Ermita de San José (Molino de la Ciudad)

 

«...Ermita en la pedanía Molino de la Ciudad; se accede desde la carretera de Beniel; feligresía de Santiago.

 

Montesinos (1) la nombra, entre las del Término de Orihuela: “...Junto al Molino llamado de la Ciud. y cercano a su vereda, larga y frondosa q. atraviesa el Camino Real de Murcia caminando hacia poniente declinando algún tanto al Mediodía, cerca de la Villa de Beniel, y de la raya del Reyno de Murcia, a una media legua escasa de la dha. Ilma. y Muy Leal Ciud. de Orihª en el año de 1741 precediendo de la licencia del Ilmo. Sr. Dn. Juan Elias Gomez de Teran, dignísimo Obispo de esta Diocesis; para comodidad de la familia quando iban sus individuos a recrearse en el verano a sus haciendas, y huertos y por suplicas q. para ello hizieron vecinos labradores q. el Sr. Dn. Vicente Sanchez de Belmonte Noble Cavallero Regidor preferente de la Clase y Banco de Nobles, en territorio suyo fundo y erigio aseada y mediana Hermita con la advocación del dichoso Esposo de Maria Sma. El Patriarca San Josef [...] Se concluyo a primeros de Marzo de dicho año 1748 [...] Esta Hermita se hizo con pocos cimientos, y muy cerca del río por lo q. con sus avenidas padece mucho; [...] por lo q. [...] en Enero de 1810 a bastante distancia de la antigua y del río fabricaron otra sumtuosa Hermita, q. [...] es magnifica, primorosa grande y aseada, con primoroso Altar lleno de adornos la q. concluida en el día 17 de Marzo del mismo 1810...”.

 

No es de extrañar que a lo largo de dos siglos y medio, esta ermita sufriera cambios y transformaciones. El último dueño de la finca donde se sitúa la actual, Emilio Baldoses, donó la finca a los arrendadores que a su vez cedieron la ermita a la Iglesia.

 

El edificio destaca sobre la vegetación circundante; comprende la nave oratoria y sacristía. La fachada se orienta al Este, mirando a Orihuela; destacan en su parte superior, un airoso campanario y una espadaña vacía, como una ventana azul, unidos ambos por un frontón de perfil mixtilíneo en cuyo centro destaca un escudo nobiliario, único vestigio visible de su ranciedad. La puerta, retraída de la fachada, da lugar a un pequeño zaguán; sobre aquella, tiene un ventano semicircular. Revestimiento blanco y zócalo a incertum.

 

La planta de nave única rectangular, mide 16,12 por 5,74 metros, fue ampliada en la última reforma añadiéndose la parte del presbiterio. En el costado izquierdo se suceden ventanas y hornacinas; en el derecho, las ventanas se cegaron por la construcción anexa. El presbiterio, elevado un escalón, tiene el frontal cubierto de madera excepto un franja central, vertical y cóncava, de mármol rosado con las imágenes de Jesús Crucificado y de San José. Techo plano de escayola; sin embargo, la estructura externa del edificio, denuncia que se enmascara una bóveda con lunetos...». (2)

 

(1) Joseph Montesinos Pérez Martínez de Orumbella. Descripción Histórico Política y Geográfica del Ilustre Obispado de Orihuela. 1794-1798.

(2) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

 

manolo serrano, 21/02/2011

 

manolo serrano, 21/02/2011

 

Última actualización: 24/05/2022

 

Imagen Aleatoria

c09571m.jpg