Ermita de San Roque (L'Horta)

 

Se emplaza entre las partidas de La Huerta y Les Quintanes al Norte de Altea, a la derecha del río Algar, se accede por el camino de L'Horta. Nombrada por Figueras Pacheco (1) y Sanchis y Sivera (2).

 

«...Cuentan que, en el año 1840, dos marineros alteanos pescaron en la bahía de Altea una imagen, que al principio creían que era San Antonio Abad, pero una vez que la hubieron limpiado resultó ser San Roque. Ambos marineros acordaron celebrar una misa cada 16 de agosto, festividad de San Roque. Con el correr de los años la celebración se fue ampliando a una pequeña fiesta. Al fallecer los marineros, los vecinos de La Huerta, Les Quintanes y de Altea nombraron una comisión para continuar dicha fiesta que fue creciendo en popularidad formando una romería desde la casa que se guardaba la imagen, calle de San Antonio en Altea y la partida de Les Quintanes, de donde era el otro marinero que la encontró, y ante tal incremento se pensó edificarle una ermita al Santo, para lo cual se creó una Cofradía entre las dos partidas rurales...». (3)

 

«...A partir de 1850 los vecinos de l’Horta y les Quintanes decidieron construir una ermita en un terreno cedido por el tío Monjo, quién también donó la era para celebrar la fiesta. La ermita fue construida por José Llinares, que años después será maestro de obras de la Iglesia de Santa Ana en Altea La Vella. Para sufragar su construcción algunas familias costearon las capillas laterales dedicadas a San Luis Beltrán –posteriormente a Santa Ana-, Santo Domingo, San Antonio, San Matías y a San Juan.

 

La imagen del santo fue destruida durante la Guerra Civil y entre 1940 y 1941 se adquirió una nueva realizada en un taller de Valencia.

 

La campana de la ermita se adquiere en 1942 y en 1982 se compra una nueva. En 1953 se reconstruye el altar mayor y las capillas laterales. En 1970 se repara la fachada, el tejado y se coloca una cruz de hierro en la fachada. El panel cerámico de la fachada es de 1992, año en que, también, se construye la espadaña doble para instalar las dos campanas existentes...». (4)

 

«...Se trata de un edificio entre parameras, cuya fachada, orientada al mediodía, forma casi rectangular, con el lado superior elevado en el centro formando curva y amparando dos huecos en arco de medio punto con sus respectivas campanas. Junto a la puerta, en el lado derecho un retablo cerámico con la imagen de San Roque, al otro lado una larga cruz y en el centro un óculo oval en vertical. Enlucida en blanco.

 

Planta de una sola nave rectangular, mide 7,18 por 6,15 metros, con contrafuertes internos que determinan capillas de escasa profundidad; zona de presbiterio elevada un escalón y retablo de obra en el testero de tipo clásico rodeando la hornacina que contiene a San Roque. Por la izquierda se accede a la sacristía. Los contrafuertes tienen a la faz pilastras adosadas con capiteles de simples molduras, entablamento con cornisa de la que arranca una bóveda de cañón. Las capillas tienen arco de medio punto, bóveda de cañón y retablos también de orden clásico. La imagen primera de San Roque era al parecer de mármol; la realizada en su sustitución en Valencia, es una talla de madera...». (3)

 

(1) Francisco Figueras Pacheco. Geografía General del Reino de Valencia. Provincia de Alicante. Barcelona, 1911.

(2) José Sanchis y Sivera. Nomenclátor Geográfico-Eclesiástico de los pueblos de la Diócesis de Valencia. Valencia, 1922.

(3) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(4) Ajuntament de l'Altea. Catálogo de Bienes y Espacios protegidos

 

Ajuntament de l'Altea/Catálogo de Bienes y Espacios protegidos

 

Ajuntament de l'Altea/Catálogo de Bienes y Espacios protegidos

 

manolo serrano, 19/11/2010

 

manolo serrano, 19/11/2010

 

manolo serrano, 19/11/2010

 

manolo serrano, 19/11/2010

 

Última actualización: 06/03/2022

 

 

Imagen Aleatoria

c08891m.jpg