Ermita de San Vicente Ferrer

 

Nos refiere Bendicho, en 1640, en el capítulo en que se escribe las fundaciones de conventos de religiosos y religiosas de aquesta ciudad, de la Iglesia de San Vicente Ferrer y de cómo predicó en Alicante, lo siguiente: «... De una Iglesia que ni es Convento ni Parroquia, nos falta dar noticias; y es de la que está fundada en el término del Raspeig, dedicada al glorioso Patrón y Apostólico varón San Vicente Ferrer, que fundó Pedro Maltés, para los que viven en las heredades de aquel término, que son muchos, tuviesen ese beneficio de poder oír misa y con esto se evitasen algunos pecados mortales; la cual fábrica, después prosiguieron los mismos vecinos y moradores de aquellas heredades del Raspeig. Es muy buena Iglesia y en ella se celebra la fiesta muy solemnemente en su día del Santo; y en todos los domingos y fiestas de entre año se celebra misa... Dice el vulgo, que aquesta ermita se fundó en aquel puesto, porque hasta allí llegó el glorioso San Vicente Ferrer; y que allí no pasó, teniendo por indigna a esta ciudad de su presencia y predicación. Esto último es calumnioso, pues la verdad es “que predicó en entrambas Iglesias de Santa María y San Nicolás”. Lo cual “consta por la siguiente carta, cuyo original está en el Archivo de Orihuela y la trasladó de su mano el P. Maestro Fr. Pedro Zaragoza de Heredia, Rector del Colegio de Orihuela”.

 

De esta carta, cuyo texto lemosín puede verse en el manuscrito de Bendicho, dirigida al Obispo de Cartagena don Pablo de Santamaría y suscrita por “Lo Justicia , Jurats y Consellers de la Vila de Oriola”, no se saca que San Vicente predicase en nuestras Iglesias de San Nicolás y Santa María, sino simplemente en Alicante.» (1)

 

«Antigua ermita, creada Ayuda de Parroquia y posteriormente Parroquia de la población de San Vicente del Raspeig. Sobre sus restos se edificó la actual Iglesia de San Vicente Ferrer.

 

Aura Murcia (2), expone una serie de datos que abonan la existencia y evolución de esta ermita. La existencia de una pequeña ermita dedicada a San Ponce en la cual predicó el padre Vicente Ferrer en 1411 a su paso camino de Alicante, noticia que proporciona Montesinos (3).

 

De la cita de Bendicho (1), que habla de una iglesia que ni es convento, ni parroquia, por lo que no puede tratarse más que de una ermita; en el plano realizado a finales del siglo XVI por el ingeniero Antonelli, durante la inspección del pantano de Tibi, que realizó por orden del Felipe II, en el lugar del Raspeig dibuja una pequeña casa sobre la cual se puede leer San Vicente, que se trataría de la ermita dedicada a San Ponce, que en 1560 sería reconstruida y ampliada por Pedro Maltés y puesta bajo la advocación de San Vicente Ferrer; en 1669, el rey Carlos II, en los estatutos concedidos a la ciudad de Alicante, establecía el pago de tres libras anuales a los mayordomos de la ermita de San Vicente Ferrer del Raspeig para la celebración de la fiesta de dicho santo; y, finalmente, la noticia del paso por esta ermita de la peregrinación de la Santa Faz durante la rogativa pidiendo lluvia que tuvo lugar entre los días 26 de marzo y 2 de abril de 1634, y se detuvo en esta ermita.

 

Hasta el siglo XVIII, la ermita estaba a cargo de uno de los curas de la colegiata de San Nicolás, quien acudía al Raspeig a decir misa los domingos y fiestas de guardar, pero en 1733, debido al aumento de demanda de auxilio eclesiástico, el cabildo de San Nicolás se dirigió, al obispo de la diócesis, José Antonio Florez Osorio, en demanda de un cura ecónomo para dicho lugar, petición que fue atendida creando, el 4 de agosto del mismo año, en la ermita de San Vicente Ferrer una Ayuda de Parroquia de la colegial de San Nicolás de Alicante. A partir de este momento se inician las obras para levantar casa para el cura y los arreglos necesarios en la ermita para adecuarla a su nueva condición, proceso que culminaría con la visita del obispo en el verano de 1736.» (4)

 

«Edificó D. Pedro Maltés, el año 1560, un Santuario que consagró á San Vicente Ferrer. Construidas después algunas casas en los alrededores de la iglesia, el año 1735, aumentando el vecindario, quedó habilitada en ayuda de parroquia de San Nicolás, destinando el Ayuntamiento algunas cantidades, según así consta en acuerdos capitulares de 22 de Junio de 1733, 8 de Enero de 1734, 1 de Febrero de 1735 y 28 de Junio de 1737, para construir habitación al Teniente Cura que allí se estableció, mejorar las condiciones del Santuario y restaurar la imagen del Santo Patrono de este Reino, que fue colocada en el altar mayor, hermoseado también con los fondos de la Municipalidad». (5)

 

(1) Vicente Bendicho. Crónica de la Muy Ilustre, Noble y Leal Ciudad de Alicante. Alicante, 1640. (Alicante, 1960)

(2) Federico Aura Murcia. Construcciones religiosas y clero en San Vicente del Raspeig. San Vicente del Raspeig, 2000.

(3) Joseph Montesinos Pérez Martínez de Orumbella. Descripción Histórico Política y Geográfica del Ilustre Obispado de Orihuela. 1794-1798.

(4) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(5) Rafael Viravens y Pastor. Crónica de la Muy Ilustre y Siempre Fiel ciudad de Alicante. Alicante, 1876.

 

Última actualización: 05/08/2015

 

Imagen Aleatoria

c10153m.jpg