Ermita del Chorrillo (Pedreres Baixes)

 

«...La partida rural del Chorrillo se encuentra emplazada dentro de tres municipios alicantinos: Sax (Chorrillo Alto), Elda (Chorrillo Bajo) y Petrer (Pedreres Baixes). Ocupa una de las terrazas formadas por el minúsculo río Vinalopó, que, al mismo tiempo, la atraviesa de Norte a Sur. [...]

 

Este trabajo […] se centra en la localización y recopilación de datos sobre una pequeña ermita rural de la que no hemos podido encontrar ni restos ni emplazamiento exacto, pero, en cambio, es citada y descrita por diversos autores, los cuales han creado cierta confusión y hasta una posible duplicidad, como veremos más adelante.

 

El Chorrillo, al igual como otros caseríos de Petrer, tuvo su ermita, de la que lamentablemente no tenemos grabado alguno o dibujo. Fue construida por los moradores del lugar, probablemente durante los siglos XVII o XVIII, siguiendo los modelos valencianos de edificación. [...]

 

A continuación vamos a pasar a enumerar a todos aquellos estudiosos que aportan datos de interés para el estudio de este oratorio. La duda se plantea a la hora de emplazarla, y para ello acudiremos a las fuentes escritas. La primera noticia que hemos podido localizar sobre esta ermita nos la proporciona Montesinos (1), quien entre finales del siglo XVIII y principios del XIX recorrió los pueblos del obispado de esta gobernación. Al hablar de las ermitas de Petrer dice: “...Hermita de Santa Teresa de Jesús. Construida en la partida de este término llamada comúnmente Pedrera, como una hora de esta Villa de Petrer, mirando entre Poniente y Tramontana como en ángulo que forman las lindes con otros términos, aunque mediana es aseada y muy primorosa, todos los comarcanos profesan mucha devoción a la Santa quien se los paga con varios prodigios o milagros que continuamente hace a su favor...”.

 

Montesinos (1) también habla de las ermitas de la cercana villa de Elda en la misma crónica, y curiosamente cita una ermita rural en el Chorrillo: “...Hermita del Salvador. Esta mediana Hermita, titulada del Salvador, es rural, sin dotación, se fundó en el de 1728, en el partido llamado el Chorrillo, a expensas de sus Vecinos los labradores, a un cuarto de legua de la Villa, está bastante deteriorada...”.

 

Hasta aquí todo parece correcto. Se llega a pensar en la existencia de dos ermitas distintas. Ambas tienen diferentes advocaciones: una a Santa Teresa de Jesús y otra al Salvador. Las dos son de capacidad media, pero, mientras la primera es aseada y primorosa, la segunda está bastante deteriorada. La duda se presentará algunos años más tarde.

 

A primeros de octubre de 1816, el entonces obispo de Orihuela, Don Simón López Dionisio, envió a su secretario personal, Don Diego Flores Abellán, deán y canónigo de la iglesia colegial de Alicante, a realizar una visita a la villa de Elda para elaborar un inventario y estudio de la situación de los bienes eclesiásticos. Se llevó a cabo una visita a las ermitas rurales del término municipal, entre la que incluye a la ermita de Santa Teresa en el Chorrillo. Dada la enorme importancia que tiene para nosotros incluimos íntegro el informe de dicha visita:

 

...Hermita de Sta. Teresa. Se halla esta hermita distante como a una ora de esta villa, hacia la parte del norte en el Partido llamado del Chorrillo, y es de la pertenencia del Doctor Don Luis Bartolomé Rico de Petrel y de Juan Francisco e Ysabel María Ana García, y de los hijos y herederos de su difunto hermano Joaquín García; esta anexa a la casa de campo que poseen dichos hermanos, y procediendo el Señor visitador acompañado del Doctor Don Miguel Sempere Presbítero, y de mi el infraescrito Secretario a la visita e inspección de ella se halló lo siguiente:

 

  • El cuadro o lienzo de Santa Teresa de Jesús que es el que forma el Altar, descortezado, remendado e indecentísimo.
  • Mesa de Altar muy baja.
  • Frontal roto e indecente.
  • Ara muy retirada del Labio del Altar.
  • Tres toallas o paños de Altar.
  • Sacra y Evangelio de San Juan, sin lavabo, todo indecentísimo.
  • Cruz con pedestal, y otra sin crucifijo.
  • Dos cuadros laterales, el uno del Salvador y el otro al parecer de San Ingnacio de Loyola.
  • Las paredes de la hermita llenas de Estampillas y papeles de conclusiones, muy indecente todo.
  • Una casulla de raso encarnada con galón de plata falso, manípulo y estola, todo roto e indecente.
  • Cubre cáliz de damasco floreado roto y sin forro. Una bolsa para corporales de tafetán encarnada muy vieja e indecente.
  • Corporales de lino claro, tela de algodón.
  • Un Alba remendada rota e indecente.
  • Un amito de medio uso.
  • Un cíngulo indecente.
  • Tres purificadores.
  • Un paño de vinajeras remendado e indecente.
  • Una ventana con solo la reja sin tenerla de madera para poderse cerrar.
  • Las paredes y el techo de la hermita descortezado y sin enlucir.
  • La puerta rota e indecente. 

