San Miguel Copper Mines

 

La puesta en servicio a mediados de 1886, del tramo Huelva-Valdelamusa del Ferrocarril Zafra-Huelva, inaugurado en su totalidad el 1º de enero de 1889, alentó a que numerosas minas de la región del Andévalo, iniciaran la construcción de ramales ferroviarios que, enlazando con ese ferrocarril, propiciaran una salida fácil y directa de los productos minerales.


La Mina San Miguel situada a unos 13 kilómetros al sur de Almonaster La Real, fue explotada entre 1888 y 1900 por la entidad portuguesa Sociedade Mineira de San Miguel de Huelva, pasando en 1900 a ser propiedad de la británica The San Miguel Copper Mines Cº. Ltd. La compañía portuguesa había establecido el enlace con el Zafra-Huelva en el apeadero de Tamujoso, mediante un trazado férreo de poco más de 19 kilómetros y ancho de vía de 762 mm.


El primer material motor con que contó fue una pequeña locomotora del tipo 020-T construida en 1891 por St. Leonard, de Lieja, con número de fábrica 892. Recibió el nombre de “San Miguel” y era idéntica a las que este mismo fabricante había suministrado unos años antes al Ferrocarril de Sotiel-Coronada a El Cuervo, explotado inicialmente por la Companhia Mineira Sotiel-Coronada, integrada posteriormente en la United Alkali y finalmente en la Unión Española de Explosivos.

 

Esta circunstancia nos hace pensar que, dadas las fechas de inauguración del Ferrocarril de Mina San Miguel-Tamujoso, la de fabricación de la locomotora y la similitud con el material motor de la Companhia Mineira Sotiel-Coronada, podría haber prestado servicio originalmente en el ferrocarril de esta última sociedad.


Otro de los puntos oscuros de esta locomotora, es el relativo al actual ancho de vía de 600 mm., puesto que fue construida con el de 762 mm. La razón podría estar en que al clausurarse el ferrocarril en 1919 por falta de rentabilidad, según la compañía propietaria del mismo, The San Miguel Copper Mines, la locomotora fuera vendida a otra compañía. Algunas fuentes citan como posible destino, unas minas situadas antiguamente en el barrio de Manzanal, Ontón, en Cantabria.


Estas minas, denominadas de Sota, eran explotadas por la Compañía Minera de Setares, que disponía de un tendido férreo construido según una concesión de 1886 con ancho de vía de 750 mm. Esto no seria óbice para que desde esta compañía, pasara posteriormente a otra que dispusiera de un ancho de 600 mm., donde se habría realizado la transformación.


Actualmente se encuentra preservada por el Centro de Iniciativas Ferroviarias Vapor Madrid, en sus instalaciones de La Poveda, próximas a Arganda del Rey.

 

 

Nº "San Miguel". Tipo 020-T. Ancho de vía 762 mm.

Leonard/892/1891

 

En el ferrocarril de Mina San Miguel a Tamujoso prestaron servicio dos locomotoras construidas por Kerr Stuart en 1902, con números de fábrica 787/788 adquiridas a través de F. Horne & Co., de Huelva, siendo designadas “Escalada” y “Tamujoso”.


Correspondían al tipo 030, con ténder acoplado. Clausurado el ferrocarril fueron adquiridas por la Sociedad Hullera Española, donde se procedió a su transformación al tipo 030-T, además de la adaptación al ancho de vía de 600 mm. En esta sociedad recibieron los números 11 y 12, respectivamente.


Ambas subsisten actualmente, la 11 expuesta en la antigua estación de Mieres del Ferrocarril Vasco-Asturiano y la 12, en el Museo del Ferrocarril de Asturias, en Gijón.

 

 

Nº "Escalada". Tipo 030. Ancho de vía 762 mm.

Kerr/787/1902

Ujo-Sovilla, Mayo 1988. Manolo Serrano.

 

Nº "Tamujoso". Tipo 030. Ancho de vía 762 mm.

Kerr/788/1902

Ujo-Sovilla, mayo 1988. Manolo Serrano.

 

En el parque motor de la sociedad The San Miguel Copper Mines, propietaria del ferrocarril de San Miguel a Tamujoso, figuraban dos locomotoras construidas por A. Borsig. Una 020-T construida en 1905 con número de fábrica 5638 y una 030-T, construida en 1906, con número de fábrica 6022. No consta que llegaran a recibir numeración propia.


La que tenía el número de fábrica 6022, es la única que subsiste actualmente. En fecha que desconocemos y que tuvo que ser a partir de 1919, en que se cerró la explotación del ferrocarril, fue adquirida por Hulleras de Sabero, que procedió a transformada en 1935, al tipo 031-T adaptándola al ancho de vía de 600 mm. Recibió el número 7 y el nombre de “Sotillos” siendo destinada a prestar servicio en la línea que desde Vegamediana, enlazaba estas instalaciones con las diversas bocaminas.


En 1968, clausurado este tramo ferroviario, fue adquirida por Peter J. Rampton, conservándose actualmente en Hambledon, Surrey (Gran Bretaña).

 

 


Nº fca. 6022. Tipo 030. Ancho de vía 762 mm.

Borsig/6022/1906

 

Última actualización: noviembre/2013

 

 

Imagen Aleatoria

b0117-m.jpg