Iglesia del Castillo del valle de Seta o de la Costurera

 

Refiriéndose a Balones, Sanchis y Sivera nos dice: «En el siglo XVI existía, en lo que se llamaba Castillo del valle de Zeta [sic] una iglesia parroquial, con la advocación de San Francisco, que tenía por anexos los lugares de Balones, Beniaiso, Cuatretonda, Costurera, Beniasmet, Benimasot, Tollo, Capamona, Rafalet de Beniarco, Facheca y Famorca, en los que había 200 casas de moros, según indica una estadística del siglo XVI. Bautizados dichos moros, o su mayor parte, al ver el B. Juan de Ribera las dificultades que tenían estos caseríos, por razón de la distancia entre sí, de cumplir sus deberes religiosos, suprimió la parroquia del Castillo, antes mencionada, y erigió tres nuevas, una de ellas en Balones, que ya tenía iglesia y contaba con 20 casas de cristianos nuevos,» [...] y, acerca de Costurera dice: «Este es el nombre de un despoblado del término de Balones, que en tiempo de los moros era una alquería que llamaban Costuraira. En la fachada de su mezquita había una inscripción árabe, que hoy se encuentra en Benimasot, del que fue anejo al erigirse este poblado en parroquia por el Beato Patriarca, constando entonces de siete casas de cristianos nuevos. Pertenecía a los marqueses de Guadalest.» (*)

 

El castillo se encuentra situado en la parte más escarpada sobre un cerro cuya altura alcanza 750 metros. El montículo es promontorio que sobresale de forma cónica y laderas escarpadas a medida que se aproxima a la cima.

 

El castillo tiene planta de forma irregular, que se adecúa a las diferentes cotas topográficas. La superficie que ocupa es ciertamente amplia dispuesta en la cima a la cual se accede a través de una senda hoy desfigurada por la escasez de tránsito, está oculta por matorrales.

 

El interior del recinto se encuentra relleno de los materiales que componen las fábricas del castillo. Es todavía reconocible el contorno y perímetro del recinto, no así las dependencias interiores.

 

Las fábricas constructivas son de tapial de tierra, de tapial de mampostería y mampostería irregular. Destacan por conservar mayor volumen las dos torres situadas en la parte norte. Se trata de un cubo de planta cuadrada que no conserva el cerramiento interior. La segunda es un semicilindro adosado a la cortina de la muralla.

 

Su forma y construcción indica su cronología más tardía, ya en época cristiana, ya que parece ser que el origen fue musulmán.

 

La ornamentación es inexistente en la actualidad. Si hubo algún detalle ha desaparecido, o bien está oculto por las capas de los rellenos que alcanzan gran potencia.

 

Se encuentra bastante arruinado, quedando tan solo las torres referidas y algunos tramos de muro. Las estructuras horizontales están desaparecidas. (**)

 

(*) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(**) Santiago Varela Botella. Generalitat Valenciana.

 

 

Juan Fco. Mariño_Caminos de Herradura, 01/05/2011

 

Juan Fco. Mariño_Caminos de Herradura, 01/05/2011

 

Juan Fco. Mariño_Caminos de Herradura, 01/05/2011

 

Última actualización: 15/07/2014

 

Imagen Aleatoria

c09822m.jpg