Capilla de Finca Lo de Reig (Lo Reche)

 

La Finca Lo de Reig o Lo Reche, se encuentra a un kilómetro, aproximadamente, al sur del núcleo urbano de los Montesinos, en el linde con el de Torrevieja

 

«Conocemos documentalmente esta finca desde finales del XVII cuando fue establecida al matrimonio formado por Vicente Jodar y Victoriana Arboleda. A comienzos del siglo XVIII, José Reig y Corbí fundaba un vínculo que escrituró ante Juan López del Baño, escribano público de Albatera, el 10 de diciembre de 1728. Éste estaba constituido, entre otras fincas, por una “hacienda situada en el campo de Salinas jurisdicción de Orihuela y de Almoradí compuesta de 1.900 tahullas, 1.000 de ellas de saladar, con sus casas de habitación y de labranza, aljibe y otras anexidades y cuyos lindes de levante son las Salinas llamadas de Orihuela” (*). El vasto predio de Reig se extendía, en parte, por un amplio terreno de saladar cercano a las salinas de Torrevieja, limitando por el sur y oeste con las haciendas Lo Gilarte y La Marquesa, respectivamente, ambas pertenecientes a la casa de Rafal, y por el norte con la hacienda de Montesinos y Lo de Vigo. Según se desprende del texto anterior, en ese año contaba con varias viviendas, edificios de fábrica y aljibe. De ello se deduce que la hacienda, bajo este titular, empezaba a transformarse en una explotación agropecuaria y que posiblemente estaría habitada por aparceros o arrendatarios, ya que contaban tanto con casas, como con edificaciones relacionadas con la agricultura, además de aljibe para el consumo humano y de animales.

 

El conjunto habitable, hoy en estado de ruina y abandono, estaba formado por una residencia principal de dos plantas, en cuyas paredes lucía hasta hace poco tiempo el escudo nobiliario del marqués de Lacy. Unida a ésta se hallan las viviendas de colonos y sirvientes, almazara para la obtención del aceite y amplias dependencias para el ganado. En un torreón situado frente la laguna de Torrevieja estuvo alojada una capilla, cuyo retablo, labrado en madera, se trasladó en 1994 a la parroquia de Nuestra Señora del Pilar , con el fin de que tuviera mejor suerte que el escudo de armas y una basa de columna de mármol clásica que han desaparecido del conjunto residencial. El altar fue restaurado y adaptado a la capilla bautismal, donde hoy se halla con la imagen de Nuestra Señora del Carmen. La almazara para la obtención de aceite fue levantada el 21 de enero de 1995 y parte de sus componentes fueron custodiados por el Ayuntamiento, en principio, para embellecer alguna plaza pública en el caso urbano. […]» (**)

 

(*) A. Claravana. Apuntes sobre los amojonamientos de la Redonda de las Salinas de Torrevieja.

(**) Remedios Muñoz Hernández. De La Marquesa a Los Montesinos. Los Montesinos, 2013.

 

 

Manolo Serrano, 01/08/2014

 

Manolo Serrano, 01/08/2014

 

Manolo Serrano, 01/08/2014

 

Manolo Serrano, 01/08/2014

 

Manolo Serrano, 01/08/2014

 

Manolo Serrano, 01/08/2014

 

Manolo Serrano, 01/08/2014

 

Última actualización: 23/05/2017