Iglesia de Nuestra Señora del Carmen

 

«Cox (en valenciano, Coix) es un municipio situado en la comarca de la Vega Baja del Segura.

 

Se desconoce el origen del vocablo Cox, pues no existe información paleográfica que lo acredite. Por tener solo dos consonantes se descarta su origen árabe. En el Repartimiento de Orihuela aparece como Benimancox, que se puede traducir como familia Amán, de Cox, es decir, el lugar donde residía esta familia musulmana en el momento de la conquista cristiana. Aunque hoy se acepte la equis por sonido actual, su pronunciación correcta es coj, por el sonido natural de la equis como antigua jota castellana, y su gentilicio cojense.

 

Si en principio la antigua alquería árabe de Cox había sido incluida en los territorios de la Corona de Castilla, por la sentencia arbitral de Torrellas de 1304 quedaba incorporado al Reino de Valencia y adscrito a la jurisdicción municipal de Orihuela.

 

En 1320, Jaime II cedía esta población a Arard de Mur, cuyo hijo fue autorizado a venderla a Jaume Vidal en 1339. Poco después, Vidal, preso del rey Pedro I, para recuperar su libertad enajenó el Lugar por 25.000 maravedíes a favor de Sancha de Lorca, viuda de Martín Morata, y de Lázaro Gilabert, y una vez recuperada su propiedad, Jaume Vidal lo vendió a Berenguer Togores, quien, a su vez, lo vendió mediado el siglo XIV a Juan Ruiz Dávalos, el cual hizo la primera restauración documentada del castillo, cuyo aspecto conservó hasta principios del siglo XX.

 

En el primer cuarto del siglo XVI, Cox conseguía su segregación como municipio independiente del de Orihuela. Fue lugar de moriscos, contabilizándose un total de 170 casas, habitadas en su mayoría por población musulmana. La expulsión de los moriscos en 1609 y la gran peste de 1648 dejó a la Vega Baja del Segura muy mermada de efectivos humanos, cubriéndose este vacío con inmigraciones de colonos castellanos.

 

Durante la época foral formó parte de la gobernación de Orihuela, pasando a pertenecer, en 1707, al corregimiento de Orihuela. En 1822 quedó incluida en la provincia de Murcia, pasando en 1833 a la de Alicante.» (1)

 

«Derribada la pequeña ermita medieval en honor a Ntra. Sra. de las Virtudes, los frailes Carmelitas Descalzos fundaron el convento el 25 de octubre de 1611, que funcionaría como tal por espacio de más de dos siglos hasta que, por decreto del gobierno de Mendizábal, quedó extinguido; “conociendo que dicha fundación era del agrado de Dios, dio su licencia por escrito y se fundó el Convento canónicamente, con toda paz, y quietud, martes día 25 de octubre del año 1611”. (2)

 

Se levantó a las afueras del lugar, hoy centro urbano y junto al Camino Real. Su suelo, es sin duda, suelo sagrado, pues en ese mismo lugar según una antigua leyenda se produjo la aparición y hallazgo de la primitiva patrona de Cox, María Santísima de las Virtudes. Allí en un extenso olivar, se edificó la antigua ermita medieval que servía para dar culto a esta advocación, una de las más antiguas de la diócesis.

 

El documento de fundación del 25 de octubre de 1611 ante el notario público D. Bartolomé Boyvia, fue suscrito de una parte por D. Juan Bautista Ruiz Dávalos, Gaspar de Piña como Justicia (alcalde), Juan Murcia, Francisco Cartagena y Nicolás Martínez, como Jurados (concejales). De otra parte fray Esteban de Thoux, Provincial de la Orden de Ntra. Sra. Del Carmen. Se hallaron como testigos D. Lope Ruiz y D. Baltasar Rocamora. El documento resumido dice así “doy a hago gracia y merced, a la Orden de Ntra. Sra. del Carmen, la ermita y casa de Ntra. Sra. de las Virtudes, que está situada en el campo y término de Cox, a perpetuo uso de dicha religión, a fin de construir y edificar una iglesia y monasterio de religiosos de dicha religión, y también para construir y edificar dicha iglesia y monasterio, doy y establezco además de dicha iglesia y lo que está edificado en ella, un pedazo de tierra campo con sus árboles y moreras, que están en el quejero de la acequia de Cox, y un palacio que está dentro de dicha tierra”.

 

En otros párrafos del documento, los frailes se comprometen a cambio de dichas direcciones a celebrar a perpetuidad una misa por las intenciones del señor así como a predicar al pueblo todos los domingos de la cuaresma, etc. Seguidamente comenzaron las obras de adaptación del viejo palacio para convertirlo en monasterio con las dependencias y necesidades que conlleva la vida monástica.

 

Se puso la primera piedra para el nuevo templo del Carmen el año 1613 para concluir en el 1619 después de muchos problemas económicos a causa de los pocos medios con que contaba el lugar, habitado escasamente por una treintena de familias. La tarde del 14 de julio, la iglesia era bendecida por su fundador y primer prior de la comunidad el Rvdo. Padre fray Domingo Albertano Saldaña, quien la dedicó a Maria Stma. de las Virtudes. Así, el nuevo monasterio se llamó Convento de padres Carmelitas Calzados de María Santísima de las Virtudes”.

