Ermita de la Purísima Concepción

 

«En 1777 se construye un depósito de sal y un muelle embarcadero de la sal (el actual muelle de poniente de las Eras de la Sal) varios edificios y una ermita situada a levante de las casas de los torreros de la cercana Torre Vieja, complejo que aparece en el plano de Joseph Branly de 1774. La ermita consagrada a la Inmaculada Concepción fue visitada por el obispo de Orihuela D. José Tormo el 28 de julio de 1774.» (*)

 

La iglesia de Torrevieja, en sus orígenes, fue una ermita. Así se declara en el documento de constitución de tal ermita en Ayuda de Parroquia. Al aumentar el número de habitantes de Torrevieja, excediendo a los de Torrelamata, don José Tormo, Obispo de la Diócesis de Orihuela, solicitó y obtuvo de Carlos III, la Real Orden de 1788 por la que se autorizaba la constitución de una Ayuda de Parroquia de la de Torrelamata en el poblado de Torre Vieja y el 21 de mayo de 1789 se promulgó el Decreto Eclesiástico: “...Establecemos y erigimos la Ermita de la Torre Vieja en ayuda de Parroquia de la iglesia de Torre de la Mata, a la que pertenece, bajo la invocación y tutela de la Purísima Concepción de Nuestra Señora”.

 

Con tal motivo, el 13 de septiembre de 1789, se bendijo, por el mismo obispo, un nuevo templo ubicado, según la tradición, en una de las barracas entonces existentes, donde hace años estuvo la pescadería, frente al Casino, mirando al mar. Siendo muy pequeño, a principios del siglo XIX se comenzó a construir otro templo, existiendo discrepancias entre los historiadores locales sobre su situación. Junto a dicha iglesia, en 1802, se levantó una torre de escasa altura por lo que se dio en llamar al conjunto, iglesia y torre, "La Torrecilla", y parece ser que siguieron llamándola ermita.

 

Al trasladarse en 1803, la Administración de las Salinas de Torrelamata a Torrevieja, el obispo don Francisco Antonio Cebrián y Valda, trasladó también la parroquia, lo que se realizó en julio de 1806, quedando Torrevieja como matriz y La Mata como su anexo. A pesar de pasar a ser parroquia, por definición debió de dejar de llamarse ermita, cuando el fortísimo terremoto del 21 de marzo de 1829 destruyó La Torrecilla en casi su totalidad, hubo discrepancias entre si se reparaba o se construía un templo nuevo, salen a relucir documentos de la época en los que sigue llamándosela ermita. Al quedar menos afectado el brazo del transepto de la epístola, se reforzó y se le puso un techo de cañas y albardín, por lo que a la iglesia se la llamó, esta vez, con afecto, "La Barraca".

 

En el verano siguiente al terremoto, el 2 de julio de 1829, la Real Audiencia de Valencia acuerda la constitución de un Ayuntamiento para Torrevieja. La nueva Corporación tomó posesión el 12 de julio de 1830. Una de sus prioridades fue construir una nueva iglesia, ya que entre tanto un fuerte vendaval había arrancado la cubierta de La Barraca. El nuevo templo se inauguraría a finales del siglo y es el actual dedicado a la Purísima Concepción de María. Nadie lo llamaría ya ermita. (**)

 

«La ermita, construida con el típico techo de barraca tenía 5 altares: el de la Capilla Mayor, Altar Privilegiado, dedicado a la Purísima Concepción; dos altares en el lado del Evangelio dedicados a la Santísima Trinidad y a San Carlos Borromeo, arzobispo y cardenal, y colaterales a éstos, otros 2 altares dedicados a Nuestra Señora del Carmen y a San Alberto Magno, arzobispo.» (*)

 

(*) Francisco Rebollo Ortega. Historia de Torrevieja.

(**) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

 

 

"La Torrecilla". Foto: Parroquia de la Inmaculada Concepción.

 

Última actualización: 18/06/2017

 

Imagen Aleatoria

c10061m.jpg