Iglesia de Nuestra Señora del Rosario (La Mata)

 

Según nos refiere Madoz (*): “...y una iglesia parroquial (Nuestra Señora del Rosario) aneja de la de Torrevieja y servida por un vicario de provision real en cualquier mes que ocurra la vacante. Se fundó con el título de parroquia de la Torre y casa administración de Salinas de la Mata en 1772, por D. José Tormo, obispo de Orihuela, en virtud de órdenes del Gobierno, asignándola por territorio todo el que recortó de las feligresías de Guardamar, Rojales y Orihuela, y tenia en Torrevieja una ayuda de parroquia; pero en el año 1803 se trasladó á esta última población, quedando la iglesia de La Mata por su ayuda”.

 

«En 1609, el Obispo de Orihuela, dominico don fray Andrés Balaguer, dio licencia a los vecinos del lugar de Torrelamata, dedicados al trabajo en las Salinas, la agricultura y la pesca, para la fundación de una ermita en honor de Nuestra Señora del Rosario, en la que se celebraría misa los primeros días del mes, desplazándose un cura desde Elche. Esta primitiva ermita se estableció en Torrelamata por ser el lugar donde se situaba la administración de las Salinas. Según documentación de la época, quedó adscrita a la jurisdicción de la parroquia de San Jaime, en Guardamar.

 

Así permaneció hasta el año 1772, en que fue erigida en parroquia debido al considerable aumento de la población de Torrelamata, motivado por la explotación salinera y, también, al hecho de desaparecer el peligro de desembarcos berberiscos.

 

Siendo prelado don José Tormo, sería derruida esta ermita para edificar un nuevo templo bajo la misma advocación “Nuestra Señora del Rosario”. Conforme a la resolución y carta-orden del rey Carlos III, que comunicó don Miguel Muzquiz, secretario del Despacho Universal de Hacienda y Presidente del Consejo, de fecha 16 de enero de 1772, su creación viene dada por un auto de 16 de marzo de 1772, del Obispo Tormo.

 

El día 8 de diciembre de 1772, festividad de la Inmaculada Concepción, fue instalada en esta ermita con funciones de parroquia el Sacramento de la Eucaristía en un acto solemne con procesión. Se dispararon salvas, morteretes y misa cantada por don José Manuel Guillén, canónigo de la catedral de Orihuela, ayudado por un diácono y un subdiácono, don Miguel Gascón y don José Roch, dirigiendo desde el púlpito una plática don Luis Santacruz y Pérez, Canónigo Magistral del Indulto de Orihuela. En esta celebración se estrenaron alhajas varias de plata traídas desde Madrid en dos cajones custodiados por guardianes por orden de Carlos III y fabricadas a expensas del Real Erario.

 

De esta iglesia nacería después la Iglesia de la Inmaculada de Torrevieja como ayuda a la iglesia de Torrelamata, autorizada por Carlos III el 13 de diciembre de 1788, fecha anterior a su fallecimiento.

 

El inicio y construcción del nuevo templo, costeado por la Real Hacienda, propietaria del lugar, comenzó el 7 de octubre de 1773, festividad de la Virgen del Rosario, colocando la primera piedra don Isidro Francisco Marchante, cura ecónomo de la parroquia torrelamatense, que continuó ejerciendo sus funciones en esta parroquia provisional hasta que concluyeron las obras en 1774.

 

Este templo sería derribado en 1896, construyéndose otro con la misma advocación, que es el que ha llegado a nuestros días, después de la importante transformación efectuada en 1987.» (**)

 

(*) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849

(**) Torrelamata.blogspot

 

 

Torrelamata-blog, antes de 1987

 

Manolo Serrano, 27/01/2014

 

Manolo Serrano, 27/01/2014

 

Manolo Serrano, 27/01/2014

 

   

Manolo Serrano, 27/01/2014                                                                 Manolo Serrano, 27/01/2014

 

Última actualización: 19/06/2017

 

Imagen Aleatoria

c10143m.jpg