Capilla del Cementerio Municipal

 

El 17 de febrero de 1813 tuvo lugar la bendición, del nuevo Cementerio de Denia, denominado “de la Basay,diez días más tarde fue estrenado por Mariano Collado. (1)

 

Este sería el lugar de enterramiento del que Madoz (2) hace la siguiente referencia: «Hasta el año 1843 había en Denia un lugar muy reducido que se llamaba “Cementerio”, donde todo inspiraba horror: hoy acuden los naturales y los forasteros á ver y admirar la ventajosa transformación que ha tenido este sitio fúnebre, debida a doña María Josefa Morand, natural de aquella ciudad, quien legó para éste y otros objetos piadosos, 4,000 pesos al fallecer en noviembre de 1842. Acaba pues de construirse un espacioso cementerio en una superficie cuadrada de tierra de 60 varas por lado, ó sean 3,600 varas cuadradas, rodeado de una pared sólida de 18 palmos de elevación y 4 de cimiento, á distancia de ¼ de hora de la ciudad, en paraje bastante ventilado, inmediato al camino llamado de Ondara. A la entrada de este recinto se ha edificado una decente capilla con su vestíbulo correspondiente, y con un altar dedicado á la Virgen de los Dolores, cuya sagrada efigie ha pintado al óleo con feliz éxito D. Juan Llacer.

 

En el centro del lugar que describimos, se ha erigido un sencillo monumento de piedra jaspeada y pulimentada y de figura octogonal a la memoria de dicha fundadora, cuyos restos encierra el mismo, y en cuya faz principal se ha colocado una hermosa lápida de mármol negro con una inscripción en prosa y en verso, grabada en Valencia con primor, alusiva a la ilustre piedad de aquella señora, a su ejemplar conducta, y a la exquisita sensibilidad de que fue víctima».

 

Del Cementerio Municipal de Denia disponemos de una descripción muy detallada de su configuración en la década correspondiente al año 2000. (3) «El cementerio de Denia está situado al Oeste de la localidad, en Partida Madrigueres Sud, 31. Su planta es rectangular y tiene un gran tamaño. Las paredes que rodean el recinto tienen una gran altura. La puerta principal se encuentra custodiada por dos muros que escoltan dos patios interiores. La cancela es cuadrada y tiene muchos detalles en forja. Descansa bajo las palabras “Cementerio Municipal” en grandes letras y un pequeño porche. El interior es alargado y cuenta con varios patios consecutivos.

 

A los lados de la puerta encontramos dos primeros patios. El de la derecha está rodeado por nichos adosados a las paredes y una agrupación de ellos en el centro. El patio de la izquierda también tiene nichos adosados a las paredes, pero el centro cuenta con sepulturas de suelo acompañadas por varios cipreses.

 

Continuando hacia adelante llegamos a un tercer patio. Este patio es más amplio y está rodeado de nichos adosados a las paredes. Tiene un camino central que divide en dos el patio. La parte de la derecha tiene dos hileras de nichos formando calles y una fila de sepulturas junto al camino. La parte de la izquierda tiene una hilera de nichos y una fila de sepulturas de suelo acompañados por varios cipreses.

 

Seguimos hacia delante y llegamos a un cuarto patio. También tiene nichos adosados a las paredes. Este patio tiene una pequeña capilla particular enfrentada a la puerta y varios panteones custodiándola. También cuenta con agrupaciones de nichos en el fondo formando varias calles.

 

A la izquierda de ese cuarto patio, encontramos el acceso al quinto y último patio. Cuenta también con una pequeña calle bajo él con nichos adosados a las paredes. Este patio tiene los nichos escondidos bajo largos portales. El centro cuenta con varias zonas ajardinadas con setos y diferentes tipos de árboles.»

 

De la “decente capilla con su vestíbulo correspondiente y con un altar dedicado a la Virgen de los Dolores” a que se refiere Madoz, al día de hoy sólo quedan las cuatro paredes que delimitan la estancia pues, según testimonios, toda ornamentación religiosa fue eliminada entre los años 2003/2004, configurándose el antiguo recinto como una mera estancia sin atributos religiosos que pudieran denotar su anterior destino.

 

(1) Gerardo Muñoz Lorente. La Guerra de la Independencia en la provincia de Alicante (1808-1814). San Vicente del Raspeig, 2008.

(2) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1847.

(3) Fuente desconocida.

 

 

manolo serrano, 19/11/2017

 

 

manolo serrano, 19/11/2017

 

 

manolo serrano, 19/11/2017

 

Última actualización: 19/11/2017

 

Imagen Aleatoria

c10401m.jpg