 

Visto el mal estado general de la hermita y que sobre ella se había construido una habitación, en contra del derecho, se recogieron los ornamentos, ara y demás enseres, decidiendo no habilitarla hasta que todo estuviera con la debida decencia y surtida de campana de la que carecía...”.

 

Creemos que los habitantes del Chorrillo debieron seguir las recomendaciones del señor visitador y proceder a reparar la ermita y subsanar todas las indecencias que tenía el pequeño oratorio, porque en 1849 ya es citada por Madoz (2): “...CHORRILLO: caserío de la provincia de Alicante, partido judicial de Monóvar, término jurisdiccional de Elda. Situado al Norte de la misma, y comprende 10 casas diseminadas, y una ermita, en la que se celebra misa algunas temporadas por los eclesiásticos que nombran y pagan los moradores. Para su gobierno hay una especie de alcalde pedáneo, llamado diputado de justicia. POBLACIÓN: 10 vecinos y 38 almas...”.

 

Por último, el escritor eldense Amat y Sempere (3), afirma: “...También hay otras tres ermitas en este término la de [¿?], en el partido del Chorrillo, bastante antigua, la de Los Dolores en el de Las Cañadas, y la de La Concepción en el de La Jaud, estas dos modernas, sostenidas las tres por la piedad y devoción de los dueños de sus respectivas haciendas...”.

 

Ignoramos los motivos que tuvo este estudioso hombre para dejar en blanco el nombre que tenía la ermita del Chorrillo, ya que probablemente tuvo que tener acceso al manuscrito de la visita del obispado de 1816, del que sabemos copió muchas referencias. Puede que tal vez dudase si la ermita estaba dedicada a Santa Teresa o al Salvador.

 

Candelas Orgilés (4), que ha estudiado las ermitas de la provincia alicantina con profundidad y conoce la obra de Josep Montesinos, cree que para esta capilla caben dos posibilidades: que se trate de diferentes ermitas o que, como era muy frecuentemente, se le cambiara el nombre.

 

En cambio, el escritor Vázquez Hernández (5), sitúa la ermita dentro del término sajeño, concretamente en una finca de la zona del Chorrillo que pertenece a esta población, que en 1761 era propiedad de Juan Torreblanca de Chico, en cuyo caserón tenía anexa una ermita, que fue absorbida por dicha edificación y de la que actualmente quedan una pequeña torrecilla y algunos arcos y molduras.

 

Nosotros, por nuestra parte, creemos que la ermita estudiada no se encontraba tan adentrada en Sax (los mojones del término se localizan en el cerro), y por otra parte, hasta 1836 Sax pertenecía al obispado de Cartagena, por lo que es difícil que el secretario del obispado de Orihuela visitara una ermita que en 1816 perteneciese a otra diócesis. Hasta las ediciones de las separatas de la Crónicade Montesinos de Petrer (1993) y de Elda (1997) nosotros también creíamos la versión de Vázquez Hernández, hoy suponemos que podía encontrarse junto aalguna de las casas de campo del pequeño cerro, muy cerca de los referidos mojones: ...mirando entre Poniente y Tramontana como en ángulo que forman las lindes con otros términos...

 

Sobre el cerro confluyen los tres términos municipales. Otro dato importante lo encontramos en la referida acta de 1816, donde el secretario Don Diego Flores Abellán indica la existencia en la ermita de Santa Teresa de ...dos cuadros laterales, el uno del Salvador y el otro al parecer de San Ignacio de Loyola.... Y después de esto podemos pensar que tal vez Montesinos (1) no visitara las ermitas que describe en su Crónica y se informase mal. Quizás un campesino le hablara de que la ermita estaba dedicada a Santa Teresa y otro le dijera que no recordaba el nombre, pero que allí había un cuadro del Salvador. Sabemos que el gramático oriolano (1) no era muy detallista. Dicho todo esto, creemos más en la observación del señor Candelas (4): ...que ambas pueden ser la misma...

 

Para concluir este trabajo, añadiremos que esta ermita (llámese de Santa Teresa de Jesús o del Salvador, encuéntrese en Petrer, Sax o Elda) ya no existe. Desapareció como fue su existencia, silenciosa, nadie la recuerda...». (6)

 

(1) Joseph Montesinos Pérez Martínez de Orumbella. Descripción Histórico Política y Geográfica del Ilustre Obispado de Orihuela. 1794-1798.

(2) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1847. Tomo VII. pág. 343.

(3) Lamberto Amat y Sempere. Elda. Alicante, 1875.

(4) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(5) Vicente Vázquez Hernández. Cronista oficial de la Villa de Sax.

(6) Juan Antonio Martí Cebrián. Petreraldia

 

Última actualización: 23/06/2020

 

Imagen Aleatoria

c10093m.jpg