Cementerio Municipal Nuestra Señora de Loreto (Els Plans)

 

«...A principios de la década de 1920 existían dos graves problemas en cuanto a las prestaciones municipales básicas, que podían afectar la salud pública del municipio, el cementerio y el matadero, ambos al final de la calle popularmente denominada Carnisseria (1). El estado del cementerio, situado en el lugar en que hoy se encuentra la ermita de San Antonio era deplorable, no siendo factible efectuar nuevos enterramientos y por otro lado, había quedado prácticamente dentro del casco urbano.

 

Ante esta situación y las presiones que recibía el Ayuntamiento por parte de las autoridades sanitarias provinciales para que se procediera a clausurar el recinto, en 1924 se iniciaron las gestiones para conseguir un nuevo emplazamiento para este servicio municipal.

 

Después de muchas diligencias se encontró el lugar adecuado. Entre los puntos tratados en el pleno municipal celebrado el 20 de junio de 1924: “… por fin el Sr. Alcalde, ha conseguido encontrar un pedazo de terreno secano, plantado de almendros, de cabida de cinco a seis tahullas, situado en la partida de los Llanos de este término municipal, guardando las distancias reglamentarias del casco de la población...” “...que dicho terreno es propiedad de Dª. Pilar Berenguer Munllor” “...ha convenido en la compra del referido terreno por el precio ochocientas setenta y cinco pesetas...”.

 

El 22 de octubre de 1925 el Ayuntamiento publica el proyecto del nuevo cementerio municipal confeccionado por el arquitecto D. Juan Vidal y ofrece a los vecinos de Muchamiel la posibilidad de comprar parcelas y elegir el lugar que quieran. Éstas eran de tres clases; las de primera que costaban cien pesetas, las de segunda a setenta y cinco y las de tercera a cincuenta. Cada parcela tendría una extensión de nueve metros cuadrados.

 

El trazado del nuevo cementerio sigue los cánones de los construidos por este tiempo en Europa. La entrada al recinto estaba en la cara Oeste, se llegaba directamente por el Camí dels Plans y a los dos lados se disponía de una serie de dependencias sanitarias administrativas y de vivienda. El espacio interior es de planta casi rectangular distribuida en cuadrícula, que da como resultado un conjunto de calles lineales. Como anécdota histórica señalar que los nombres aprobados para rotular las nuevas calles, coincidían con muchas de las denominaciones del santoral católico que por esos años configuraban las vías urbanas de Muchamiel. Todavía hoy encontramos nombres como Sant Vicent, Sant Roc, Sant Pasqual, Sant Isidre, etc...que forman parte del casco urbano más antiguo de Muchamiel.

 

Si observamos el núcleo central del trazado, en medio encontramos un tramo dedicado a la patrona de la población, la Virgen de Loreto, y en las calles de al lado dos figuras femeninas, la Virgen del Carmen y Santa Bárbara. ¿Porqué estos dos símbolos femeninos en el cementerio?. La Virgen del Carmen porque tenía y tiene representación iconográfica en la iglesia de la localidad y es también protectora de las almas. Respecto a Santa Bárbara, además de abogada contra las tempestades, es para muchos católicos intercesora para no morir sin haber recibido los Sacramentos.

 

El 6 de agosto de 1927, festividad del Salvador, quedó inaugurado el nuevo cementerio. A la semana de su inauguración, se efectuó el primer enterramiento.

 

De la distribución ideal que se había planteado en principio, pocos elementos se hicieron a la hora de edificar. En 1945 se reformó el recinto, ampliando el grupo de nichos según las necesidades de la población. También se modificó el acceso de entrada, clausurando el existente y abriendo la vía principal por el Este, con entrada por la carretera que va de Muchamiel a Jijona. Por lo tanto la visión arquitectónica de hoy, 2014, nada tiene que ver con el proyecto que se ofreció al pueblo en 1925...». (2)

 

También es denominado como Cementerio Católico Municipal de Nuestra Señora de Loreto.

 

(1) Actualmente Calle del Salvador.

(2) Ajuntament de Mutxamel.

 

Manolo Serrano, 22/09/2020

 

Manolo Serrano, 22/09/2020

 

Manolo Serrano, 22/09/2020

 

Manolo Serrano, 22/09/2020

 

Última actualización: 17/01/2022