Artículos

 

Hulleras de Sabero

 

Al norte de la provincia de León, en su parte oriental y a orillas del río Esla se localiza la cuenca hullera de Sabero, uno de los yacimientos de este tipo más importantes de España.


Entre 1840 y 1842 se solicita por D. Miguel Botías la concesión para explotar estos yacimientos, lo que daría lugar a la fundación de la Sociedad Palentino-Leonesa de Minas. Tras largos años de precaria explotación, estas concesiones son transferidas a finales de 1892 a la recién constituida, Hulleras de Sabero y Anexas (7 de septiembre de 1892). La nueva sociedad amplía las primitivas concesiones y para facilitar la salida de los productos, decide la construcción de una pequeña línea férrea de poco más de tres kilómetros de longitud, con ancho de vía métrico, desde las instalaciones centrales en Vegamediana, hasta la estación de Cistierna del, aún entonces en construcción, Ferrocarril Hullero de La Robla a Valmaseda.


Entre el material motor de esta última sociedad, se encontraba una locomotora fabricada por Cockerill, empleada en los trabajos de construcción, cuya particularidad era disponer de la caldera en posición vertical. Adquirida por Hulleras de Sabero, recibió el número 4 y el nombre de “Vegamediana”, siendo destinada al movimiento de vagones en las instalaciones de Vegamediana y en el remolque de trenes hasta Cistierna.


Dada de baja al servicio a mediados de los años cincuenta, se procedió a su exposición en las citadas instalaciones.

 

 

 

Nº 4 "Vegamediana". Tipo 020-T. Ancho de vía 1000 mm.

Cockerill/1621/1891

Vegamediana, 07/04/1989. Manolo Serrano.

 

La sociedad Hulleras de Sabero construyó en sus propios talleres varias locomotoras de vapor. Entre ellas se encuentra esta, que recibió el número 5 y el nombre de "Vegabarrio". Fue construida antes de 1937 y probablemente a partir de restos de otra locomotora de procedencia Couillet.


Actualmente se encuentra apartada en las instalaciones de Vegamediana.

 

 

Nº 5 "Vegabarrio". Tipo 020-T. Ancho de vía 1000 mm.

HSA/-/1937

Vegamediana, 07/04/1989. Manolo Serrano.

 

Las dos locomotoras que a continuación reproducimos, fueron construidas por H.K. Porter en 1912. Correspondían a un lote de seis unidades con números de fábrica 5140/5145, suministrado en la misma fecha de fabricación a Riegos y Fuerza del Ebro. Esta sociedad las destinó a los trabajos de construcción de los pantanos de San Antonio y Camarasa, en el río Noguera-Pallaresa y una vez finalizadas las obras, dos unidades fueron adquiridas por Hulleras de Cisterna y Argovejo, propietaria de una serie de minas situadas al oriente de Cisterna, entre ellas las de Comarco y Trapa. En 1925 cesó la explotación de estos yacimientos y las locomotoras se traspasaron a Hulleras de Sabero, donde fueron designadas nº 8, “Bilbao” y nº 9, “Vizcaya”.

 

Se recibieron como locomotoras del tipo 020-ST y hacia 1945, se procedió a su transformación al tipo 021-ST, añadiéndose un bisel posterior.


Ambas subsisten actualmente: la nº 9, “Vizcaya”, que tenía el número de fábrica 5143, fue cedida en 1988, al Museo de la Técnica, dependiente del Departamento de Cultura de la Generalidad de Catalunya, que a su vez la cedería al Museo del Transporte de Castellar d'Hug. La nº 8, “Bilbao”, de la que se desconoce el número exacto de fábrica, permanece en las instalaciones de Hulleras de Sabero en Vegamediana.

 

 

Nº 8 "Bilbao". Tipo 020-T/021/T. Ancho de vía 1000 mm.

Porter/514?/1912

 

 

Nº 9 "Vizcaya". Tipo 020-T/021-T. Ancho de vía 1000 mm.

Porter/5143/1912

 

 

Clausurado el Ferrocarril de Cariñena a Zaragoza el 28 de febrero de 1933, se procedió a la venta del material motor y móvil. Su parque motor estuvo constituido por cinco locomotoras suministradas en 1885 por el fabricante Sharp Stewart, con números de fábrica 3339/3343. La última de éstas, que había llevado el número 5 y el nombre de “Cataluña”, sería adquirida hacia 1940 por Hulleras de Sabero, siendo designada con el número 10 y el nombre de “El Esla” y destinada a prestar servicio en la línea que desde las instalaciones de Vegamediana, enlazaba con el Ferrocarril de La Robla, en Cistierna donde, aún a mediados de los años ochenta continuaba realizando esas labores.


Actualmente se encuentra apartada en Vegamediana.

 

 

 

Nº 10 "El Esla". Tipo 030-T. Ancho de vía 1000 mm.

SS/3343/1885

Vegamediana, 07/04/1989. Manolo Serrano.

 

Construida en los talleres de Hulleras de Sabero a partir de elementos de otras locomotoras adquiridas como chatarra y destinada a prestar servicio en las instalaciones de Vegamediana y en el ferrocarril que enlazaba éstas, con Cistierna, conexión con el Ferrocarril de La Robla, recibió el número 11 y el nombre de "Cistierna”.


Actualmente se encuentra apartada en las citadas instalaciones de Vegamediana.

 

 

Nº 11 "Cistierna". Tipo 030-T. Ancho de vía 1000 mm.

