Ermita del Santísimo Cristo del Socorro

 

«...También se denominó Ermita del Milagro, debido, según la tradición, a que la primitiva ermita se derrumbó, manteniéndose únicamente la pared en la que colgaba la imagen del Cristo y que, una vez retirado éste, la pared se vino abajo.

 

Se encuentra situada a corta distancia de la parte alta del pueblo, al sur del mismo y en una pequeña planicie en ladera de la sierra de Almudaina. Ante la ermita hay una pequeña explanada y un arco de altos cipreses. La vista es panorámica, divisándose gran parte del valle del Serpis con el fondo del Benicadell.

 

El aumento de la veneración por esta imagen, que anteriormente estaba en la iglesia, decidió la construcción de la ermita. La primera noticia que se tiene de la ermita es en el Libro de Visita de 1863, en el que por primera vez cita la existencia de la ermita: un Crucifijo con Dolorosa de medio cuerpo en el nicho de la Ermita del Calvario. Como la anterior Visita es del año 1819 y no la nombra, se puede suponer que la ermita fue construida entre ambas fechas; lo que se confirma por su figuración en un mapa del término municipal de Almudaina del siglo XIX, precisamente con el nombre de Ermita del Milagro. En la puerta figura la fecha de 1901, que corresponde a una reconstrucción.

 

Encontrándose aún la imagen en la iglesia, nombre de Cristo del Socorro aparece por primera vez en el año 1786; Felix Cebriá dispuso en su testamento que se celebrase una misa al Santísimo Crhisto del Socorro en su capilla...». (1)

 

«...La ermita, exteriormente es rectangular con los ángulos achaflanados resultando un octógono con dos lados más largos; tiene un añadido a la parte oeste para la sacristía. La obra es de mampostería con la cubierta a dos aguas con teja curva. La fachada, orientada al norte, de predominio vertical, presenta las esquinas con fajones y un zócalo estucado en gris, igual que la imposta horizontal mixtilínea, que divide la fachada en dos cuerpos.

 

La puerta, reforzada por zinc claveteado, dibujando los clavos el anagrama mariano y la fecha de 1901. Sobre el dintel un azulejo con la inscripción: Ermita del Cristo del Socorro. Más arriba, una hornacina con panel cerámico que representa al Cristo. La parte superior, a modo de frontón, rematado por una cornisa de líneas barrocas, incluye el hueco -en arco de medio punto- de la campana. Sobre la curva central del frontón se eleva una cruz de hierro. A cada lado de la fachada, en sendos chaflanes, hay una capillita saliente con tejadillo a dos vertientes que alojan los paneles cerámicos que representan las dos últimas estaciones del via-crucis. La planta, mide 13 por 8 metros, no se ciñe al contorno exterior descontados los muros, siendo más pequeña y quedan, por tanto, huecos ocultos; la nave ofrece una planta en cruz griega con brazos transversales muy cortos. A la derecha se sitúa la sacristía y, dentro de ella, una escalerita de obra lleva al coro encima de la sacristía, abierto a la nave. La decoración es de estilo neoclásico, con pilastras y capiteles corintios, cubre con bóveda de cañón. A la cabecera, retablo de estilo neoclásico enmarca la imagen del Cristo del Socorro de estilo barroco y una Dolorosa de medio busto. La imagen del Cristo, fue escondida en un pajar por Vicente Domínguez, consiguiendo salvarla del saqueo y quema en 1936. Para mejor esconderla tuvo que cortare los brazos por lo que la imagen presenta las huellas de la sierra. (Comunicación de J. Andrés, depositario de las llaves de la ermita)...». (2)

 

(1) Ernesto Valor Calatayud. Diario Información, 18/09/1993.

(2) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004. 

 

 

Manolo Serrano, 27/12/2016

 

Manolo Serrano, 08/09/2010

 

Manolo Serrano, 27/12/2016

 

Manolo Serrano, 27/12/2016

 

Manolo Serrano, 27/12/2016

 

Última actualización: 17/05/2020

 

Imagen Aleatoria

c10411m.jpg