Convento e Iglesia de San Gregorio

 

Según la cita de Madoz: “«..El [convento] de San Gregorio, de la órden de Descalzos de San Francisco ó alcantarínos, se encuentra á la distancia de 70 pasos de la ciudad, á la derecha del Segura, camino llamado de Urchillo, junto á la alameda del Chorro: se fundó en 1600 por el Beato Andrés Hibernon, y su edificio es bastante capaz, con muy buena iglesia que hoy se encuentra desmantelada, y convendria habilitarla para el culto. Sus religiosos asistían espiritualmente á una gran estension de Huerta, y tenian un hermoso y fértil huerto...». (1)

 

También encontramos una cita de Miró (2) sobre este convento cuando se refiere a las órdenes religiosas: “...Los franciscanos, fundados por San Francisco de Asís y establecidos en Orihuela en 1449 y con permiso oficial desde 1464. La rama reformada por San Pedro de Alcántara se estableció en la iglesia de San Gregorio en 1600...”.

 

«...Bajo la advocación de San Gregorio Taumaturgo, en 1600, siendo Romano Pontífice Clemente VII y Rey de España Felipe III, El Piadoso; el Prelado Fr. Acacio March de Velasco autorizó a los frailes descalzos de San Francisco (alcantarinos), para que fundasen en Orihuela.

 

La fundación del convento de San Gregorio Taumaturgo se realizó por Fray Gaspar Valera. El obispo de Orihuela, D. José Estevan Valentino concedió la licencia para que los referidos religiosos tomaran posesión.

 

...Consultados por entrambos Cabildos, Eclesiástico y secular, que vocación y fin se daría al convento, convinieron todos en que fuese el de San Gregorio Taumaturgo, Obispo y confesor, y que se edificara cerca de la orilla del Río Segura, fuera del antiquísimo Raval del Gran Padre de la Iglesia San Agustín, para que fuese amparo y defensa contra la grande, fuerza y, temibles inundaciones, que solían padecer de ordinario; y, así tomaron la deseada el día 22 del mes de Abril, en el ya referido año de 1600 con grande contento, y aplauso de toda la ciudad...”.

 

El beato Andrés Imbernon procedió a la fundación. En la barrera de Hurchillo, en tres casas situadas en un callejón del arrabal de San Agustín, destinado de momento una para templo, otra para portería y la tercera para convento, donde permaneció la comunidad religiosa durante dos años y medio mientras se edificaba un nuevo convento extramuros de la ciudad, gracias a las limosnas de los oriolanos. Las obras de acoplamiento y transformación comenzaron en 1601 y terminaron en 1608. El 29 de Septiembre de 1608 se bendijo el templo por el Obispo de Orihuela Fray Andrés Balaguer, habilitándose para el culto.

 

[…] En 1701, el convento fue gravemente afectado por una riada que casi lo arruina.

 

A mediados del siglo XVIII mantenía el convento 50 religiosos y ocho pretendientes. Por estas mismas fechas la Tercera Orden de San Gregorio..., edificó en él la Capilla de Nuestro Padre Jesús de la Caída, cuestión que originó un pleito con la congregación religiosa.

 

Durante la guerra de la Independencia se tomaron algunas medidas para fortificarlo, de acuerdo con el plan de defensa de la ciudad.

 

A mediados del siglo XIX fue desamortizado, pasando a ser propiedad particular. Posteriormente la iglesia volvió a dedicarse al culto convirtiéndose en sede de la Cofradía del Perdón tras su creación en 1927.

 

Durante la guerra civil la iglesia fue de nuevo cerrada al culto y convertida en parque de bomberos. En los años setenta (siglo XX) la iglesia fue derruida para construir en su solar y parte del solar vecino la Parroquia de San Vicente Ferrer...». (3)

 

(1) Pascual Madoz. Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Madrid, 1849. Tomo XII. Pág. 358.

(2) Gabriel Miró. El Obispo Leproso. Madrid, 1926.

(3) José Antonio Moya. 40º Aniversario de la Parroquia de San Vicente Ferrer.

 

Parroquia San Vicente Ferrer

 

Manuel Gallud, 23/09/1971. Colección García-Molina

 

Última actualización: 17/05/2022