HSA/-/1945

Vegamediana, 07/04/1989. Manolo Serrano.

 

Las diversas explotaciones mineras radicadas en Olleros, Sahelices y La Herrera, estaban enlazadas con las instalaciones centrales de Vegamediana, por medio de un tendido férreo de unos 6 kilómetros de longitud y ancho de vía de 600 mm. En el complejo de Vegamediana, se localizaban las oficinas, talleres y los muelles de descarga de este pequeño ferrocarril y a partir de este punto, la salida de los productos se realizaba por medio de otra línea férrea, ésta con ancho de vía métrico, que llegaba hasta Cistierna donde existía la conexión con el Ferrocarril de La Robla.

 

El primer material motor destinado a la red con ancho de vía de 600 mm.,consistió en locomotoras-ténder del tipo 030-T, construidas por la firma Couillet, en diversos años:

 

Año Nº fca. Nº/Nombre
1895 1140 1. Sabero
1898 1209 2. Sahelices
1901 1318 3. Olleros

 

En 1937 se construiría otra locomotora semejante a las anteriores, a partir de elementos proporcionados por la citada casa Couillet que llevaría el número 6 y el nombre de “La Herrera”.


Cesada la explotación de esta red, las cuatro locomotoras fueron adquiridas en 1968, por un grupo de aficionados británicos y actualmente se encuentran preservadas en Hambledon, Surrey, Gran Bretaña.

 

 


Nº 1 "Sabero". Tipo 030-T. Ancho de vía 600 mm.

Couillet/1140/1895

 


Nº 2 "Sahelices". Tipo 030-T. Ancho de vía 600 mm.

Couillet/1209/1898

 

Nº 3 "Olleros". Tipo 030-T. Ancho de vía 600 mm.

Couillet/1318/1901

Sabero, sin fecha. Ángela Sánchez García

 

Nº 6 "La Herrera". Tipo 030-T. Ancho de vía 600 mm.

HSA/-/1937

Sabero, sin fecha. Fructuoso Fernández Viejo

 

Con toda probabilidad la incorporación al parque de Hulleras de Sabero de esta locomotora, se produjo a finales de los años veinte. Procedía de la compañía británica, The San Miguel Cooper Mines, que explotaba el tendido férreo que enlazaba la Mina San Miguel con el apeadero de Tamujoso, del Ferrocarril Zafra-Huelva.


Construida por A. Borsig en 1906 con número de fábrica 6022 y que en este ferrocarril, parece ser que no llegó a tener numeración propia, al incorporarse a Hulleras de Sabero recibió el número 7 y el nombre de “Sotillos”, siendo adaptada al ancho de vía de 600 mm., puesto que el de origen era de 762. Hacia 1935 fue transformada del tipo 030-T original, al 031-T con la incorporación de un bisel posterior.


Destinada a prestar servicio en el ramal de enlace entre las diversas bocaminas de la zona (Olleros, Sahelices y La Herrera) con las instalaciones de Vegamediana, transcurrieron sus últimos días en nuestra Península, puesto que, cuando en 1968 se clausuró ese tramo ferroviario, fue adquirida por el aficionado británico, Peter J. Rampton, que la conserva en Hambledon, Surrey, Gran Bretaña.

 

 


Nº 7 "Sotillos". Tipo 030-T/031/T. Ancho de vía 600 mm.

Borsig/6022/1906

 

En 1941 se inició la venta de algunas locomotoras con ancho de vía de 600 mm., del parque de material motor del Ferrocarril Militar de Madrid-Cuatro Vientos-Leganés y ya a partir de 1962, fecha de su clausura, se procedió a traspasar prácticamente la totalidad de las locomotoras a diversos ferrocarriles industriales y mineros.

 

Estas locomotoras, del tipo 020-T, correspondían a un pedido efectuado al fabricante alemán Henschel por encargo de un ferrocarril de Mesopotamia denominado Tigris Kreigsbahn, explotado por el ejército turco. De este pedido de 58 unidades, fabricado en 1918, el Ejército Español adquirió 35 unidades antes de su entrega que destinó a prestar servicio en Marruecos durante la Campaña del Rif, entre los años 1921 y 1926. Las supervivientes fueron trasladadas a la Península incorporándose Servicio Militar de Ferrocarriles que las destinó al citado Ferrocarril Militar de Madrid-Cuatro Vientos-Leganés.

 

Hulleras de Sabero adquirió tres unidades con números de fábrica 16073, 16043 y 16045 que designaría con los números 101, 102 y 103, respectivamente.


Prestarían servicio en los ramales que desde Vegamediana se dirigían a los diversos yacimientos de Olleros, La Herrera y Sahelices, hasta 1968 en que cesó la explotación de esos ramales. Cabe destacar que la número 101, fue transformada al tipo 021-T, con la incorporación de un bisel posterior.


Al año siguiente de la clausura de estas redes de pequeño ancho, se pondría a la venta el material motor y las tres locomotoras serían adquiridas por el aficionado británico Peter J. Rampton, encontrándose actualmente preservadas en Hambledon, Surrey, Gran Bretaña.

 

 

 

Nº 101. Tipo 020-T/021-T. Ancho de vía 600 mm.

Henschel/16073/1918

Vegamediana, febrero 1968. Zapico.

 


Nº 102. Tipo 020-T. Ancho de vía 600 mm.

Henschel/16043/1918

 


Nº 103. Tipo 020-T. Ancho de vía 600 mm.

Henschel/16045/1918

 

Última actualización: noviembre/2013