Ermita de San Sebastián

 

Josef Montesinos (1), remonta la fundación de esta ermita al año 1264, fecha de la conquista de la ciudad por Jaime I, “...para que los cristianos oyesen misa en ella mientras se disponía la principal iglesia Parroq. de Santa María en la Mezquita Mayor de los Moros...”. También señala: “...Hermita de Sn. Sebastián y Santa Escuela de Christo. Tiene su situación en la calle Mayor de la Villa: en el día se reduce a una antigua desmedrada hermita, bastante capaz aunque húmeda y lóbrega. En el altar mayor se halla un precioso lienzo con la imagen de JesusCrucificado; baxo del qual está un grande sagrario, en el que en otros tiempos se reservaba el Eucarístico Sacramento del altar; en el lado derecho hay una urna en la que está de bulto el titular San Sebastián; y colateral a él hay otra con el glorioso San Roque y Nuestra Señora de los Dolores...”.

 

«...Otra ermita urbana estaba dedicada a San Sebastián, en la calle Mayor, y quizá fuera erigida por el vecindario como testimonio de agradecimiento a este santo, abogado de la peste, mal que con frecuencia azotaba al Occidente bajomedieval […]. El edificio era de una sola nave, con tres capillas laterales, y las noticias más antiguas que se conservan se remontan a 1489, en que el Consell prevee edificar una iglesia bajo la advocación de San Sebastián, situada en la calle Mayor, junto al hospital, pero al no haber fondos suficientes para terminar el proyecto, el Consell dio 100 sueldos para dicho fin. Noticias posteriores de 1630 sitúan la fundación de San Sebastián en 1498, año en que quizá pudo terminarse y consagrarse el edificio...». (2)

 

Refiriéndose a los edificios de la calle Mayor, Fuentes y Ponte nos dice lo siguiente: «...Entre dichos edificios, como el más antiguo de ellos, […] está el señalado con el numero 19 […] y es la ermita de San Sebastian, situada en la línea de fachadas que mira al E. en la calle Mayor de la Anilla, no sin objeto llamada así, puesto que en el barrio de San Juan hay otra calle Mayor del Arrabal. Esta ermita tiene su frontis retirado de la línea general de las demás fachadas, y estuvo intestando su antiguo primitivo derruido, hoy solar, presbiterio, con el paramento interior de la muralla que sobre el quijero ó borde superior de la Rambla ó rio Vinalopó se dirigia desde la torre de los Condes Duques de Altamira á la torre de la hoy Casa Consistorial. [...]

 

Fachada de San Sebastian.—La fachada de la ermita es de silleria del pais, y en su liso paramento general se franquea un solo arco circular sin jamba ni adorno; sobre su clave hay un nicho labrado interiormente en forma de pechina ó concha, que contiene una estátua de 0'82 de altura representando á San Sebastian mártir, obra atribuida á la época primera del siglo XIV, pero que ha sufrido varias reformas, inclusa la ultima y peor, la de pintarla abigarradamente. Sobre la fachada hay puesta una campana en una torre-espadaña y en el ángulo entrante derecho de la fachada de la ermita con la casa número 25 existe una reja en curva que, no obstante su sencillez, denota mucha antigüedad.

 

Interior. La nave.—El interior del pequeño santuario demuestra que su planta es la originaria, indudablemente, y que las muchas obras que se han hecho corresponden á reconstrucción de bóvedas y alguna parte de muros, á derribos y supresiones de capillas y del presbiterio, no á modificaciones de su proyección horizontal: esta la constituye una sola nave con tres pilares de silleria á cada lado, cuyas basas y capiteles corresponden al gusto ojival segundo tiempo, cuya nave, incluso lo que ahora sirve de presbiterio, tiene 16,30 de longitud por 5'30 de latitud, dejando á cada uno de los dos lados tres capillas de poca profundidad que como la nave aparecen cerradas por arcos y bóvedas, no ojivales sino circulares, acusando así las reconstrucciones y restauraciones de tiempo más moderno. A cada lado de la puerta hay respectivamente un cuadro tabla; el de la derecha, más antiguo de los dos, pertenece al gusto de transición pictórica del segundo período gótico: tiene 1'62 de altura por 1'24 de ancho, y sobre un fingido decorado zócalo, hay pintados dos santos, el uno parece San Blás, que tiene en su mano izquierda una carda de mano con agudas puntas; y el otro es San Amaro. Conjeturamos que esta notable tabla haya sido en tiempo remoto la que venerase la Cofradía ó Gremio de cardadores y rastrilladores de cáñamo; el cuadro tabla del lado izquierdo entrando tiene 1'87 de altura por 0'68 de ancho, debió pertenecer á un tríptico del siglo XIV y representa á San Antonio abad. Sobre la clave del arco de la puerta en su parte interior, hay una lápida de mármol blanco con letras de oro en que se lée: Se restauró esta ermita el año 1882, cerca del primer rincón de izquierda al entrar y dentro de un nicho, existe una estatua de madera pintada groseramente de 0'86 de altura, San Crispin con un zapato en su mano siniestra.

