Iglesia de Santa Bárbara

 

«...El topónimo Tárbena es el más antiguo del término. Aparece documentado por primera vez en el tratado de rendición del caudillo al-Azraq con el Rey Jaime I y el Infante Alfonso en el año 1244. En esta ocasión se refería al castillo de Tárbena, elemento que da nombre al territorio que estaba bajo su jurisdicción (el valle de Tárbena). También se llamaba así la población principal del valle que estaba dentro del castillo.

 

A raíz del establecimiento por carta puebla otorgada en 1280 de 40 familias cristianas en el castillo, la población mudéjar se trasladó extramuros, dentro de dos arrabales, no teniendo continuidad esta comunidad cristiana y la villa castral quedó despoblada en el siglo XIV.

 

Tras la expulsión de los moriscos el topónimo se identifica con Benitalfa, una de las alquerías del valle que fueron repobladas y que dio lugar al núcleo de población más importante, sede de la parroquia y el gobierno municipal...». (1)

 

«...Tárbena, Tárbana. Es el nombre de una villa de 1.600 habitantes, del arciprestazgo de Callosa de Ensarriá, con la categoría de curato de ascenso de segunda, cuyo titular es Santa Bárbara, que es la patrona, en cuyo honor de celebran fiestas del 4 al 6 de diciembre. En el acta de vasallaje que el célebre Al-Azrach hizo al infante D. Alfonso, hijo de Jaime I, el 16 de abril de 1244, figura entre otros el castillo de Tárbena, que fué donado algunos años después a Dª Berenguela, con la villa de su nombre. En Iº de febrero de 1274 pertenecía a Sibilia de Saga, y en 27 de febrero de 1297 lo tenía en feudo Berenguer de Capraria. Luego lo poseyó D. Bernardo de Sarriá, del que hizo donación al infante D. Pedro, con la aprobación de Jaime II, en 15 de octubre de 1322. Era castillo fuerte con su alcaide, y entre sus importantes ruinas se distinguen obras de varias épocas, señalándose en los detritus de sus faldas restos de cerámica roja pintada, sencilla, negra y abundantísima del periodo árabe. En su término se cuentas los despoblados y caseríos Mizep, Ráfol de Benisalem (Benisalim), Picasarri (Picasaries), Benichanca (Bichanca), Bancal Llarc, Sacos, Coll de Rates, Fontblanca, Casivañes, Parelles, Albicá, Rafalet y otros, que formaban en otro tiempo la vall de Tárbena. La población la constituyen dos núcleos de población, que antiguamente se llamaban Benicebel (Poble de Dalt) y Benitalhal (Poble de Baix)...». (2)

 

«...La expulsión de los moriscos en 1609, dejó casi deshabitado el término, que fué repoblado por mallorquines, en 1611.

 

El llamado Poble de Baix, Benitalfa, Benitallia, Benitalhal y Benitala, el más importante del valle y la base de la población actual de Tárbena, reducida en aquel tiempo, principios del siglo XVII, a poco más de lo que es al momento la Placeta Vella, contaba con iglesia y cementerio. Esta iglesia, edificada en 1589 con la advocación de Santa Bárbara, la misma que tenía la capilla situada dentro del castillo, sería derruida a principios del siglo XVIII y en el lugar que ocupaba, se levantaría en 1720 la actual, con la misma advocación.

 

La antigua iglesia se encontraba en la Plazuela Vieja y sobre sus cimientos se edificó la actual, acotada por detrás con cuatro casas de la ahora llamada calle de Santa Ana, según el capbreu (3) de 1749. Inmediatamente estaba el foso (cementerio viejo) y una era, y tenía vinculada una fuente (quizás la font del Garrofer). La memoria oral ha conservado el nombre de rincón de las Campanas para el punto en que se debía situar el campanario antiguo...». (4)

 

