Ermita de la Divina Aurora

 

«Murla.- Capilla de la Purísima Sangre». (1)

 

«Ermita situada en el centro de la población. También se conoce como “Ermita de la Sangre”.

 

Según Giner Guerri (2), la Ermita de la Divina Aurora, se ubica en lo que fue "habitación de mujeres" del Hospital y, anteriormente, había sido cárcel.

 

No se puede asegurar cuando fue construido o cuando este edificio empezó a funcionar como Hospital, pues en los cabreves de 1547 y 1554 no se alude a él, ni tampoco en las visitas pastorales de 1578, 1583 y 1587. Y esto es significativo pues desde la visita de 1591 en adelante se le nombra siempre. No sería, pues, desacertado deducir que el hospital empezó a funcionar entre 1587 y 1591. En 1600, la cárcel estaba situada dentro del hospital, pero el visitador diocesano mandó que la trasladaran de allí, y que "se acomode una habitación para mujeres", como efectivamente hicieron pues en 1607 ya no estaba en el Hospital. Continúa Giner diciendo: «Teniendo en cuenta la disposición interna del edificio puede conjeturarse que la cárcel estuvo situada en la actual capilla de la Divina Aurora, y que al desaparecer la cárcel, colocaran allí la habitación de mujeres».

 

Restaurada en 1979, se trata de un edifico adosado, que forma esquina. Construido con muros de mampostería cubierta de yeso blanco y tejado a dos aguas con teja curva. La fachada pentagonal, orientada a Levante, es asimétrica respecto a la puerta. Ésta, tiene portada con vano en dintel dovelado, realizada en sillares de piedra tosca. Sobre ella un pequeño óculo circular y culminando el frontón, no sobre el eje de la puerta, sino más a la derecha se apoya la espadaña de tabique.

 

La planta es de nave única rectangular, con el añadido de una capilla para la imagen de la Divina Aurora. Mide la nave 10,18 por 3,58 metros y la Capilla de la Virgen 4,72 por 3,28 metros. Dos pares de pilastras con capitel dórico, sostienen el entablamento que corre por ambos costados, sobre cuya cornisa se apoyan los arcos fajones y las bóvedas vaídas. Cubre la cabecera un retablo neoclásico, formado por dos pares de columnas, con basa y capitel corintio, y entablamento con pináculos en los extremos que encierran la hornacina con una imagen de Ecce Horno. La capilla tiene retablo neoclásico, dos columnas y entablamento de orden corintio, que envuelven la imagen de la Divina Aurora sobre nube de ángeles y sol radiante a su espalda.» (3)

 

(1) Almanaque Eclesiástico de la Diócesis de Valencia, 1913. Valencia, 1913

(2) Severino Giner Guerri. Historia de Murla. Alicante, 1995.

(3) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004

 

 

Manolo Serrano, 21/09/2010

 

Manolo Serrano, 21/09/2010

 

Última actualización: 25/05/2017

 

Imagen Aleatoria

c00827.jpg