Carbones de La Nueva

 

Las Minas de Samuño, explotadas por la sociedad Carbones de La Nueva, constituida en 1901, disponían de un pequeño tendido férreo de casi 5000 metros de longitud y ancho de vía de 650 mm., que desde los pozos llegaba al lavadero situado en el arroyo Samuño. Desde el lavadero, existía otra línea férrea que, dirigiéndose hacia el norte, establecía el enlace con la red de la Compañía del Norte y el Ferrocarril de Langreo. Esta línea, también con ancho de 650 mm., fue construida por el Ferrocarril de Langreo para facilitar la salida de los carbones de la zona, según una concesión de 11 de junio de 1894.


Del material motor empleado por Carbones de La Nueva subsisten dos locomotoras del tipo 020-WT, la primera adquirida directamente al fabricante Krauss, recibió el número 4 y el nombre de “Juanco” y al ser dada de baja al servicio fue instalada en un parque público de la localidad de Carbayín Alto. Posteriormente fue trasladada a Sama de Langreo. Las últimas noticias que tenemos de esta locomotora, nos dicen que fue desguazada en 2008.

 

 

Nº 4 "Juanco". Tipo 020-WT. Ancho de vía 650 mm.

Krauss/6128/1909

Carbayín Alto, abril 1988. Manolo Serrano.

 

La segunda de las locomotoras que prestaron servicio en Carbones de La Nueva  fue adquirida directamente al constructor. Suministrada en 1927 por Henschel, con número de fábrica 20780, recibió el número 6 y el nombre de “Pepe”.

 

Dada de baja al servicio fue cedida a la Sociedad Deportiva La Montera, que la instaló sobre un pedestal en un parque público de Sama de Langreo.

 

 

 

Nº 6 "Pepe". Tipo 020-WT. Ancho de vía 650 mm.

Henschel/20781/1927

Sama de Langreo, abril 1988. Manolo Serrano.

 

Última actualización: noviembre/2013