Convento de San Gerónimo (La Plana)

 

«En el sitio donde quedaron las ruinas y memorias de este antiquísimo monasterio [San Martín], dieron principio, después, ciertos devotos ermitaños a la religión de san Gerónimo, que oy tanto resplandece en España, edificando un monasterio por los años de mil trescientos setenta y quatro». (1)

 

«Siendo un grupo de ermitaños ya bastante numeroso, decidieron reunirse y vivir bajo una misma regla, vistiendo el mismo hábito y eligiendo un superior, según el ideal monástico de San Jerónimo, para lo cual enviaron una petición de autorización al papa Gregorio XI, residente en Aviñón, que el 18 de octubre de 1373 había concedido la bula solicitada a los de Castilla, y poco después, el 13 de agosto de 1374 les concedió la misma bula y permiso para levantar tres monasterios. Los comisionados ante el papa fueron Francesc Massanet, Jaume d'Olentori y Jaume Joan Ivanyes.

 

De este modo se funda en el reino de Valencia el primer monasterio Jerónimo en el cabo de San Antonio. Su vida fue efímera, ignorándose si tuvo alguna advocación. Desde el primer momento contó con el apoyo de don Alfonso, conde de Denia, igual que sucedió con los otros ermitaños instalados en la comarca. Les designó un lugar para edificar el monasterio, allí donde se levantó la posterior ermita de Nuestra Señora de los Ángeles, y les dio rentas -ignoramos cuáles- para su mantenimiento.

 

Roque Chabás (2), dice que el monasterio estaba levantado al año siguiente, lo que hace pensar que sería una construcción muy sencilla, acorde con el espíritu de pobreza de los frailes. Fue el primer abad el padre Ivanyes.

 

El monasterio tuvo una corta vida, pues en 1386 fue saqueado por piratas de Bugía, que desmantelaron el edificio y se llevaron cautivos a ocho monjes, dando muerte al prior, pudiendo escapar otros tres religiosos, que continuaron llevando vida penitente en los alrededores.

 

En 1392 los religiosos cautivos fueron rescatados por el duque de Gandía, don Alfonso, que les dio un lugar cercano a Gandía, llamado Cotalba, donde erigieron el monasterio de San Jerónimo, quedando abandonado el de Jávea, aunque la vida eremítica siguió practicándose en la comarca. (3)

 

(1) Vicent Canet i Llidó. Testimonis escrits d'un monestir d'época visigoda a la comarca.

(2) Roque Chabás. Historia de la Ciudad de Denia. Denia, 1874.

(3) José Hinojosa Montalvo. Ermitas, Conventos y Cofradías en tierras de Alicante durante la Edad Media.

 

Última actualización: 11/12/2013