Capilla de San Pedro y Santa María Magdalena (Castillo de Cocentaina)

 

Según Fullana (1): «...Doña Beatriz de Lauria instituyó una Capellanía, bajo la invocación de San Pedro y Santa María Magdalena en la capilla del castillo de Concentaina. El sacerdote encargado de esta capellanía debía celebrar: los domingos, martes y jueves, en la capilla de dicho castillo; el miércoles, en la capilla de San Jorge de Penella, y el lunes, viernes y sábado, en la capilla de San Antonio Abad, instalada en el Palacio o Alcázar de la misma villa; y señalaba por dotación de dicha capellanía trescientos sueldos anuales, moneda valenciana.

 

Ordenaba también tres aniversarios en sufragio de las almas de sus padres, abuela y demás parientes suyos, guardando la forma siguiente: uno de ellos debía celebrarse, víspera de Todos Santos, en la Parroquia de Santa María de Concentaina: otro, en la capilla de San Antonio Abad del Alcázar de la misma villa, víspera de la festividad de este Santo y el tercero, víspera de San Nicolás, en la capilla de este mismo Santo. Al día siguiente de la celebración de estos aniversarios, disponía además, que se celebrasen por los sacerdotes seculares y religiosos, treinta misas cantadas al estipendio de doce dineros cada misa...».

 

«...Según Pere Ferrer Marset, “...la primera planta del castillo constaba de un patio de luces con algibe y dos aspilleras, a la derecha una habitación con dos aspilleras y una abertura rectangular en su parte alta a modo de ventana...”. Esta habitación perteneció a la capilla que había en el castillo.

 

El 2 de mayo de 1235, el rey Jaime II concede a Doña Beatriz de Llúria, hija de Roger de Llúria, el castillo y villa de Concentaina. La misma Doña Beatriz, en último testamento de mayo de 1334, entre otras cosas dice, que, “...es voluntad suya que se celebre misa domingo, martes y jueves en la capilla de San Pedro y Santa María Magdalena del castillo de Cocentaina, y que se mantenga para siempre un cirio de cera de tres libras en dicha capilla del castillo, así como dos arrobas de aceite para mantener una luz en dicha capilla...”.». (2)

 

(1) Lluis Fullana Mira. Historia de la villa y condado de Concentaina. Valencia, 1920.

(2) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la Sierra de Mariola.

 

L. Valero, 03/02/2008. Alicante vivo

 

Última actualización: 29/03/2022