Oratorio de Caseta Alonso

 

«...La finca, conocida como Caseta Alonso se encuentra a pocos metros de las casas del pueblo, muy próxima a las antiguas eras y, seguramente es la misma que figura originalmente como propiedad de Martín Aynat, y luego como casa de Don Isidro Alonso, de los Alonso que emparentaron con los Puig.

 

La primera referencia que encontramos sobre la existencia del oratorio de la Caseta Alonso es de 1784, en las actas de la visita pastoral a la parroquia de Agres. Por lo visto, hacía tiempo que existía este oratorio e incluso se encontraba un tanto descuidado, porque las conclusiones de la visita son duras: "...Oratorio de D. Fernando Alonso, en la casa de dicho Alonso, distante un cuarto de hora. Está profanado por indecente y en uno de los mandatos se acordará lo correspondiente: Prohibido celebrar..."

 

Transcurrido poco más de un siglo, en 1894, con nuevo dueño de la propìedad, mejoraron las condiciones, hasta el punto de que el mismo Arzobispo de Valencia, el Cardenal Dr. Ciriaco María Sancha, no sólo se hospeda en la casa, sino que "...administra el Sacramento de la Confirmación en el oratorio público Casa de Alonso, jurisdicción de esta iglesia parroquial de la villa de Agres, siéndo padrinos los dueños de la casa, vecinos de la ciudad de Alcoy y feligreses de la iglesia de San Mauro ...".

 

Esta propiedad fue una de las muchas que resultaron expropiadas en 1936, siendo profanada su ermita. Recuperada al término de la guerra civil, la ermita fue objeto de una adecuada restauración por parte de sus dueños, quienes obtuvieron del Arzobispado de Valencia, en 1947, "...autorización y licencia para que durante los meses de julio, agosto, septiembre y octubre del corriente año un sacerdote pudiera celebrar misa en el oratorio público de la finca Caseta de Alonso...".

 

Al año siguiente se volvió a solicitar parecida autorización mediante carta dirigida al Arzobispado de Valencia. Esta vez el Arcipreste de la zona envía un informe diciendo "...en el oratorio de referencia oyen misa los familiares del solicitante y colonos en número de 20 a 25. En esta casa pasó temporadas veraniegas el Excmo. Sr. D. Prudencio Melo, anterior Arzobispo de Valencia...". El Arcipreste de Cocentaina da su visto bueno favorable y, por supuesto, el sacerdote encargado de la Parroquia de Agres, Fr. Jaime Martí, franciscano.

 

Durante toda la década de los años cincuenta se continuó solicitando la autorización que puntualmente era concedida. La solicitud de 1951 dice "...con oratorio público desde tiempo inmemorial, que sirvió en el pasado siglo de lugar de veraneo del que fue nuestro Prelado y Cardenal D. Ciriaco Mª Sancha, quien proveyó al citado oratorio de múltiples privilegios,...". El P. Fr. Vicente Martínez, franciscano y sacerdote encargado de la parroquia de Agres, afirma "...que es verdad cuanto en ella expone...". En el año 1954 el escrito de Fr. Manuel Ferrándiz, sacerdote entonces encargado de la parroquia de Agres, va dirigido al Canciller Secretario D. Guillermo Hijarrubia Lodares, el cual puntualiza que últimamente "...siempre se la han concedido... y acerca del número de personas que oyen la misa en dicho oratorio suelen ser unas veinte...". En la solicitud de 1956 se recuerda que "...este servicio está a cargo de la Comunidad de Padres Franciscanos del Convento de Agres..., con el visto bueno del Cura de Agres D. José Mª Granell...". Durante la década siguiente se continuó utilizando la autorización que, tras la correspondiente solicitud, era concedida...».(1)

 

(1) Rafael Reig Bodí. Cronista oficial de la Villa de Agres. Publicado en El portal de la Sierra de Mariola.

 

Rafael Reig Bodí. Cronista oficial de la Villa de Agres. Publicado en El portal de la Sierra de Mariola.

 

manolo serrano, 03/05/2016

 

manolo serrano, 03/05/2016

 

Última actualización: 06/02/2022

 

Imagen Aleatoria

c05891.jpg