Ferrocarril de Villaodrid a Ribadeo

 

El descubrimiento de mineral de hierro en la cuenca del Eo, al norte de la provincia de Lugo, dio lugar a que en 1900 se constituyera en Bilbao la Sociedad Minera de Villaodrid con el fin de explotar esos yacimientos. Ante la falta de vías de comunicación entre esos yacimientos y el puerto más cercano se promovió la construcción de un ferrocarril que, según el proyecto inicial, se construiría con ancho de vía de 750 mm.

 

Analizados los costes de explotación y la capacidad de transporte se decidió que debería construirse con ancho de vía métrico. Iniciadas las obras en 1901, la inauguración tendría lugar en mayo de 1903. El tendido férreo, de unos 34 kilómetros de longitud, partía de los yacimientos situados en el término de Villaodrid, finalizando su recorrido en la desembocadura de la ría del Eo, donde se construiría un cargadero del tipo Cantilever, para transbordar el mineral a los buques. En sus inicios la explotación del ferrocarril se orientó exclusivamente al transporte de mercancías pero a partir de 1905, se establecería un servicio regular de transporte de viajeros, hasta 1964, en que se produciría la clausura del ferrocarril.


El primer material motor consistió en cuatro locomotoras del tipo 130-T construidas en Alemania por Borsig, en 1902. Las números 2 "San Tirso", 3 y 4 fueron alquiladas en 1918 a la Minero Siderúrgica de Ponferrada para los trabajos de construcción de su ferrocarril, de Ponferrada a Villablino y la número 1, sería adquirida después de 1930 por esta sociedad, que la adjudicaría el número 21.


Destinada principalmente a servicios de maniobras en Ponferrada, su desguace se produciría a principio de los años ochenta.

 

 


Nº 1. Tipo 130-T. Ancho de vía 1000 mm.

Borsig/5032/1902

 

Última actualización: noviembre/2013

 

 

Imagen Aleatoria

b0496-m.jpg