Ermita de Santo Tomás de Villanueva (Cap Negret)

 

«...La ermita de Sant Tomás está situada entre la Carretera N-332 y el trazado del ferrocarril en la Partida de Cap Negret. Es una capilla adosada a una vivienda de la familia Sevila, como indica Francesc Martínez (1920) ..se li fá la festa [Sant Tomás] en la seua ermita propietat de la familia Sevila, situada en Capnegret...; (...se le hace la fiesta [Santo Tomás] en su ermita propiedad de la familia Sevila, situada en Capnegret...).

 

En el libro número 12 de los Quinque Libri de la Parroquia de Altea aparece su bendición: “...El Dr. Vicente Castellá Presbitero Rector desta parro. Yglesia de la Villa de Altea certifico q en el día veinte y cinco de Junio de este corriente año de mil setecientos quarenta y seis pase de esta mi casa Abadía de Altea a la Heredad de Don Jerónimo Tous en la partida dicha de Cap Negret y bendecí la Hermita bajo la invocación de Santo Thomás de Villanueva...”. Es una de las más antiguas del término municipal y se presume que ya existía en 1696, vinculada a la familia Thous como capilla particular. Después se ofreció al culto público para los habitantes de la partida de Cap Negret.

 

A finales del siglo XVIII cambia de propietario y pasa a manos de Josef Sevila. En la actualidad es propiedad de Josefa Borja Peix.

 

La pequeña ermita en un principio estaba comunicada con la vivienda anexa. Ahora cuenta con un sólo acceso a un espacio reducido que obliga a seguir el culto desde el exterior.

 

La ermita de Sant Tomás es más bien un pequeño oratorio privado que como hemos visto está en servicio desde el siglo XVII. Quizás debiera estudiarse la posibilidad que este conjunto formara parte de la casa solariega de los Thous, o quizás fuera un resto de la casa que debieron tener en la zona las monjas Clarisas del convento de Xátiva, las cuales poseían un tercio de las rentas de Altea en época medieval, mientras que el resto iban a parar a Nicoluau Jamvila, que luego pasaron a la familia Rebolledo. En 1492 Guillem de Palafox i Rebolledo compró a las monjas el tercio correspondiente...». (1)

 

«...La ermita, adosada a la casa, es de reducidas dimensiones. La fachada, apenas visible por el emparrado, tiene puerta ojival y espadaña que repite la misma abertura. Nave única rectangular de 4,84 por 2,77 metros con dos ventanas en arco ojival a la izquierda; al parecer en la pared medianera con la casa había otra ventana para que los dueños pudieran asistir a los oficios a través de ella. Tiene un pequeño presbiterio elevado un escalón y retablo de piedra que forma marco a un cuadro de Santo Tomás de Villanueva, reproducción del que había hasta 1936. Restaurada en 1968...». (2)

 

«...Situado en el patio interior de la casa anexa a la ermita de Santo Tomás, existe un panel cerámico datado en el primer tercio del siglo XX, formado por 12 piezas, con un motivo de San Jayme...». (1)

 

(1) Ajuntament de l'Altea. Catálogo de Bienes y Espacios protegidos.

(2) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

 

manolo serrano, 19/11/2010

 

manolo serrano, 19/11/2010

 

manolo serrano, 19/11/2010

 

manolo serrano, 19/11/2010

 

Ajuntament de l'Altea. Catálogo de Bienes y Espacios protegidos.

 

Ajuntament de l'Altea. Catálogo de Bienes y Espacios protegidos.

 

Última actualización: 06/03/2022

 

 

Imagen Aleatoria

c10452m.jpg