Capilla u Oratorio del Palacio Episcopal

 

Madoz cita la existencia de un oratorio: «Entre los edificios notables de esta ciudad merece una particular mencion el Palacio Episcopal: es de arquitectura moderna, construido en 1733 por el obispo D. José Flores Osorio sobre la márgen izquierda del Segura, que baña sus cimientos, y en las crecidas inunda sus pisos bajos: su fachada, que da á la calle Mayor, ocupa una estension de 200 pasos regulares, ó sean 600 palmos, siendo su portada principal de sillería, de gusto moderno, con el escudo de armas del fundador. El interior del palacio es de figura irregular, y el claustro, que se descubre á su entrada, cuadrilongo con varias pilastras de piedra blanca y buenas galerías: la escalera principal es magnífica, con baranda de hierro torneado, y todos sus escalones de jaspe encarnado. Las habitaciones del obispo se hallan á la parte del río, hermosas y ventiladas; las provisorales, aunque de inferior órden, son tambien muy decentes y gozan de las mismas ventajas que las anteriores. Comprende ademas las oficinas necesarias para el despacho de negocios de administración en todos ramos, oratorio y una biblioteca pública erigida en 1774, cuyo bibliotecario gozaba de 6,000 reales ánuos sobre las rentas de la mitra; y aunque está situada en el tercer piso, tiene entrada espedita para toda clase de personas. Este hermoso edificio está arruinándose á causa del continuo empuje de las aguas del Segura, y se trata de demoler toda la parte falsa». (1)

 

«Construido sobre el antiguo hospital del Corpus Christi, del siglo XVI, el edificio actual es el resultado de las obras del siglo XVIII. Se trata de una edificación entre medianeras, de planta prácticamente rectangular, organizada en torno a tres patios, con tres plantas de altura, y fachada al río por un lado y a la calle Mayor por el otro. En la fachada principal se repiten los esquemas compositivos de los palacios orcelitanos, con una planta baja de sillería, acceso principal ornamentado situado a eje, dando acceso a los claustros, y huecos en plantas superiores con decoración en dinteles y jambas. En el patio principal se sustituyen las columnas de los modelos italianos por machones y pilastras de capiteles compuestos de forma muy libre, mientras que en el piso se plantea una proporción hueco macizo de 1:1.» (2)

 

«La fachada del edificio se puede dividir en tres tramos. El primero es el de la Capilla del Loreto, que acoge en la planta baja dicha capilla dependiente de la Catedral, y en su planta alta se acogía la anterior fábrica de cera de la Cofradía del Loreto. El edificio fue reformado totalmente y en la actualidad acoge la capilla privada del Obispo, obra barroca decorada con molduras y pilastras con capiteles compuestos.

 

La segunda parte es la que se corresponde con la construcción del Obispo Flores Osorio. El edificio fue levantado en el siglo XVIII aprovechando algunos elementos anteriores como la escalera de mármol rojo cubierta por una cúpula renacentista. La decoración en la fachada sigue el esquema de los palacios barrocos del siglo XVIII, reduciéndose la decoración a los vanos (ventanas y puerta) siendo muy profusa en la portada, en cuyo dintel campea el escudo del obispo constructor. A la izquierda, entre la portada principal y la de la Capilla del Loreto, hay una pequeña portada renacentista, portada de la Curia, cuya única decoración se reduce al escudo del Obispo Almeida de Cartagena (siglo XVI). Dicha portada da acceso a un patio cuadrado con una escalera en piedra que se abre a su vez en dos. Destaca la rejería del edificio y la balconada, decorada con azulejería valenciana del siglo XVIII.

 

El tercer tramo se conoce como Palacio de Campo Salinas, por estar entre el Palacio Episcopal y el de los Condes de Campo Salinas. Es una construcción del siglo XVIII, exenta de toda decoración salvo en la rejería, obra de forja del siglo XVIII que reproduce los modelos de la rejería de la Iglesia de Santiago en su capilla de la Comunión.

 

En el interior posee un pequeño pero bello claustro de estilo barroco clasicista con grandes pilastras. Los ventanales de la planta noble están decorados con líneas a modo de frontón con gran profusión.

 

Destaca a su vez la Capilla del Obispo, la escalera renacentista y varias estancias decoradas con viguería de madera.» (3)

 

(1) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849.

(2) Guía de arquitectura de la provincia de Alicante.

(3) Wikipedia

 

Vista aérea del Palacio Episcopal

 

Vista aérea del Palacio Episcopal

 

 

Manolo Serrano, 15/04/2013

 

Jean Laurent, 1870

 

Manolo Serrano, 15/04/2013

 

Orihuela turística

 

Última actualización: 29/05/2017

 

Imagen Aleatoria

c10061m.jpg