Ermita de San Vicente Ferrer (Captivador)

 

«Nombrada por Madoz, al referirse a La Nucia: “...y 2 ermitas dedicadas á San Rafael y San Vicente. (1)

 

Esta ermita, situada en la partida del Captivador, al SE. del núcleo urbano de La Nucía, también es citada por Figueras Pacheco (2) y Sanchis y Sivera, que se refiere a Cautivador y dice: “Es un caserío de 200 habitantes, anejo de Nucia, arciprestazgo de Callosa de Ensarriá, cuya iglesia tiene por titular a San Vicente Ferrer. Llámase ese caserío Cautivador, porque en este sitio recogían los moriscos a los cautivos, después que fueron expulsados, y se los llevaban a Argel”. (3)

 

Según Guardiola Fuster (4), en 1802 un grupo de vecinos del Captivador, encabezados por Roque Devesa de Francisco, acometieron la construcción de la ermita, con licencia del arzobispo de Valencia, Joaquín Company. La primera piedra fue colocada por Esperanza Santamaría, esposa de Roque Llorens que, sin embargo, murió antes de terminarse la ermita; fue bendecida en 1803, por el vicario de la parroquia de La Nucía, don Miguel Femenía. Desde su fundación hasta 1812, se ocupaban de la ermita y celebraban los actos religiosos, los frailes del Hospicio de Altea, a los que se remuneraba con treinta y dos pesos anuales.

 

El 30 de marzo de 1817 se colocó la campana, que pesaba seis arrobas y costó unas noventa y tres libras. En 1865 se realizó una reparación total de la ermita, con la colaboración de los vecinos del caserío. En la parte interior de la puerta hay esta inscripción: “Se hicieron de lo recogido para la Hermita, 1871” Tras el saqueo de 1936, la ermita se restauró años más tarde y se colocó nueva campana en 1944.

 

Edificio aislado en un entorno de campo, obra de mampostería y cubierta a dos aguas sobre bóveda, terminada con teja curva. Delante de la ermita hay un pino centenario, declarado recientemente árbol protegido. Fachada rectangular, en cuyo lado superior apoya una amplia espadaña de perfil mixtilíneo con hueco de campana en arco escarzano; puerta en dintel, con dos escalones previos; hornacina en el frontón, vacía. Planta de nave única con capillas entre los contrafuertes; pilastras a la faz de estos, capiteles y entablamento en cuya cornisa y arcos fajones asienta la bóveda de cañón. Las capillas, de escasa profundidad, también tienen bóveda de cañón sobre impostas.

 

En el tramo de cabecera, a la izquierda acceso a la sacristía desde la cual se sube al coro situado sobre ella y abierto a la nave. Retablo con dos columnas corintias y entablamento que encierran la hornacina con la imagen de San Vicente realizada en 1999 por Esteve Edo, profesor de la Escuela de Bellas Artes de Valencia.» (5)

 

(1) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849.

(2) Francisco Figueras Pacheco. Geografía General del Reino de Valencia. Provincia de Alicante. Barcelona, 1911.

(3) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(4) Miguel Guardiola Fuster. La Nucía, apuntes para la historia. Alicante, 1986.

(5) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

 

 

Manolo Serrano, 15/09/2010

 

Manolo Serrano, 15/09/2010

 

Foto: Kiko Moncada, 2011. El Captivador y la ermita de Sant Vicent

 

Última actualización: 27/05/2017

 

Imagen Aleatoria

taking_notes.jpg