Sociedad General de Ferrocarriles Vasco-Asturiana

 

El 26 de octubre de 1899 se constituyó en Oviedo la Sociedad General de Ferrocarriles Vasco-Asturiana. El propósito de esta sociedad era la construcción y explotación de un ferrocarril de vía estrecha, para el transporte de los carbones de las cuencas mineras de Aller, Lena, Mieres y valle de Riosa, hasta el puerto de San Esteban de Pravia. En 1901 se autoriza el proyecto iniciándose las obras en el mes de julio de ese mismo año. Construido con ancho de vía métrico, fue inaugurado en su totalidad el 2 de agosto de 1904.


El primer material motor, importado de Inglaterra, consistió en cinco locomotoras (1/5) del tipo 220-T construidas por Dübs, para servicio con trenes de viajeros y cuatro locomotoras del tipo 030-T, construidas por Hunslet Engine, con números de fábrica 782/785, para servicio con trenes de mercancías. Estas últimas, numeradas 20/23, recibieron además los nombres de “Caudal”, “Nalón”, “Narcea” y “Cubia”, respectivamente.


Las 20 y 22 fueron desguazadas en fecha indeterminada e idéntico destino corrió la número 23, que había sido vendida en 1961 a Fábrica de Mieres. En ese mismo año se vendió la número 21 a la Sociedad Industrial Asturiana “Santa Bárbara” para servicio en la fábrica de Figaredo donde conservaría la numeración original.


Restaurada por el Museo del Ferrocarril de Asturias, se encuentra expuesta en sus instalaciones de Gijón.

 

 

Nº 21 "Nalón". Tipo 030-T. Ancho de vía 1000 mm.

Hunslet/783/1902

Turón, 04/05/1988. Manolo Serrano.

 

La Fábrica de Armas de Trubia inició a partir de 1933, la construcción de un modelo de locomotora del tipo 141-T, destinado al proyectado Ferrocarril Ferrol-Gijón. Las diez locomotoras construidas no llegaron a prestar servicio en el mismo, siendo distribuidas por el Estado en diversos ferrocarriles de su administración. Una de éstas, la número 8, fue empleada por la Sociedad General de Ferrocarriles Vasco-Asturiana. Cuando el Estado reclamó la máquina, esta sociedad encargó a Babcock & Wilcox otra de idénticas características y muy similar a las que años antes, este constructor había suministrado al Ferrocarril del Cantábrico, los Económicos de Asturias y al Santander-Bilbao.


La locomotora fue recibida en 1958 y numerada como su antecesora, constituyendo la única adquisición de material motor de este ferrocarril a fabricantes nacionales. Empleada en el remolque de trenes carboneros en los ramales de la cuenca de Turón y en la Fábrica de Mieres, fue adquirida en 1970 por HUNOSA, sociedad en la que quedaron integradas la mayoría de las industrias mineras asturianas.


A mediados de 1988 permanecía apartada en las instalaciones del complejo minero de Pozo El Batán, próximo a Mieres y actualmente se encuentra expuesta en el Museo del Ferrocarril de Asturias, en Gijón.

 

 

Nº 8. Tipo 141-T. Ancho de vía 1000 mm.

B&W/727/1958

El Batán-Mieres, mayo 1988. Manolo Serrano.

 

Nº 8. Tipo 141-T. Ancho de vía 1000 mm.

B&W/727/1958

Gijón-MF, 21/07/2000. Manolo Serrano

 

Última actualización: noviembre/2013