Iglesia de Santa María Magdalena

 

Benitachell está situado en el sudeste de la comarca de la Marina Alta, al norte de la provincia de Alicante.

 

«Población probablemente de origen árabe, el nombre de Beni Tagir, significaría familia de Tagir, quienes habitarían la alquería de su nombre. Esta alquería fue conquistada por Àlvar de Sapena, caballero de Jaime I, reconquistada nuevamente por los musulmanes, pasó a manos de los Templarios en 1256, recuperada de nuevo por los musulmanes y arrebatada definitivamente por dicho Àlvar de Sapena, quien fue su primer señor cristiano 1272. Formaba parte del término de Dénia, a la que estuvo unida durante toda la Edad Media, por lo que sus señores fueron los mismos de Dénia. Durante un tiempo perteneció a los Templarios, como donación del rey por los servicios prestados durante la conquista, pero pronto fue incorporada a la corona, y ya en 1323 Pedro de Aragón, hijo del rey Jaime II y padre del futuro cardenal Jaime de Valencia, fue el primer señor de Denia. En el siglo XV pasaría a manos de los Sandoval y Rojas. Diego Gómez de Rojas y Sandoval fue el primer Marqués de Dénia en 1475. Ellos y sus descendientes directos fueron señores de Dénia hasta la abolición del señorío en 1804, pasando el marquesado a la Corona.

 

Tras la expulsión de los moriscos de 1609, la alquería quedó despoblada hasta 1617. Desde ese año comienza una repoblación de mallorquines y catalanes; con la repoblación cristiana podemos suponer el nacimiento de un primer puesto estable de culto. En 1698 se crea Benitatxell como municipio independiente, con una población de unas 100 personas (22 casas). Se llama "Poble Nou de Benitatxell", porque fue el último en ser repoblado en esta comarca de La Marina.

 

La parroquia de Benitatxell estuvo servida por el clero de la población de Jávea (parroquia desmembrada de Dénia en 1316). Sus inicios parroquiales fueron humildes: una pequeña ermita, sin sacristía, sin tabernáculo, sin campanario ni siquiera de pared. Sólo se decía misa los días festivos y los de precepto, esto si el tiempo era favorable. Aún así, servía como lugar para la celebración de asambleas y asuntos públicos (tales como la reunión que en 1698 tuvo lugar para la erección del nuevo municipio).


En 1710 se destruyó la antigua ermita y se empezó a levantar el nuevo templo. La construcción fue muy lenta, sobre todo en sus inicios. Sin embargo, en 1733 Benitachell se convierte en vicaría con cura residente, lo que dio un gran impulso a la construcción del templo, porque en el acta de erección la universidad de Benitatxell se comprometía a hacer todas las obras necesarias para la conservación de la fábrica de la iglesia, así como una sacristía nueva. En este momento la población cuenta con 70 casas (más de 300 habitantes). En 1774 se finalizaba la construcción del nuevo templo.

 

El arzobispo Herrero la erigió en parroquia independiente en 1902. En 1906 se comenzó la ampliación y ornamentación definitiva del templo, que con los obstáculos naturales y humanos, se pueden considerar finalizados con la construcción de la actual fachada (1953) y la colocación del reloj del campanario (1961).» (1)

 