 

Las capillas. El altar mayor.—Los altares de las capillas están ocupados por imágenes modernas de escaso mérito á escepcion de un crucifijo tamaño natural, obra de arte digna de conservarse. El altar mayor está colocado en el testero de la capilla mayor de la ermita, que no es otra cosa que un tabique corrido que cortó la nave de uno á otro pilar, cuando se hundió lo que servia de presbiterio, y que hoy. es egido-jardin sobre el quijero del rio á cuyo jardin se pasa por la sacristia, y un patio de servicio situados á la derecha: dicho altar es moderno y su titular es nuestra Señora de la Asuncion: á los lados de las gradas hay dos estátuas de 0'63 de altura, la de la derecha del observador es San Roque y la del lado izquierdo San Sebastian, esculturas antiguas de no mucho mérito. La sacristia sirve de vestuario á las personas que desempeñan los papeles de Apóstoles, Marias y Angeles en los autos sacros, celebrados en la insigne iglesia de Santa María, las dos tardes de 14 y 15 de Agosto de cada año.

 

El culto en esta ermita consiste en la función á su titular primitivo, el 20 de Enero, algunas novenas á éste y á otros santos é imágenes. En los dias de Juéves y Viérnes Santo se abre al público, colocándose delante del altar mayor una vistosa cama con una estatua yacente de Jesús, que está de ordinario en la primera capilla de la izquierda.

 

Construcción primitiva. 1350, 1360.—Respecto á la antigüedad de la construcción de este pequeño santuario debemos recordar […] que siendo antigua la devocion de los vecinos, al glorioso mártir San Sebastian en la ermita del primer hospital, que debió quedar como memoria de alguna de las epidemias habidas en los siglos XIII y XIV: agradecidos á la protección del abogado de la peste, hicieron llamamiento general y le proclamaron Patron, citándolo asi el manuscrito noticiario del doctor Ceba. El año 1466, por concilio hizo la Villa á San Sebastian Patron de Elche. La construcción de los pilares denota mucha mayor antigüedad, pudiendo elevarse quizá á mediados del siglo anterior hacia los años 1350 á 1360, de modo que, á consecuencia de este patronato, quedó el Ayuntamiento, patrono á la vez del santuario.

 

Se llevan a cabo diversas reparaciones en los años 1486, 1489 y 1490. Después, no tenemos noticias de obras, hasta que el doctor Ceba dice que en 1810 se blanqueó la ermita de San Sebastian; pero en el Noticiario manuscrito de don José María Ruiz, consta que en Abril de 1824 se compuso la ermita de San Sebastian que estaba completamente derruida, dejándola mucbo más pequeña de lo que antes era, y se gastaron 773 reales por el Ayuntamiento y que en Febrero de 1825 se compusieron los terrados de dicha ermita, y se invirteron por el Ayuntamiento 520 reales, asi pues, puede suponerse por esto, que el corte que dejó de ménos longitud la nave privándola de su antiguo presbiterio se hizo en 1824: hoy el espresado antiguo presbiterio es, como hemos dicho, un pequeño egido donde hay varios arbustos y plantas casi al borde del quijero sobre la Rambla ó rio Vinalopó. [...]

 

La última reparación, como expresa la lápida de mármol puesta en el interior de la ermita, se ha hecho en 1882. En la actualidad se halla en buen estado de conservación y limpieza, sirviendo semanalmente para sus reuniones ó juntas á las Conferencias de Caridad de San Vicente de Paul….». (3)

 

«...Ubicada junto al hospital de Caridad, en el Carrer Major de la Vila, esta ermita entre medianeras remite a las construcciones del siglo XV del gótico catalán. La planta es rectangular, de nave única, con capillas laterales entre contrafuertes y tres vanos con arcos elípticos, bóveda de cañón y cubierta a dos aguas que no se refleja al exterior. Toda la fachada es de sillares y la puerta de entrada es el único hueco que se abre en ella, con un arco de medio punto de grandes dovelas. A eje de la puerta existe una hornacina avenerada del siglo XVIII propia del barroco, decorada con molduras, que albergaba una imagen de San Sebastián. Desde la edad media y hasta la adecuación del hospital de Caridad como Casa de la Festa, esta ermita formó parte de la escena de la Festa d’Elx, ya que aquí se vestían los actores y de aquí salían en comitiva hacia la iglesia de Santa María. Con la última intervención, la ermita se ha transformado en una sala cerrada y oscura donde se proyecta un video sobre el Misteri...». (4)

 

(1) Josef Montesinos Pérez Martínez de Orumbella.Compendio Histórico Oriolano.

(2) José Hinojosa Montalvo. Ermitas, conventos y cofradías en tierras de Alicante durante la Edad Media.

(3) Javier Fuentes y Ponte. Memoria histórico-descriptiva del Santuario de Nuestra Señora de la Asunción. Lérida, 1887.

(4) Guía de arquitectura de la provincia de Alicante.

 

 

   

Manolo Serrano, 12/03/2009                                                                                Manolo Serrano, 12/03/2009

 

Manolo Serrano, 12/03/2009

 

Manolo Serrano, 02/03/2015

 

Manolo Serrano, 02/03/2015

 

Manolo Serrano, 02/03/2015

 

Ramón Vicente Martínez Ibarra, s/f

 

Ramón Vicente Martínez Ibarra, s/f

 

Ramón Vicente Martínez Ibarra, s/f

 

Ramón Vicente Martínez Ibarra, s/f

 

Última actualización: 01/06/2020