Capilla de San Pedro y Santa María Magdalena (Castillo de Cocentaina)

 

Según Fullana (*): Doña Beatriz de Lauria instituyó una Capellanía, bajo la invocación de San Pedro y Santa María Magdalena en la capilla del castillo de Concentaina. El sacerdote encargado de esta capellanía debía celebrar: los domingos, martes y jueves, en la capilla de dicho castillo; el miércoles, en la capilla de San Jorge de Penella, y el lunes, viernes y sábado, en la capilla de San Antonio Abad, instalada en el Palacio o Alcázar de la misma villa; y señalaba por dotación de dicha capellanía trescientos sueldos anuales, moneda valenciana.

 

Ordenaba también tres aniversarios en sufragio de las almas de sus padres, abuela y demás parientes suyos, guardando la forma siguiente: uno de ellos debía celebrarse, víspera de Todos Santos, en la Parroquia de Santa María de Concentaina: otro, en la capilla de San Antonio Abad del Alcázar de la misma villa, víspera de la festividad de este Santo y el tercero, víspera de San Nicolás, en la capilla de este mismo Santo. Al día siguiente de la celebración de estos aniversarios, disponía además, que se celebrasen por los sacerdotes seculares y religiosos, treinta misas cantadas al estipendio de doce dineros cada misa.

 

«Según Pere Ferrer Marset, “la primera planta del castillo constaba de un patio de luces con algibe y dos aspilleras, a la derecha una habitación con dos aspilleras y una abertura rectangular en su parte alta a modo de ventana”. Esta habitación perteneció a la capilla que había en el castillo.

 

El 2 de mayo de 1235, el rey Jaime II concede a Doña Beatriz de Llúria, hija de Roger de Llúria, el castillo y villa de Concentaina. La misma Doña Beatriz, en último testamento de mayo de 1334, entre otras cosas dice, que, “es voluntad suya que se celebre misa domingo, martes y jueves en la capilla de San Pedro y Santa María Magdalena del castillo de Cocentaina, y que se mantenga para siempre un cirio de cera de tres libras en dicha capilla del castillo, así como dos arrobas de aceite para mantener una luz en dicha capilla”.» (**)

 

(*) Lluis Fullana Mira. Historia de la villa y condado de Concentaina. Valencia, 1920.

(**) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la Sierra de Mariola.

 

 

Ángel L. Valero, 03/02/2008. Alicante vivo

 

Última actualización:07/05/2017

 

Imagen Aleatoria

c11012m.jpg