Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles

 

«En la base del Peñón de lfach hubo un asentamiento romano que después, durante la dominación árabe, se reedificaron sus murallas y se repoblaron sus laderas. Tras la reconquista en el siglo XIII, Roger de Lauria levantó una iglesia cuyos cimientos y parte del campanario se conservaban intactos hasta no hace mucho (1).

 

Parece ser que en varias excavaciones en el solar de la iglesia se han encontrado restos de un templo pagano y después de un morabito o santuario mahometano. Esta iglesia estuvo dedicada a San Miguel y dotada de varios Beneficios, de los que hay constancia en los archivos parroquiales de Benisa y Calpe.

 

Las incursiones moriscas y piratas que sufrieron el caserío y la ermita de lfach obligaron a cerrarla al culto quedando solo para celebraciones una vez al año. Últimamente, habiendo sido destruida su fábrica, fue abandonada.» (2)

 

«Muy poco sabemos de la antigua Iglesia del lugar de Ifach. Los pocos restos que nos han llegado, están muy deteriorados a partir de la construcción del Hotel que se inició en la ladera del Peñón. Sabemos que aproximadamente en 1925 el propietario del Peñón Vicente París, trabajó toda aquella zona con el fin de plantar viña. Se encontraron ánforas de pared muy gruesa e incluso restos humanos. En la parte noroeste de la iglesia se encontró una de las dos capillas existentes a ambos lados del altar principal, tapándose con un muro de piedra y rellenándose con tierra. No sabemos si estas estructuras fueron afectadas por la posterior (1958) cimentación del hotel.

 

De la documentación encontrada por diversos autores, especialmente el malogrado Jaume Pastor Fluxá, deducimos que la construcción de la iglesia de Ifach es posterior al poblamiento que pretende construir Pere el Gran hijo de Jaime I, que en Abril de 1282 intenta construir villa y ordena a Bernat de Mataró que divida Ifach en solares y los regale a los calpinos. “Universis populatoribus de Calp et termini eiusdem. Cum nos deputaverimus et ordinaverimus quod in loco dicto Iffach constratur villa el quod ibedem omnes debeatis habitare et hedificare domicilia vestra,...”. Parece que a pesar de todo no consigue que nadie vaya a vivir al Peñón. No es hasta 1298 en que Jaume II confía a Roger de Lluria el poblamiento de Ifach. “Nos Jaime atendiendo que Nos habemos dado y concedido a vos el noble Roger de Luria, Almirante de nuestros reinos y nuestro consejero familiar y fiel, los castillos o lugares de Calpe y de Altea con sus derechos y pertenencias, con privilegio nuestro, según que está concedido. Por lo tanto a la humilde súplica por vos hecha a Nos, os concedemos y damos licencia y pleno poder, para hacer y construir nueva población o villa en el lugar llamado Ifach, situado en los términos del dicho castillo de Calpe hacia la orilla del mar, a saber en aquel lugar que en otro tiempo el Ilustrísimo Señor Rey Don Pedro, de buena memoria, nuestro padre, según tenemos entendido, intentó hacer población o villa…Damos también licencia y pleno poder a vos el dicho noble para construir y edificar allí mismo, para seguridad y defensa de los hombres que habiten en el mismo lugar, torres y fortalezas, teniéndolas vos y vuestros herederos y sucesores bajo la misma condición y donación por lo que habéis y tenéis el predicho castillo de Calpe, mandando a los procuradores, bailes, justicias, así como a todos los demás oficiales y súbditos nuestros, presentes y futuros que la predicha donación y concesión mantengan firme, observen y no la contravengan, ni permita que alguno la contraviniere por razón alguna. En testimonio de lo cual hemos mandado hacer la presente carta y señalado con nuestro sello colgante. Dado cerca de Nápoles a 10 de agosto del año del Señor 1298”. (traducida del latín por el Pare Vicent, autor del libro Calpe).

 

Algunos años más tarde, en 1344, la práctica totalidad de los pobladores habían vuelto a su lugar de origen. Aunque resulte extraño, a pesar del abandono de los pobladores, Margarita de Lluria Condesa de Terranova, señora de Calpe desde 1325, año en que murió su padre, ordena la construcción de una iglesia en el lugar de Ifach, fundando tres beneficios, dedicados a la Virgen Maria, a San Miguel y a San Nicolás.

 

Posiblemente, la construcción de la iglesia tuvo lugar entre los años 1340-1344, en los que la Condesa de Terranova instaura los tres beneficios. Paradójicamente, a los 40 años de poblar Ifach y cuando era un hecho consumado que el lugar estaba despoblándose “per quant lo loch de Yfach esta despoblat, e los habitants de aquell se han lluntad a viure dins terra per por que fan los moros”.

 

En un nuevo intento repoblador el Duque de Gandia Alfons el Jove ordena en Febrero de 1418 a Guillén Serra poblar Ifach con 39 nuevas familias dándoles de plazo hasta el día de San Juan. En 1438 la armada castellano-genovesa destruye definitivamente la población de Ifach. No así su iglesia. En Marzo de 1623 el rey Felipe IV ordena al virrey de Valencia, Marques de Povar el transformar la vieja iglesia en una fortaleza, a tal fin se dan una serie de indicaciones de como aprovechar las paredes de la iglesia que continúan en pie: […].

 

Y así hasta una total de 35 indicaciones de lo que debía ser el fortín de Ifach. La siguiente noticia de la iglesia de Ifach nos la proporciona el botánico Cavanilles que en 1792 nos dice “en las faldas del monte se conservan ruinas de un pueblo antiguo [...] de las paredes de la iglesia quedan algunos trozos”.

 

En 1835 un arqueólogo francés de nombre Alexandre Bouthous efectúa excavaciones en el solar de la iglesia. No sabemos nada del resultado de dichas excavaciones. Según el Pare Vicent autor del libro Calpe, en los alrededores de lo que fue la iglesia de Ifach se encontró “una escultura de la Virgen María, labrada en madera ya desconchada, de pintura renacentista, encontrada en unas excavaciones practicadas en la base del peñón”. El mismo autor nos comenta “a Calpe llegó procedente de la misma, la preciosa pila de agua bendita gótica”y según él, también el retablo de los santos médicos Cosme y Damián.

 

Parece ser que al despoblarse Ifach y arruinarse su iglesia el Marques de Ariza, señor de Calpe, Benissa y Teulada distribuyó los beneficios del lugar de Ifach. Posiblemente, estos beneficios desaparecieran con las desamortizaciones de Madoz o Mendizabal en el Siglo XIX.

 

No tenemos ninguna noticia del estilo de la iglesia ni de su tamaño exacto. Hasta 1957 previa la construcción del hotel, existió una especie de balsa rectangular de unos 15 a 17 metros de largo por 7 u 8 de ancho y unos 2,50 metros de alto, en cuyo interior el abuelo del que suscribe Andrés Ortolá Ivars casero de Vicente París, plantó hortalizas, un par de naranjos y un limonero, al abrigo de los fuertes vientos que azotan la zona. No sabemos si había piso en el fondo de este lugar y si fue rellenado con tierra para poder cultivar.» (3)

 

(1) Vicente Llopis Bertomeu. Calpe. Calpe, 1975.

(2) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(3) Andrés Ortolá Tomás. Historia del Calpe antiguo.

 

 

Restos de la iglesia, Web: Pobla medieval de Ifach

 

Calpe

 

Última actualización: 15/07/2015

 

Imagen Aleatoria

c09571m.jpg