Iglesia de San Jorge

 

Citada por Madoz: "...3 iglesias ó ermitas cuyos titulares son S. Jorge, S. Miguel y la Virgen de los Desamparados; las 3 sin rentas para su servicio y conservación". (1)

 

También es citada por Martí Casanova: «Capilla de S. Jorje Martir, primer patrono de Alcoy. -Plazuela de su nombre-. La erijió en iglesia este vecindario á fines del siglo XIII en memoria de la proteccion que le dispensó el Santo contra los árabes en 1276, […]. En 1597 quedó unido este templo al convento del Sto. Sepulcro por medio de una galeria alta, cubierta, por la que pasaban las monjas al coro construido en S. Jorje sobre la puerta principal, á celebrar sus ejercicios de oracion, interin se terminaba por completo la obra de su monasterio.

 

El estado ruinoso de esta iglesia determinó su reedificacion; que fue llevada á efecto á principios del siglo XVII, construyéndose la actual Capilla, pero de poca solidéz sin duda, pues en vista de que amenazaba ruina á principios del año 1721, acordó el Ayuntamiento de la Villa en sesion del 18 y 25 de Abril se hicieran nuevas obras y reparos, encargando al efecto á José Reig vecino de ésta.

 

En 1862 se renovó completamente el interior, y en breve se va á transformar la actual fachada con arreglo al proyecto de decoracion delineado en 1859 por el arquitecto alcoyano D. Jorje Gisbert; todo á espensas de la cofradia de S. Jorje y por disposicion de la Junta directiva de las fiestas que anualmente celebra la ciudad al santo titular. (2)

 

La ermita, capilla o iglesia de San Jorge es la más antigua de Alcoy. Según Vilaplana Gisbert, dicen las crónicas que el 23 de Abril de 1276, el caudillo moro Al-Azrac atacó con sus huestes por la puerta de San Marcos, en la cercanía de la iglesia. A los gritos de alarma acudió gran parte del pueblo que estaban en el templo, con el sacerdote que celebraba la misa, llamado Mosen Ramón Torregrosa, que, según algunos: “salió revestido como estaba”, y trabó una sangrienta batalla en la que murió el caudillo Al-Azrac. Prodigiosamente, todos los presentes vieron correr por encima del muro a San Jorge, armado caballero con su caballo. Por todo ello San Jorge fue aclamado Patrono de Alcoy y edificada la primera ermita. (3) Esta iglesia quedó construida en el mismo siglo XIII y a la plaza a la que daba la puerta principal le dieron el nombre de San Jorge, colocando en su centro una estatua ecuestre del Santo Patrono, esculpida en mármol. Las reconstrucciones han sido numerosas, se nombran en los siglos XVI, XVII y XVIII. El 22 de Abril de 1862, se renovó todo el interior, según los planos del arquitecto alcoyano D. Jorge Gisbert. En 1913 se puso la primera piedra de un nuevo templo, a cargo de los arquitectos Vicente Pascual Pastor y Timoteo Briet, que le dieron un estilo neogótico. Por fallecimiento de aquellos, se encargó de las obras D. Vicente Valls, quien dio al proyecto rasgos neo-bizantinos, a lo que no fue ajeno Fernando Cabrera, sobre todo en el interior.

 

El templo ocupa una esquina, siendo solo visibles la fachada principal y el lateral derecho. La fachada, orientada a poniente, realizada con aparejo de sillares isódomos, es de claro estilo neo-gótico. Se dispone en tres cuerpos: El central, a su vez, se divide en piso inferior con la puerta en arco de medio punto y frontoncillo sobre columnas; piso superior, con tres ventanas, la central más alta, que se corresponden en el interior con el coro; sobre ellas, una cornisa sobre arquería ciega que remata y delimita el frontón triangular desventrado. Los cuerpos laterales se formulan en tres pisos. El inferior, liso; el intermedio, con dos niveles de ventanas; y el tercero, ya en forma de torre, repite la disposición de huecos sobrepuestos y el adorno de arquerías ciegas; se rematan con tejados piramidales a cuatro aguas. En la fachada lateral existe una placa con esta inscripción: «Aci estava l'any 1276/la Porta de San Marc/que fon escenari historic/de la derrota de D`ALZRA/i lloc segons la tradició/on les alcoians veneren a/ SAN JORDI/patró de la nostra ciutat./VII Centenarí 23 Abril any 1976».

 

El interior, es de estilo neo-bizantino que ha permitido el empleo de mosaicos, vidrieras y fondos de oro, dando gran riqueza al conjunto. La planta es de cruz griega con el testero y laterales del crucero en arcos de medio punto. A los pies, la nave se prolonga en un atrio sobre el que se instala el coro. Las medidas de la nave son: 20,30 por 13,30 metros. En cada ángulo del crucero, sobre el zócalo, dos columnas, rematadas por capiteles calados, apoyan los arcos torales que son asiento de la cúpula. Cuatro trompas dan paso al tambor exagonal que en cada uno de sus lados abre un hueco con vidriera. En ellas, figuran los santos de la devoción alcoyana: San Mauro, San Jorge, San Roque, Virgen de los Lirios, Niño Jesús del Milagro, San Gregorio, Purísima Concepción y San Miguel Arcángel. La cúpula es ciega y se adorna con un redondo pantocrátor de mosaicos.

 

En el ábside, se sitúa el retablo principal con el fondo de una pintura mural del pintor alcoyano Fernando Cabrera, realizada en 1921 y restaurada recientemente en 1992. Esta pintura, que narra la victoria de los alcoyanos sobre el caudillo moro AL-AZRAC, consta de 28 paños, siendo la dimensión de la obra 885 de largo por 565 cm. de ancho; la parte superior está rematada con pintura mural al óleo. Ha sido restaurada recientemente (1992-1993) por Reyes Silvestre Mardomingo y Rafael Bernardos Rivas del E.T. de Conservación S. C. Delante, una imagen de San Jorge Infante, llamado popularmente "El Xicotet", enmarcada por dos esculturas de ángeles en escayola, replica de las antiguas en mármol de carrara, que hizo el escultor D. Lorenzo Ridaura. Las primitivas, colocadas el 13 de Abril de 1918, fueron destruidas en 1936. Las cabezas se conservan en el Casal de San Jordi (Museo de Fiesta).

 

En el lateral izquierdo se encuentra otro retablo dedicado a San Jorge, esta vez en forma ecuestre, obra del imaginero valenciano Enrique Galarza, en los talleres de José Rabasa, realizada en 1939-40. A la derecha de este último retablo, una hornacina alberga un relicario de estilo gótico y que contiene la reliquia de un dedo del Santo. Este relicario fue realizado en 1946, por el orfebre José David y dorado por Royo en los talleres de José Rabasa de Valencia, a semejanza del anterior que fue realizado en 1891. En el lado derecho del crucero, están la puerta de la sacristía y, oculta por un amplio cortinaje, una puerta que da a la calle lateral y se usa para sacar al Santo en procesión. El piso es de mármol blanco y negro; un zócalo de mármol crema rodea todo el interior. En el centro del crucero una lápida cubre la sepultura de Casimiro Barello Morello, muerto en Alcoy en olor de santidad: "Hic expectat resurrectione...". (4)

 

(1) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1845.

(2) Guía del forastero en Alcoy. José Martí Casanova. Alcoy 1864.

(3) José Vilaplana Gisbert. Historia Religiosa de Alcoy. Alcoy, 1903.

(4) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

 

 

 Manolo Serrano, 21/06/2012

 

Manolo Serrano, 21/06/2012

 

Última actualización: 15/04/2017