Iglesia de Santa Catalina Mártir

 

Senija es un municipio situado en el noreste de la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Alta.

 

«...De origen árabe, Sinhaga fue una tribu que poblaría la llanura al pie de la montaña y que luego sería Senija. Cuando la conquista de Jaime I, debemos suponer que el rey la daría a los nobles o a las órdenes religiosas. Tan sólo sabemos que los caballeros mercaderes Zapata eran los señores de Senija en el siglo XVII.


En
las listas tributarias de los recaudadores pontificios de 1279-1280, ya aparece, asimismo, el nombre de Senija, lo que puede indicar, muy probablemente, que por aquellos tiempos ya existía como parroquia; en ese caso sería también una de las primeras parroquias que se desmembraríade la matriz Denia. En todo caso fue anexo de Benissa hasta 1535, desmembrando de ésta y erigiéndose en rectoría de moriscos y poco después (1569) en parroquia. Cuando la expulsión de 1609 contaba con 40 casas de moriscos.

 

El actual templo fue construido sobre una antigua ermita, que en su momento sustituyó a la mezquita del caserío...». (1)


«...La población Senija que en sus orígenes eran unas alquerías, fue regalada por el Rey Jaime I a D. Pedro Arlandis Cortés el 13 de mayo de 1258. Con la conquista en 1244 de la población, por parte del rey conqueridor se suprime el culto musulmán y se instaura la religión cristiana. Así pues, se derrumba la antigua mezquita de grandes dimensiones y sobre ella se erige una pequeña ermita o capilla del siglo XIV.

 

En el año 1535 la población de Senija se erige en rectoría de moriscos y se estima que el término cuenta con unos 900 habitantes. En el año 1569 Senija está muy poblada y la ermita es ascendida a parroquia. Se derriba la antigua ermita del siglo XIV y se construye la nueva iglesia. Hoy en día aún podemos encontrar algunos pequeños vestigios de lo que fue la antigua mezquita...».(2)

 

«...SENIJA: Lugar con ayuntamiento de la provincia de Alicante…. Situado al pie de la montaña denominada Murtalet en la desembocadura de una garganta que forma diferentes ramales de elevados montes; le baten todos los vientos; su clima es templado y saludable. Tiene 110 casas, inclusas las del ayuntamiento y cárcel; iglesia parroquial (Santa Catalina Virgen y Mártir) servida por un cura de concurso general, y un cementerio; los vecinos se surten para sus usos de un pozo de agua viva y dos algibes de aguas pluviales...». (3)

 

«...Senija, Senitja, Cenija. Es un lugar de 820 habitantes, del arciprestazgo de Denia, con la categoría de curato de entrada, cuya iglesia está dedicada a Santa Catalina, mártir. Fue anejo de Benisa, de cuya parroquia se desmembró en 1535, erigiéndose en rectoría de moriscos, y en parroquia el 1569. En tiempos del Beato Patriarca, tenía 40 casas habitadas por moriscos. En el siglo XVII era de los caballeros mercaderes Zapatas. […] El actual templo parroquial, construido sobre el antiguo, que era una mezquita convertida en ermita, como lo indican algunos restos, es de construcción greco-romana, y fué restaurado en 1770 por el entonces párroco D. Juan Luis Jover. La imagen de la titular Santa Catalina, fué donación del barón de Senija D. Lorenzo Escribá, en 23 de noviembre de 1787, el cual había restaurado a sus expensas, en 1757, la imagen de Nuestra Señora de los Desamparados que había regalado D. Gaspar Bou Peñarroja, caballero de Nuestra Señora de Montesa. Es digna de mención una escultura de la Virgen de la Misericordia, tal vez del siglo XIV, la que procede, sin duda, de la primitiva iglesia...». (4)

 

«...Templo del siglo XVIII de planta rectangular de cruz latina con dos tramos de capillas laterales entre contrafuertes. La nave central se cubre con bóveda de cañón y lunetos sobre arcos fajones, apareciendo en el crucero una bóveda vaída que se repite, aunque con menores dimensiones, en el presbiterio. En el interior aparecen dos órdenes de pilastras compuesto para la nave mayor, que recoge un entablamento que recorre todo el espacio interior, y toscano en las capillas laterales. Los lunetos de la nave son ciegos, apareciendo un único hueco rectangular de iluminación en el imafronte. Los elementos ornamentales interiores se resuelven en códigos clásicos, utilizando para ello superficies blancas y filetes dorados. En el exterior se plantea una fachada resuelta de forma austera y desornamentada, con remate en forma de frontón triangular que anuncia la cubierta a dos aguas de teja y una serie de huecos superpuestos que señalan el acceso. Situada en un lateral aparece una torre de planta cuadrada y dos cuerpos en que se destaca volumétricamente del conjunto...». (5)

 

(1) Monumenta archivorum Valentina, V. Facultad de teología “San Vicente Ferrer”. Inventari dels arxius parroquials de la Marina Alta. Valencia 2004.

(2) Manuel Moragues Santacreu. Estudio histórico, artístico e iconográfico de Nuestra Señora de los Desamparados, Patrona de la Villa de Senija.

(3) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849. Tomo XIV. Págs. 170 y 171.

(4) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(5) Guía de arquitectura de la provincia de Alicante.

 

  

Manolo Serrano, 05/06/2011

 

   

Manolo Serrano, 05/06/2011                                                                     Manolo Serrano, 05/06/2011

 

Manolo Serrano, 05/06/2011

 

Joanbanjo, 07/12/2014

 

Última actualización: 31/01/2022

 

Imagen Aleatoria

c09994m.jpg