«...TÁRBENA: Villa con ayuntamiento de la provincia de Alicante…, situada en terreno bastante montañoso al Sureste del monte llamado Chortá, al Noroeste de Bernia y al Oeste de las Peñas de la Ombría, de los que dista sobre unas dos horas: reinan generalmente en el invierno los vientos del Norte, y los del Este y Sur en el estío; su clima es bastante frió, y las enfermedades mas comunes son las de carácter inflamatorio y entre ellas las apoplegias. Tiene 413 casas distribuidas en dos grupos llamados pueblo de arriba y de abajo, y en lo antiguo Benicebei y Benitalhal, que contenían 40 casas de cristianos nuevos, separados por la distancia de unos 400 pasos, siendo el principal de ellos el de abajo por estar menos elevado que el anterior: se reparten en 17 calles algo pendientes, una plaza situada en medio de la villa y dos plazuelas de poca importancia. Hay casa de ayuntamiento muy reducida; cárcel unida á la casa señorial; una posada cuyo usufructo sirve de dotación al alguacil; escuela de niños á la que concurren 46, dotada con 2,000 reales; iglesia parroquial (Santa Bárbara), de primer ascenso, servida por un cura de provisión ordinaria, cuyo edificio se principió en 1720 y concluyó en 1727, situada en el pueblo de abajo á consecuencia de haber mandado demoler el visitador eclesiástico en 1578 la iglesia de cristianos que fue mezquita en otro tiempo y se hallaba en la cumbre del monte de Santa Bárbara, dentro del castillo y fuertes llamados de Lalsaya, del que se conservan algunas ruinas; un cementerio al Sur de la villa distante unos 200 pasos, al pie del monte denominado la Montañeta, y una fuente pública de que se surten los vecinos para beber...». (5)

 

«...La actual iglesia en el lugar de abajo que, como se dice anteriormente, vino a sustituir a un primitivo templo de 1589 dedicado también a Santa Bárbara, emplazado en la placeta vella, que fue destruido a principios del siglo XVIII. La nueva iglesia es un templo de cruz latina, de planta rectangular con tres tramos de capillas laterales entre contrafuertes, comunicadas mediante arcos de medio punto y desde las cuales se accede a la sacristía y a la capilla de la Comunión. La nave central se cubre mediante bóveda de cañón sobre arcos fajones, iluminándose lateralmente mediante lunetos. En el crucero aparece una bóveda vaída que antecede al presbiterio, cubierto con bóveda de cañón. En el exterior aparece una fachada retablo con remate manierista y volutas laterales superiores, donde se simula mediante el revoco un despiece de sillares. El acceso queda señalado por un hueco elíptico situado sobre la portada, ejecutada mediante motivos neogóticos. En un lateral aparece una torre de planta cuadrada y dos cuerpos, el superior resuelto con ladrillo visto...». (6)

 

(1) Joan-Lluís Monjo Mascaró. Canvi y continnuïtat toponímica en un terme de repoblació moderna. El cas de Tárbena (segle XVII).

(2) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia 1922.

(3) Cabreve: Sustantivo masculino. Este vocablo de uso anticuado y que no aparece registrado en la RAE, usado en la comunidad autónoma de Aragón, se refiere al sustentáculo de la jurisdicción de las heredades que están sujetas al pago de los tributos del patrimonio real.

(4) Joan-Lluís Monjo i Mascaró. Els noms dels carrers de Tàrbena. Notes històriques.

(5) Pascual Madoz. Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus Posesiones de Ultramar. Madrid, 1849. Tomo XIV, pag. 604.

(6) Guía de arquitectura de la provincia de Alicante.

 

manolo serrano, 21/09/2010

 

manolo serrano, 21/09/2010

 

manolo serrano, 21/09/2010

 

manolo serrano, 21/09/2010

 

manolo serrano, 09/11/2016

 

manolo serrano, 09/11/2016

 

manolo serrano, 09/11/2016

 

manolo serrano, 09/11/2016

 

manolo serrano, 09/11/2016

 

manolo serrano, 09/11/2016

 

benjamin M.M. Panoramio

 

benjamin M.M. Panoramio

 

benjamin M.M. Panoramio

 

Última actualización: 02/02/2022