«Benitachell, es un lugar de 2000 habitantes, del arciprestazgo de Denia. Su nombre árabe indica su origen, que fué tal vez algún castillo, pues está sobre su altura, o una alquería de las muchas que habría por aquellos sitios en tiempos de la dominación mahometana, como lo expresan los siguientes nombres de partidas y montañas: Robait, Alcasar, Abiar, Benitachells, etc., donde había población hasta no hace mucho tiempo. En la casa ayuntamiento existe un cuadro con el escudo del lugar, en el que se dice: “La dominación sarracena, que tanto fomentó la comarca alicantina, fundó a Benitachell, siendo plaza importante del valiato de Valencia. Los caballeros templarios la reconquistaron, cayendo de nuevo en poder de los moros, que la poseyeron hasta el año 1256, en que las armas victoriosas del rey D. Jaime la tomaron definitivamente. Despoblada casi por completo, dicho monarca le dió el título de Muy Leal y el fuero de Valencia, repoblándose rápidamente de cristianos que volvieron a darle importancia. Fué más tarde del señorío de los duques de Medinaceli, que la poseyeron por donación de Pedro IV. En 1497, Los Reyes Católicos concedieron. Como a otros pueblos de la comarca, carta-puebla al Concejo de Benitachell, declarándolo enajenable de la Corona. Más tarde, y dividido el reino de Valencia en los dos bandos, uno afecto a la Casa de Borbón y otro a la de Austria, permaneció leal a la primera, otorgándole después, en 1717, D. Felipe V, dictado de fiel, y relevándole de gabelas e impuestos por espacio de cinco años. Por último, en la guerra de Independencia formó parte bizarra de las valerosas guerrillas alicantinas que sin descanso combatieron a los francesas en todo el territorio valenciano. Actualmente (año 1907) es una población de gran cultura moral y material progreso, debido a la gestión de sus autoridades locales”. Hemos transcrito lo anterior, por contener muchas noticias históricas que tal vez se podrán comprobar en alguno de los documentos contenidos en el volumen que se custodia en el archivo de su Ayuntamiento, titulado: “Autos del Ayuntamiento, Apeo y Deslinde del término del lugar de Benitachell, año 1773”. También se llama este lugar “Pueblo Nuevo”, porque por la fecha de la carta-puebla es el más nuevo de la Marina. En la finca Lluca, de la partida de este nombre, quedan vestigios de una torre árabe, y en varias roturaciones se han encontrado ánforas árabes, vestigios de cementerio y un collar o adorno de oro, de procedencia tal vez griega.

 

Nada sabemos de la primitiva iglesia. La actual se empezó en 1710, terminándose, acaso, en 1774, pues entonces consta que se blanqueó: es de estilo Renacimiento, y se ha ensanchado notablemente desde 1907 a 1914. La mayor parte de las imágenes son del escultor valenciano Ángel Portaño, que floreció en el siglo XVIII. La parroquia estuvo servida por el clero de Jávea hasta 1768, fecha en que empiezan los libros sacramentales. En 1902 se erigió en curato de entrada. […] El titular es Santa María Magdalena [...]» (2)

 

 

La iglesia es citada por Madoz. «iglesia (Sta. Maria Magdalena,) aneja de la de Jabea, y servida por un vicario nombrado por el paborde y clero de dicha villa.». (3)

 

Iglesia construida en el siglo XVIII, de planta de cruz latina, nave única con capillas laterales entre contrafuertes y cúpula de planta circular sobre un pequeño tambor iluminado con óculos y pechinas en el crucero. La nave central se cubre con bóveda de cañón sobre arcos formeros y lunetos. Todos estos elementos se encuentran decorados con motivos geométricos dorados, guirnaldas y casetones que complementan, desde el punto de vista ornamental al resto de elementos propios de la arquitectura clásica, tales como entablamentos, capiteles toscanos y corintios, frisos, etc. El altar mayor se cierra con un ábside cubierto con cúpula de cuarto de naranja. En la fachada aparece una torre de planta cuadrada y tres cuerpos que se sitúa retranqueada con respecto a la fachada retablo. Ésta presenta un remate en forma de frontón quebrado que culmina una composición jerarquizada sobre el acceso, el cual se enmarca entre dos pilastras con entablamento donde se sitúa la hornacina con un motivo escultórico. (4)

 

(1) Monumenta archivorum Valentina, V. Facultad de teología “San Vicente Ferrer”. Inventari dels arxius parroquials de la Marina Alta. Valencia 2004.

(2) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(3) Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar.

(4) Guía de arquitectura de la provincia de Alicante.

 

 

Manolo Serrano, 21/02/2013

 

     

Manolo Serrano, 21/02/2013                                                                      Manolo Serrano, 21/02/2013

 

    

Manolo Serrano, 02/11/2010                                                                     El arte de viajar

 

Última actualización: 10/01/2018

 

Imagen Aleatoria

c04763m.jpg