 

Del complejo arquitectónico de entonces (claustro, celdas, capilla, refectorio, biblioteca…) solo ha llegado hasta nosotros la iglesia del monasterio. Ésta ha sufrido multitud de transformaciones debido a reformas, pero sobre todo a consecuencia de las leyes desamortizadoras, exclaustración de los frailes y la Guerra Civil Española. El templo, sencillo y tosco, consta de una sola nave abovedada con capillas embutidas ente los contrafuertes. La sobriedad de su decoración nos da idea de la extrema humildad en la que vivían los frailes del Convento Calzado de Cox. En el interior llama la atención el camarín circular de la patrona que preside el altar mayor, construido en 1780. Los escudos de los señores del lugar, motivos marianos de las letanías de la Virgen, pilastras con capiteles y una coqueta cúpula de media naranja, forman este camarín. En lo alto de la bóveda el Espíritu Santo con ángeles, completan el conjunto.

 

La fachada, austera y monacal, preside una bella plaza sobresaliendo su campanario con un primer cuerpo de portentoso basamento de sillares de cantería.

 

Según Montesinos (3), «la iglesia es mediana, pero curiosa y aseada, especialmente después que ha sido reparada con algunas preciadas obras. El altar mayor, reducido a una capilla honda, es un retablo de talla dorada de bastante mérito, cuyo camarín, que es grande, claro y esplendoroso, en precioso trono dorado se venera la imagen de Ntra. Sra. De las Virtudes […] el camarín es grande, fajado de oro, con ventanas de cristal, que cubren cortinas de damasco carmesí, media naranja, y varios adornos de primor, que se renovó en el año 1780 por los Ilustres. Sres. Marqueses, patronos de este convento de padres carmelitas, y señores directos del lugar de Cox, como se infiere de los escudos de armas de ambos señores, e inscripciones castellanas, que se leen en dicho Camarín estampadas con preciosos caracteres dorados […] baxo del camarín precioso de Ntra. Sra. de las Virtudes de la capilla mayor, hay un aposento blanco muy curioso, circuido de poyos, en cuyas concavidades se entierran los religiosos, y en sus medios, se levanta una sepultura pirámide de relieve, sobre cuya mesa descansa la Sra. Marquesa, su patrona […] Capilla de Ntra. Sra. del Carmen, con su buen retablo de talla dorada, y lámpara de plata; es capilla de la comunión; privilegiada por Clemente XII. Con su buen camarín, e imagen muy hermosa de talla”.

 

La implantación en el edificio conventual del colegio de huérfanos del entrañable padre Antonio, a principios del siglo XX, y su posterior uso como ayuntamiento, son páginas de la historia reciente del convento de Cox.» (4)

 

«La iglesia adosada antiguamente al convento, hoy Ayuntamiento, tiene la fachada, orientada a mediodía, rectangular con perfil superior en arco rebajado y un escalón a cada lado. Puerta en dintel y, sobre ésta, óculo elipsoide que da luz al coro. A la izquierda tiene campanario de planta cuadrada con sillares en las esquinas, tramo de campanas y otro superior con el reloj, termina en terracilla abalaustrada y torrecilla.

 

La planta es de cruz latina con capillas entre contrafuertes y crucero del ancho de la nave más las capillas.. A los pies tiene coro: la nave cubre con bóveda de cañón sobre pilares cruciformes con pilastras, capiteles corintios, entablamento y arcos fajones; tiene capillas poco profundas, con entrada en arco de medio punto sobre impostas. El crucero es ocupado todo él por el presbiterio; tiene testero recto en el que se apoya un retablo neoclásico formado por cuatro columnas y entablamento, parejo al de la nave, que enmarcan el hueco del camarín con la imagen de Nuestra Señora del Carmen. El camarín, adosado a la cabecera de la nave, es de planta octogonal y cubierta con pirámide. Una capilla, al lado izquierdo, alberga a la antigua patrona, la Virgen de las Virtudes. Revestimiento blanco con molduras y detalles en ocre y dorados, dibujos lineales y ramilletes geométricos.» (5)

 

(1) Wikipedia

(2) Historia de Cox, según Montesinos, de Patricio Marín Aniorte. Cox, 1997.).

(3) Joseph Montesinos Pérez Martínez de Orumbella. Descripción Histórico Política y Geográfica del Ilustre Obispado de Orihuela. 1794-1798.

(4) Ayuntamiento de Cox.

(5) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

 

 

Ayuntamiento de Cox, sin fecha

 

Manolo Serrano, 29/05/2009

 

   

 Manolo Serrano, 29/05/2009                                                                             Manolo Serrano, 29/05/2009 

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Manolo Serrano, 20/03/2013

 

Última actualización: 08/05/2017

 

Imagen Aleatoria

articles.jpg