 

Según la tradición, existía en el camino viejo de Muro a la ermita de San Antonio, una doble fila de cipreses que fueron derribados una noche por un vendaval, no quedando en pie más que un solo árbol, del que se sirvió el escultor Tomás Molins, natural de Valencia, consorte de Manuela Reig de esta villa, para realizar la imagen de la Virgen. Desgraciadamente fue destruida en 1936; en 1940, el escultor valenciano, Teruel, realizaría una nueva imagen.» (4)

 

«La iglesia es el único resto del antiguo convento y asilo de las Hermanas Franciscanas. El asilo está situado en la actualidad en un edificio de 1977, situado junto al templo, que ocupa la mayor parte de la manzana.» (5)

 

Complementa la información un artículo de Juan Bautista Fons, Pbro, publicado en la revista Mater Desertorum en 1923: “hubo en Muro de Alcoy una ermita o capilla, con hospicio para ancianos, bajo la advocación de la Virgen de los Desamparados. Ampliada y con nueva iglesia de mediados del XIX, ya en el siglo XX había un nuevo edificio destinado a Hospital y Colegio, dirigido desde 1887 por las Hermanas Terciarias de San Francisco de Asís”.

 

(1) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849.

(2) JoséSanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(3) J. Solbes Calvo. La primitiva imagen de la Virgen de los Desamparados. Revista Moros y Cristianos. Muro, 1994.

(4) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(5) Guía de arquitectura de la provincia de Alicante.

 

 

Manolo Serrano, 20/11/2012

 

Manolo Serrano, 20/11/2012

 

Manolo Serrano, 20/11/2012

 

Manolo Serrano, 20/11/2012

 

   

Catálogo de Bienes y Espacios protegidos. Ayuntamiento de Muro de Alcoy    Catálogo de Bienes y Espacios protegidos. Ayuntamiento de Muro de Alcoy

 

Ayuntamiento de Muro de Alcoy

 

Última actualización: 25/05/2017

 

Imagen Aleatoria

c05197m.jpg