Capilla del Asilo de Benalúa

 

«...El conjunto ocupa parte de una manzana que limita con la avenida de Aguilera y las calles Santa María Mazzarello (5) y Enriqueta Elizaicin. La parte posterior de la capilla da a esta última calle...». (1)

 

«...En la historia de este asilo figura un nombre ilustre, el de la señora Callostra, su fundadora. Con gran entusiasmo realizó los primeros trabajos y se puso al habla con las HH. españolas de Valencia, decidiéndose luego por las Hermanas francesas de los Pobres Desamparados, para el establecimiento de su fundación. El señor Cafranes de Madrid, solucionó el asunto.

 

El Vicario capitular -Sede vacante- concedió la licencia correspondiente, y entonces se alquiló una modesta vivienda. El 5 de mayo de 1882, llegó la comunidad formada por seis religiosas, acomodándose en dicha vivienda y acogiendo el primer anciano y primera anciana de la fundación. Poco después se alquiló una vivienda más amplia en la calle hoy Maisonnave, ingresando entonces 18 ancianos y 12 ancianas.

 

También el nuevo local llegó a ser insuficiente para cobijar a todos los ancianos necesitados, por lo que el marqués de Benalúa, insigne bienhechor, compró terrenos junto a su barrio para la construcción del Asilo, sufragando la mayor parte de los gastos de construcción. Por otra parte, doña Josefa Amérigo compró y cedió más terrenos para ampliación de huerto y jardín, y el marqués del Bosch se declaró luego protector de la obra, ayudando a las religiosas con valiosos donativos.

 

Sin apoyo alguno oficial, el Asilo se ha sostenido y sostiene providencialmente. Actualmente sostiene más de cien ancianos pobres con sólo la caridad del pueblo, y así cumple de maravilla sus fines evangélicos...». (2)

 

«...El viernes, 23 de abril de 1886 se celebró la ceremonia de la bendición y colocación de la primera piedra del edificio con destino a las Hermanitas de los Pobres Desamparados...». (3)

 

«...Tras veintitrés años de construcción, se dieron por finalizadas las obras en 1909. Originariamente, el benéfico asilo contaba con seis dormitorios en los que dormían los asilados repartidos en camas de hierro, tenía una modesta cocina económica y amplios salones con grandes mesas de madera y sillas de paja. La austeridad, tan opuesta al pomposo acto inaugural, rigió toda la labor de estas Hermanitas durante casi cien años. Desgraciadamente, la Congregación abandona la institución en el año 1986, llevándose a las personas que entonces eran atendidas en el asilo a otra institución, de la que era propietaria, fuera de la ciudad...». (4)

 

«...El 11 de mayo de 1931 la iglesia de San Juan Bautista fue quemada, y el asilo prestó servicios religiosos a la barriada. En 1936 se guardaron los sacramentos en la capilla del asilo. También es ese año, el 21 de julio, se guardaron en el asilo los libros del archivo parroquial, misales, ornamentos y hábitos sacerdotales. Ese día se cerró la iglesia de San Juan Bautistay el párroco, don José Pascual Marco, se fue al asilo. Don Federico, se fue a San Juan. En la tarde de ese día se destruyó la iglesia de Benalúa.

 

Cuando terminó la guerra civil, las monjas se incorporaron al asilo, venían de Cartagena, donde se habían refugiado en 1937. La parroquia de Benalúa se instaló en el asilo en 1939, hasta 1941...». (6)

 

«...Sin embargo, el edificio todavía viviría una segunda inauguración tras la marcha de las Hermanitas. La Diócesis de Orihuela-Alicante, con el Obispo Barrachina a la cabeza, adquirió los derechos de reversión sobre el inmueble a los herederos del marqués de Benalúa en diciembre de 1987 por ciento diez millones de pesetas. Para ello se hizo una importante campaña y cuestación en toda la ciudad que fue acogida muy generosamente. El sucesor al frente de la Diócesis, el Obispo Álvarez Martínez, continuó las gestiones con el fin de poner en funcionamiento el Asilo y buscó que una comunidad religiosa se hiciera cargo de la dirección del mismo, siendo finalmente las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl quienes aceptaron esta misión. Al mismo tiempo se constituyó, en febrero de 1990, la Fundación Obra Asistencial Virgen del Remedio. Solo ocho meses después comenzó a funcionar como Centro de Día, dirigido por las Hijas de la Caridad.

 

Quizás era difícil adaptar el Asilo a la nueva normativa autonómica, quizás pareciera imposible realizar las obras de adaptación y mantener su servicio como residencia (hubiera sido necesario reubicar a los residentes en otros lugares mientras se llevaban a cabo las obras), o quizás urgía una fuerte inversión económica de la que no podía hacerse cargo el centro, no lo sabemos con claridad. El hecho es que el edificio que proyectó Guardiola y bendijo Guisasola queda vacío, desierto y sin uso desde 2010, fecha en la que se convierte en un continente sin contenido, atrapado en un mar de burocracia que se hunde en complejas espirales de peticiones y recalificaciones.

 

Respecto de la capilla, se trata de un templo de estilo neogótico, que sería inaugurado el 15 de octubre de 1907. Obra del arquitecto modernista Enrique Sánchez Sedeño; fue costeado íntegramente por José de Rojas y Galiano, VIII Marqués del Bosch, cuyos restos fueron depositados, junto a los de sus familiares, en la cripta del Asilo. Posteriormente, las cenizas de la familia Rojas se trasladaron a las criptas de la parroquia San Juan Bautista de Benalúa. Nada sabemos de los restos de los marqueses de Benalúa, José Carlos y Enriqueta, en un principio también depositados en la cripta del Asilo...». (4)

 

(1) Alfredo Campello Quereda. Alicante vivo

(2) Gonzalo Vidal Tur. Pbro. Alicante. Sus calles antiguas y modernas. Alicante, 1974

(3) El Semanario Católico. Número 802. Alicante, 24/04/1886.

(4) Ernesto Martín Martínez. Artículo publicado en el Llibret de la Hoguera de Benalúa, 2016

(5) Antigones fue el nombre original de la calle que luego se llamó calle del Asilo y hoy, Santa María Mazzarello.

(6) Juan Gimeno Peris. Barrio de Benalúa. Barrio de Benalúa

 

 

 

    

ca. 1880-1885. Imagen extraída del blog, Alicante vivo                                 Fachada original. Imagen extraída del blog, Alicante vivo

 

 

Manolo Serrano, 14/09/2012

 

 

Manolo Serrano, 14/09/2012

 

   

Alicante vivo, 1960

 

Manolo Serrano, 10/04/2019

 

Manolo Serrano, 14/09/2012

 

Diario Información, 11/07/2012

 

Última actualización: 05/06/2020

 

Imagen Aleatoria

c09913m.jpg